mientras la empresa se desangra

Los Dolset y los Lara se enzarzan en graves acusaciones en la junta de Zed Worldwide

La junta de accionistas de la empresa de tecnología, en grave riesgo de suspensión de pagos, ha puesto de manifiesto la guerra abierta entre ambas familias

Foto: Javier Pérez Dolset. (Grupo Zed)
Javier Pérez Dolset. (Grupo Zed)

Pocas veces empresarios de primer nivel, como la familia Pérez Dolset, los Lara, Juan Abelló y Lalo Azcona, además de varios fondos institucionales americanos, han escenificado una batalla tan cruenta como la que se ha vivido este miércoles en la junta general de accionistas del Grupo Zed. Las acusaciones de deslealtad, actidud hostil y contraria al interés general de los negocios han sido algunas de las perlas que los miembros del consejo de administración de la empresa de tecnología se han dispensado, en un acto en el que el Grupo Planeta había pedido la cabeza del consejero delegado, Javier Pérez Dolset.

La junta ha decidido la continuidad del primer directivo, que ha sido respaldado por el 75% del capital. Tan solo se ha opuesto el 'holding' de la familia Lara, dueño de Antena 3 y Onda Cero, entre otros medios de comunicación de gran repercusión. La petición de los Lara ha sido denegada gracias a la aportación de un certificado de Peter Wakkie, el administrador de Zed+, la sociedad holandesa matriz de Zed Worlwide, que ha apoyado a los Dolset pese a la propia batalla interna que esta familia tienen también con varios accionistas rusos presentes en su capital.

El discurso de Pérez Dolset, que no ha asistido a la junta y ha cedido su poder a un abogado, ha sido muy expresivo, al señalar que la labor del consejo durante los últimos años "ha sido especialmente difícil en gran medida debido a los continuos ataques a la misma y, en general, a cualquier acto corporativo tanto de este consejo, como de la junta general, que se han recibido y se siguen recibiendo del accionista Grupo Planeta". El representante de consejero delegado ha calificado de "hostil" la actitud del 'holding' de los Lara, dueños del 20% del capital de Zed Worldwide, una postura que ha sido "condenada enérgicamente por parte de consejeros independientes que fueron designados para defender los derechos de los accionistas minoritarios".

José Manuel Lara García-Píriz, primogénito del empresario y editor de Planeta José Manuel Lara Bosch. (EC)
José Manuel Lara García-Píriz, primogénito del empresario y editor de Planeta José Manuel Lara Bosch. (EC)

Ante las protestas de Luis Elías, uno de los hombres de confianza de la familia catalana, la voz de Pérez Dolset ha aseverado que su comportamiento ha sido "injustificado, abusivo, interesado y gravemente dañino para el interés social". Una sentencia con la que ha diferido notablemente el representante de Planeta, cuya gestión ha sido muy criticada por el resto de accionistas por "incumplimiento de sus obligaciones de lealtad". Los consejeros del grupo editorial fueron expulsados del consejo y sus vacantes no han sido cubiertas, ya que el dueño de Antena 3 y Onda Cero ha declinado la invitación del consejo a suplirlos.

Una decisión que, en opinión de Zed Worldwide, "mal se compadece" con la queja de falta de información y de falta de transparencia, ante "el rechazo continuado a formar parte del órgano de administración". Una coyuntura que para los Dolset, respaldados por Juan Abelló, accionista de la compañía, es interpretada como que "el interés del Grupo Planeta no es la buena marcha de los negocios sociales, sino contar con elementos que permitan seguir atacando a la sociedad".

Las acusaciones de deslealtad y actidud hostil han sido algunas de las perlas que los miembros del consejo de administración se han dispensado

La retahíla de recriminaciones no termina ahí. Porque el discurso de la familia fundadora de Zed, en que la compañía con sede en Barcelona entró en 2006 al desembolsar 150 millones por el 25% del capital, incluye las quejas por "los más de 100 burofaxes y/o correos electrónicos" que los Lara han enviado al consejo de administración, además de "impugnar sistemáticamente la práctica totalidad de los acuerdos adoptados por la junta general, manteniéndose abiertos actualmente litigios entre dicho accionista y la sociedad".

El rescate chino

Los Dolset describen que esta posición guerrera se debe a los supuestos problemas financieros de Hemisferio, el 'holding' familiar de los empresarios catalanes, tras su fallida inversión en Banco Sabadell, donde ha llegado a perder más de 400 millones de euros. "Este comportamiento se inició en el año 2011, fecha en que los bancos financiadores de Planeta compelieron a esta a desinvertir de activos no esenciales, en el marco de una operación de refinanciación de la deuda de dicho grupo", explican. Una refinanciación que llevó a la compañía a poner su 25% en ZED activo disponible para la venta, "desinteresándose del curso de los negocios y adoptando una actitud que bien parece seguir a rajatabla el manual del accionista incómodo”.

Pese a este enfrentamiento tan sangriento, la junta de accionistas ha conseguido aprobar las cuentas de 2014, que aún estaban sin ser ratificadas. Un ejercicio en el que la empresa de contenidos para móviles perdió 44 millones de euros. Las de 2015 no han podido ser revisadas, puesto que el registro mercantil deberá designar un auditor externo. Pero el año también se despidió con minusvalías próximas a los 20 millones. Una situación que, de no resolverse con la próxima entrada de un socio -la china Down Galaxy ha presentado una oferta para tomar la mayoria-, llevará a Zed Worlwide a presentar concurso de acreedores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios