según el contrato firmado entre las partes

Un fondo de Mónaco hace un agujero al bolsillo de Villar Mir por el crash de OHL

Tyrus Capital, que en octubre del pasado año compró el 8,3% de la constructora para ayudar a la familia a mantener el control, exige la cobertura por el hundimiento en bolsa

Foto: Juan Villar Mir y su padre Juan Miguel Villar Mir. (Reuters)
Juan Villar Mir y su padre Juan Miguel Villar Mir. (Reuters)

Lo que fue una solución de última hora para que los Villar Mir pudieran proteger el control de la joya de su imperio, se ha convertido ahora en una serpiente venenosa que amenaza con comerse todo el beneficio del holding familiar. Tyrus Capital, el hedge fund con sede en el Principado de Mónaco, que en octubre del pasado año ayudó al octogenario empresario y a sus hijos a mantener la mayoría del capital de OHL, exige a los constructores que le compensen por las pérdidas sufridas por el desplome de la compañía en bolsa.

Tyrus Capital entró en el capital de OHL en octubre del pasado año cuando los Villar Mir realizaron una ampliación a vida o muerte en la compañía de obras públicas y concesiones por 1.000 millones. La familia, que en esos momentos era dueña del 58,5% de la constructora, no disponía de dinero suficiente para aportar en la citada operación los casi 600 millones que le correspondían por su participación. Por ello, se buscó un socio, que inicialmente iba a ser la china NHA, la misma que invirtió en NH Hoteles.

Los propietarios de OHL le ofrecieron tomar el 9% de la constructora para poder mantener al menos el 50,01% del capital. Pero el grupo asiático, pocos días antes de cerrarse el periodo de suscripción de la ampliación, rechazó comprar ese paquete, valorado en 125 millones de euros. Ante el riesgo de que la operación fuese cubierta o que los derechos de la familia fuesen adquiridos por un inversor hostil en el mercado, Villar Mir pidió ayuda a Société Générale para encontrar una solución de emergencia.

La entidad francesa, muy próxima a la familia, gracias a la relación de Donato González con Javier López Madrid, le propuso vender ese casi 9% a Tyrus Capìtal, un fondo especulativo ubicado en el tradicionalmente conocido paraíso fiscal del Principado de Mónaco. Pero el contrato por el que el hedge fund compraba hasta 25 millones de acciones de OHL tenía unas cláusulas diabólicas que ponían de manifiesto la debilidad de la familia.

El acuerdo con el hedge fund contempla que la familia se hace cargo de las pérdidas en caso de caída de la cotización, como ha sucedido desde la ampliaciónSegún han reconocido fuentes próximas a los Villar Mir, el acuerdo contempla que en caso de caída de la acción, los constructores españoles se hacen cargo de las pérdidas y compensan al fondo por las minusvalías, mientras que en el caso de subida de la cotización, las dos partes comparten las ganancias. La evolución de OHL en bolsa ha sido terrorífica, puesto que desde el final de la ampliación de capital el valor se ha desplomado cerca de un 70%. La capitalización de la constructora ha pasado de los 2.500 millones que alcanzó tras completar la emisión, a los apenas 830 millones de la jornada de este martes.

Se come el beneficio de todo el holding

Tyrus suscribió el 8,3% a 5,02 euros por título, unas acciones que ahora se cambian a 2,7 euros, un 45% por debajo. La pérdida actual asciende para el fondo especulativo monegasco a al menos 56 millones de euros. Cifra que presuntamente es bastante mayor ya que el fondo tuvo que comprar los derechos, además de pagar la prima de emisión. Una cantidad que, en cualquier caso, debe de salir del bolsillo de la familia del marqués. Este importe es similar al beneficio que registró Grupo Villar Mir en 2015, ejercicio en el que ganó 60 millones sumando todos los negocios del holding: los fertilizantes (Fertiberia), materias primas (Ferroglobe), energía, inmobiliario (Espacio) y la propia constructora.

Según una presentación oficial de Grupo Villar Mir del pasado mes de junio, OHL representa el 60% de las ventas totales de la corporación, el 84% del Ebitda o beneficio operativo y el 90% del resultado consolidado. Teniendo en cuenta que las cuentas de la compañía cotizada se han hundido un 94% en el primer semestre del año tras reconocer casi una veintena de obras fallidas y, dado el correspondiente desplome de la acción hasta mínimos desde julio de 2003, los resultados del holding se presumen muy negativos.

Motivo por el cual, Juan Miguel Villar Mir, que en la citada presentación saca pecho de su independencia al asegurar que “ninguna institución, ni financiera ni de ningún otro tipo, es propietaria de una sola acción”, ha vuelto a sentarse a negociar con los chinos de NHA por tercera vez en busca de un ángel salvador.   

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios