Es noticia
Menú
Bankinter entra en la financiación de suelo tras descartar el ladrillo durante la burbuja
  1. Empresas
asegura que asume un riesgo mínimo

Bankinter entra en la financiación de suelo tras descartar el ladrillo durante la burbuja

Bankinter, el banco que salió mejor parado del estallido de la burbuja al haberse mantenido al margen del ladrillo, ha entrado ahora en la financiación de suelo para promociones

Foto: Foto: Bankinter.
Foto: Bankinter.

Estamos en el año 2008 después de Jesucristo. Toda la banca se ha lanzado con fruición a financiar la promoción inmobiliaria… ¿Toda? ¡No! Un banco irreductible resistió todavía y siempre a la tentación del ladrillo. Hasta ahora. Bankinter, la entidad que decidió quedarse fuera de la vorágine de la construcción y aceptar unos márgenes muy inferiores al resto (lo que le costó el puesto de CEO a Jaime Echegoyen) y que, gracias a ello, se salvó de la debacle posterior, ha dado un giro de 180 grados y ha empezado a financiar suelo para promoción.

Así lo reconoció en un reciente foro sectorial Sebastián Ojeda, responsable del área inmobiliaria de Bankinter. Según explicó, "fuimos los primeros en dar financiación hipotecaria después de la crisis y ahora también estamos financiando suelo para promover". Ahora bien, el banco no se ha lanzado a este nuevo negocio a lo loco: el crédito se sitúa entre el 30% y el 35% del valor del suelo y "sin asumir riesgo de licencia y contando con un test de preventas", es decir, solo cuando tienen seguro que el suelo es urbanizable y ciertas garantías de que la promoción se va a vender.

Un portavoz de la entidad matiza que la financiación del suelo no es una línea de negocio sino que se realizan operaciones puntuales que representan menos del 2% del riesgo total con clientes. Ojeda añadió que en muchas de estas operaciones van de la mano de fondos, que se han convertido en los principales inversores en el mercado inmobiliario español, con los que están entrando en los sectores logístico, de oficinas y residencial. También invierten en centros comerciales con créditos por debajo del valor, aunque pueden llegar al 100% si la "inversión es potente".

Hay muchos compradores para pocos vendedores

"No decimos que no al riesgo, sino que buscamos fórmulas imaginativas para minimizarlo", explicó este directivo, que añadió que y siempre buscan estar alineados con el fondo. En todo caso, supone un cambio radical en este nuevo Bankinter que gestiona Dolores Dancausa, la sustituta de Echegoyen.

La visión del mercado que tiene la entidad es que hay mucha liquidez y mucha presión compradora, pero los vendedores son los que han frenado las operaciones porque esperan que se despejen las incertidumbres (formación de Gobierno en España, consecuencias del Brexit) para maximizar los precios. "Los fondos se quejan de que no hay producto donde invertir", asegura este ejecutivo.

A esto se suma que las socimis no tienen capacidad para seguir comprando, a su juicio. Su conclusión es que va a ser difícil que 2016 supere a 2015, que fue un año récord de operaciones, aunque si la situación política en España se resuelve pronto, la parte final del año puede suponer una reactivación del mercado.

Estamos en el año 2008 después de Jesucristo. Toda la banca se ha lanzado con fruición a financiar la promoción inmobiliaria… ¿Toda? ¡No! Un banco irreductible resistió todavía y siempre a la tentación del ladrillo. Hasta ahora. Bankinter, la entidad que decidió quedarse fuera de la vorágine de la construcción y aceptar unos márgenes muy inferiores al resto (lo que le costó el puesto de CEO a Jaime Echegoyen) y que, gracias a ello, se salvó de la debacle posterior, ha dado un giro de 180 grados y ha empezado a financiar suelo para promoción.

Noticias de Bankinter Jaime Echegoyen María Dolores Dancausa Jaime Botín Promotores inmobiliarios Mercado inmobiliario
El redactor recomienda