tras una cruenta batalla entre accionistas

La china Galaxy compra Zed+ y saca a los Dolset y a Abelló del concurso de acreedores

La multinacional china de las telecomunicaciones compra el 75% del grupo español, en situación de preconcurso de acreedores por los problemas derivados con sus socios rusos

Foto: Javier Pérez Dolset. (Grupo Zed)
Javier Pérez Dolset. (Grupo Zed)

Tras muchos meses de arduas conversaciones, la compañía de telecomunicaciones Dawn Galaxy International LTD ha alcanzado un acuerdo para adquirir Zed+, una de las empresas tecnológicas españolas más punteras, en serios problemas financieros por su exposición a Rusia. El grupo asiático se quedará con el 75% de las acciones de la sociedad que hasta la fecha estaba controlada por la familia Pérez Dolset y participada por Torreal, Planeta, Banco Santander y un socio ruso que ha resultado todo un fiasco.

La operación supondrá la inyección de dinero nuevo de 150 millones de euros por parte de Dawn Galaxy, que además aportará sus activos a Zed+ para crear una sociedad valorada en unos 500 millones de euros. La transacción cuenta con el apoyo de la banca, que acepta una quita del 70% sobre un préstamo de 140 millones. Entre las entidades financieras acreedoras, destacan la posición de BBVA, HSBC, ING, el propio Santander y Alfa Bank, un banco ruso propiedad de Mihkail Fridman, el 'partner' fallido de los Dolset.

El acuerdo, pendiente de los últimos detalles para la firma en próximos días, permitirá a Grupo Zed salir del preconcurso que solicitó en enero para protegerse de las guerras internas del Grupo Planeta y de Fridman con el resto de los socios, como el multimillonario español Juan Abelló (Torreal) y Ana Botín (Banco Santander). Al pedir la protección judicial, la compañía evitó las maniobras de su 'partner' de Europa del Este, que en febrero de este año fue multado por la Justicia estadounidense con el pago de 800 millones de dólares por corrupción y sobornos.

La banca, entre la que se encuentran BBVA, Santander, HSBC, ING y el ruso Alfa Bank, ha aceptado una quita del 70% para evitar el concurso de acreedores

El plazo para evitar la caída en concurso de acreedores expiraba en breve, por lo que las conversaciones entre los Dolset, Abelló y Santander se han acelerado en las últimas horas para salvar la compañía e iniciar una nueva fase de expansión. La operación ha contado con el asesoramiento de Alvarez & Marsall, la firma mundial especializada en reestructuraciones que ayudó al Gobierno a la reconversión del sistema financiero español y que ahora está implicada en la salvación de Abengoa.

Una vez que se rubrique el acuerdo, Dawn Galaxy se quedará con el 75% del capital, mientras que los antiguos socios mantendrán el 25% restante. Actualmente, Zed+ está controlada por los Dolset, con el 35% de los títulos en circulación, seguido por los rusos beligerantes, con un 31%. Torreal, el vehículo financiero de Juan Abelló, es dueño de un 10%, el mismo paquete que tiene el fondo estadounidense Veronis, mientras que el restante 15% está en manos de inversores minoritarios. Planeta, que impugnó la creación del 'holding' en Holanda, mantiene un 20% de la filial española, la cual forma parte del conglomerado domiciliado en Holanda. La cruenta batalla, con demandas en los tribunales favorables a Abelló y a los Dolset, ha impedido a la compañía aprobar las cuentas de 2014. 

La compañía, que llegó a ser valorada hace apenas dos años en cerca de 1.000 millones, se ha tasado ahora en apenas 250, incluidos los 140 de deuda. ¿Cómo se explica tal diferencia en tan poco tiempo? La justificación es que el desembarco de los inversores moscovitas, que llegaron a comprar el 31% del capital del 'holding', llevó a Zed a centrarse en el mercado ruso. Pero el desplome del rublo, acompañado de la caída del precio del petróleo, ha llevado al país a una profunda recesión, lo que ha provocado un vuelco total en las cifras de la compañía española. De hecho, el beneficio operativo ha pasado de rondar los 100 millones en 2013 a caer hasta poco más de 50 millones.

Pérdidas para todos

Escena de 'Planet 51'.
Escena de 'Planet 51'.

A esta caída del resultado se suman las disputas accionariales de los Pérez Dolset, los fundadores de Zed, conocidos por haber sido pioneros en el desarrollo de videojuegos -'Commandos'- y películas animadas -'Planet 51'-, con el resto de socios. En especial, con algunos de los inversores rusos y con Planeta, con los que se han cruzado demandas por presunto fraude de ley. Del 31% que adquirieron los accionistas de Europa del Este, un 5% lo compró Mikhail Fridman, uno de los hombres más ricos del mundo y alineado inicialmente con los Dolset, mientras que un 26% está en manos de otros socios que entraron en colisión con la familia fundadora al poco de alcanzar el acuerdo.

La conclusión es que la valoración ofertada por Dawn Galaxy supondrá fuertes pérdidas para los accionistas actuales, algunos de los cuales llevan más de 10 años en el capital de Zed. Basta con decir que Planeta llegó a desembolsar 150 millones por el 25% en 2008, si bien su participación se redujo al 13% tras el desembarco de los socios rusos. Una entrada que se hizo con el visto bueno de Juan Abelló, Banco Santander y el fondo americano Veronis.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios