entrega ACCIONES por sexto año consecutivo

Decathlon repartió un bonus de 6,3 millones de euros entre sus empleados este año

La cadena de material deportivo ha reducido un 33% la partida destinada a la provisión "Compartir" respecto al año anterior, aunque aumentó los beneficios un 0,32% en 2015

Foto: Decathlon premia a sus empleados en función de su productividad, permanencia y beneficios de la compañía.
Decathlon premia a sus empleados en función de su productividad, permanencia y beneficios de la compañía.

Han pasado seis años desde que Decathlon España permitió a su plantilla participar por primera vez en el crecimiento de la compañía. Y lo hizo a través del programa “Compartir”, un plan de incentivos vinculado a los beneficios y al compromiso de los trabajadores. La cadena francesa ha repartido este año 6,3 millones de euros entre los empleados que cumplieron los requisitos fijados en su memoria de cuentas anuales de 2015.

Las variables para calcular la cuantía de esta gratificación “voluntaria y temporal” son los resultados netos, la permanencia del trabajador en la empresa y su productividad. “Se asignan acciones a los empleados en la medida en la que estos hayan contribuido al resultado de la sociedad durante el ejercicio 2015”, señala el documento. La compañía confirma a este periódico que la entrega del citado importe tuvo lugar el pasado mes de junio, como estaba previsto.

“Nuestras acciones no cotizan en bolsa, por lo que el dato del valor es una información de carácter interno”, aclaran fuentes de Decathlon. No precisan cuántos empleados se han beneficiado del plan de incentivos al tratarse de un dato “confidencial”, si bien queda claro en la memoria anual que uno de los requisitos es haber permanecido en la empresa desde el 1 de octubre de 2014 hasta el 30 de junio de 2016, momento de la entrega. La plantilla en 2015 ascendía a 10.574 trabajadores frente a los 11.751 del año anterior.

No solo ha bajado el número de empleados. La dotación del plan de incentivos ha caído un 33% respecto al año anterior, cuando Decathlon España repartió 9,5 millones de euros. No obstante, los beneficios de la cadena especializada en material deportivo se han mantenido estables (+0,32%), hasta los 111,5 millones en 2015. Esta vez se ha distribuido un 5% del resultado neto de 2015 frente al 8% de 2014, el año en el que se concedió más dinero. El segundo ejercicio con un reparto más favorable para los trabajadores fue 2010: recibieron 7,6 millones.

Los mejores años para Decathlon España han sido los dos últimos. Tras dos ejercicios de caídas, la empresa remontó un 16,6% en 2014 al registrar un resultado neto de 111,1 millones de euros. Ha conseguido mantener ese nivel en 2015 tanto en términos de beneficios (111,5 millones de euros) como en facturación (1.577 millones, un 8,7% más respecto al año anterior), lo que no ha impedido que se produzcan cambios importantes en la plantilla.

Recortes de personal

La cadena francesa recortó un 10% su plantilla fija al pasar de 11.751 empleados en 2014 a 10.574 el año pasado. Los contratos temporales también han menguado. A cierre de 2015 había 4.475 efectivos respecto a los 4.659 del ejercicio anterior. La empresa habría ampliado las bases horarias de los trabajadores y aumentado el número de contratos a jornada completa, lo que justifica una reducción en el número de contrataciones.

Decathlon tiene sus cuarteles generales en la localidad francesa de Lille, donde prueba sus productos.
Decathlon tiene sus cuarteles generales en la localidad francesa de Lille, donde prueba sus productos.

La remuneración destinada al personal de alta dirección ascendió a 1,1 millones de euros en 2015, un 10,3% más respecto al año anterior. Los miembros del consejo de administración no han percibido remuneración alguna en concepto de participación en beneficios o primas.

¿Qué otras empresas premian a sus empleados?

En el mundo de la distribución, es habitual que las grandes empresas cuenten con planes de incentivos para los empleados que cumplen los objetivos de negocio. Un ejemplo es Mercadona, que repartió 277 millones de euros en bonus entre su plantilla en 2015. La empresa implantó esta política de retribución variable hace 15 años bajo la idea de que “para poder recibir, primero hay que dar”.

Otra muestra es El Corte Inglés, que también cuenta con un sistema de retribución variable ligado a objetivos de productividad. A mayores ventas, mayores ganancias para los trabajadores. Mención aparte merece Inditex. Hace un año, la compañía presidida por Pablo Isla creó un sistema de bonus extraordinario por el que los empleados con más de dos años de antigüedad pueden participar en el crecimiento de la firma tanto si cumplen objetivos como si no. Este plan se suma a los incentivos y comisiones por ventas que ya existían antes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios