el fondo controla ya el 58% de la concesión

Aberdeen toma el polémico Metro Ligero tras comprar a OHL el 28% del capital

La constructora española de la familia Villar Mir se ha quedado con un 23% de la concesión, que a partir de ahora estará controlada por la gestora británica

Foto: Metro Ligero Oeste. (EFE)
Metro Ligero Oeste. (EFE)

OHL ha alcanzado un acuerdo con la gestora de fondos Aberdeen Asset Managament para venderle el 28% del capital de Metro Ligero Oeste, la línea ferroviaria que une el acomodado barrio madrileño de Aravaca con los municipios de Pozuelo de Alarcón y Boadilla. La operación, que se firmará en los próximos días, ha sido autorizada por la Comunidad Autónoma de Madrid, que cuando estaba dirigida por Esperanza Aguirre le dio el contrato a la empresa gestionada por la familia Villar Mir por 600 millones de euros.

La constructora presidida desde junio por Juan Villar Mir de Fuentes tras suceder a su padre anunció a finales del pasado mes de febrero que había puesto a la venta esta participación, pero no identificó al comprador ni el importe. Según distintas fuentes, finalmente se ha decantado por la gestora internacional, que administra casi 400.000 millones de euros entre sus negocios de bolsa, renta fija, inmuebles y activos alternativos, como las infraestructuras.

OHL, que ha optado por quedarse con un 23% del capital del Metro Ligero Oeste, ha declinado hacer ningún comentario sobre la venta de este activo, que tiene valorado en libros en 555 millones. Esta inversión, inicialmente a un plazo de 30 años, se hizo con un préstamo de 475 millones, por lo que la compañía dirigida ahora por Tomás García Madrid habrá ingresado unos 304 millones por la venta del 28% de las acciones.

El presidente de OHL, Juan Villar Mir de Fuentes (i), junto al presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar.
El presidente de OHL, Juan Villar Mir de Fuentes (i), junto al presidente del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar.

La transacción se enmarca en la política de rotación de activos de OHL, que el pasado mes de marzo ya vendió a la propia Aberdeen su participación del 35% en la Línea 9 del Metro de Barcelona (Zona Universitaria-Aeropuerto). El holding de concesiones de los Villar Mir ingresó 42 millones de euros, tras descontar los 100 millones de deuda asociada. En 2015, la británica también le había comprado a la constructora el 20% que tenía en la Ciudad de la Justicia de L´Hospitalet de Llobregat.

La firma del acuerdo está previsto que se realice en breve después de obtener el visto bueno del Gobierno de Cristina Cifuentes, que ha seguido muy de cerca esta operación. Tras su autorización, Aberdeen se convierte en el primer accionista, al controlar ya el 58% del capital, en tanto ya atesora el 30% que estaba en manos de Ahorro Corporación. En el capital también están el fondo canadiense Bastión y la aseguradora Allianz, que en 2015 tomaron el 19% propiedad de la constructora catalana Comsa Emte.

Una concesión delicada

El Metro Ligero Oeste ha sido siempre una obra rodeada de polémica. Inaugurada a bombo y platillo por Esperanza Aguirre en 2007, se alumbró con el objetivo de facilitar el transporte público entre Pozuelo, Boadilla y los barrios de Aravaca y Aluche. Pero el estallido de la crisis provocó que el número estimado de viajeros que utilizan este tren estuviese muy por debajo de las previsiones con la que se había calculado la rentabilidad de la concesión para OHL. Al haber menos usuarios, los ingresos no cubrían el coste del préstamo solicitado para la construcción ni el beneficio previsto, por lo que los Villar Mir pidieron lo que se conoce como el reequilibrio financiero de la concesión.

El Gobierno madrileño del PP compensó a la constructora por la diferencia, tal y como le había firmado en el contrato, por lo que tuvo que comprar billetes fantasma por 64,68 millones de euros para que la inversión fuera rentable para OHL y el resto de accionistas iniciales. Este año, el juez Eloy Velasco que instruye el caso Púnica puso este contrato bajo la lupa para investigar si Francisco Granados, primero, y María Dolores de Cospedal, después, favorecieron a esta compañía en la adjudicación en enero de 2005. OHL siempre ha defendido la legalidad de esta obra, pese a lo cual el juez imputó a Javier López Madrid por el presunto pago de comisiones ilegales al PP de Madrid.

La Audiencia Nacional también investiga la concesión del tren que une Móstoles con Navalcarnero, obra por la que OHL reclama 285 millones a la Comunidad de Madrid y cuya concesionaria se declaró la semana pasada en concurso de acreedores ante su inviabilidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios