Ha negociado con varios fondos

Levitt cuelga el cartel de 'se vende' en plena fiebre por las inmobiliarias 'premium'

La compañía, una de las más sólidas del país en el segmento de viviendas de lujo, ha decidido cambiar de dueño y ha negociado ya con varios fondos extranjeros su traspaso

Foto: Cartel promocional de una vivienda de Levitt
Cartel promocional de una vivienda de Levitt

El mundo de la vivienda de lujo empieza a resurgir de sus cenizas y los grandes inversores internacionales están deseando beneficiarse de esta ganancia, ya que el negocio residencial es uno de los pocos activos donde se puede comprar barato en medio de unos mercados cargados de burbujas, tanto en la renta fija como en la variable.

Esta perfecta conjunción de los planetas, unida a la falta de recursos financieros de la que siguen adoleciendo los pocos promotores nacionales que han resistido en pie, ha encendido la mecha para que cuelguen el cartel del 'se vende' algunas de las promotoras más elitistas del país, como ya se ha visto con La Finca o Aelca.

La última en sumarse a esta tendencia ha sido Levitt, uno de los grupos inmobiliarios más sólidos del panorama nacional, que siempre ha huido de las burbujas, y que se ha granjeado su buena fama levantando edificios de oficinas de primera calidad y viviendas de lujo

Promoción de Levitt.
Promoción de Levitt.

Según ha podido confirmar El Confidencial con varias fuentes conocedoras, la compañía ha mantenido conversaciones con varios fondos extranjeros para cerrar su venta, operación que ha estado en fases muy avanzadas, al menos, hasta en dos ocasiones, pero las exigencias de precio del vendedor, que podrían rondar los 200 millones, han terminado echando por tierra la firma definitiva, la última, hace apenas dos semanas.

Lejos de tirar la toalla, la compañía continúa buscando un comprador que quiera hacerse con las importantes bolsas de suelo que tiene en elitistas localidades como Alcobendas, Majadahonda, Las Rozas, Las Matas o Boadilla del Monte y en zonas norte de Madrid capital. Con un patrimonio neto de 163 millones y unas ventas de 36,8 millones al cierre de 2014, último ejercicio con cifras oficiales, la compañía también ha sido víctima de la crisis y lleva cuatro años arrojando pérdidas.

En octubre de 2014, Levitt vendió su división de oficinas a Merlin, y pocos meses después falleció el fundador del grupo, José María Bosch Aymerich

De hecho, como todos los protagonistas de su sector, también ha tenido que recurrir en el pasado a las ventas de activos, y en octubre de 2014 traspasó a Merlin su negocio patrimonial, formado por cinco edificios de oficinas en el madrileño barrio de Sanchinarro, por 130 millones de euros, operación que le reportó unas plusvalías de 35 millones.

Foto de archivo de Bosch Aymerich. (Página corporativa)
Foto de archivo de Bosch Aymerich. (Página corporativa)

Apenas cuatro meses después, la compañía se enfrentó al fallecimiento de su fundador y primer accionista, José María Bosch Aymerich, que murió sin herederos directos, lo que ha hecho que se especule con que el grueso de su patrimonio terminará siendo legado a la fundación privada que lleva su nombre. Su desaparición ha sido el detonante último, según las mismas fuentes, de que se haya puesto en venta la compañía.

Los orígenes de Levitt se remontan hasta el año 1929, el otro gran 'crack' de este siglo, cuando nació como promotora de residencias de lujo en Nueva York. Nada más alcanzar la mayoría de edad, en 1947, marcó un hito con la construcción de una ciudad de casas unifamiliares que lleva su nombre al otro lado del Atlántico, Levittown.

Fue en 1971 cuando la compañía aterrizó en España de la mano de José María Bosch Aymerich, que unió los dos apellidos en la denominación social de la empresa: acababa de nacer Levitt-Bosch Aymerich, SA. Aunque sus primeros años de actividad se concentraron en urbanizaciones residenciales del norte de Madrid, en la década de los ochenta dio el salto a Barcelona, donde cuenta con proyectos tan emblemáticos como la Villa Olímpica de Prensa de Montigalà, en Badalona, que durante los Juegos Olímpicos de Barcelona'92 alojó a los medios de comunicación.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios