Es noticia
Menú
El BdE suaviza la nueva circular de provisiones para no presionar más a la banca
  1. Empresas
se ha publicado en el boe este viernes

El BdE suaviza la nueva circular de provisiones para no presionar más a la banca

La nueva circular de provisiones bancarias ya está aquí. El sector la temía, pero al final es menos fiera de lo que se esperaba: mantiene el principio de pérdida esperada

Foto: El gobernador del Banco de España, Luis María Linde./EFE
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde./EFE

La nueva circular de provisiones, que modifica el sistema mediante el que los bancos deben analizar y cubrir sus riesgos de crédito, ha visto la luz este viernes. Aprobada por el Banco de España (BdE) y publicada ya en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la puesta a punto de esta norma contable ha sido finalmente menos fiera de lo que se temía el sector financiero. En un momento en el que el negocio bancario ya está presionado por los bajos tipos de interés, la regulación y la llegada de competidores digitales, la entidad gobernada por Luis María Linde no ha querido añadir otro foco de inquietud adicional.

El texto conocido este viernes suaviza dos de los principales temores con los que la banca ha asistido a la preparación de esta circular. El primero se refiere al principio que rige la necesidad de haber coberturas. Cuando se empezó a trabajar en el documento, llegó a estar sobre la mesa la posibilidad de que el BdE estableciera que seempezara a aplicar ya el criterio de pérdida esperada-sin necesidad de que se haya producido-en sustitución del vigente de pérdida incurrida-cuando ya ha ocurrido-.Sin embargo, en el transcurso de las conversaciones con el sector esta opción fue descartándose, tal como se empezó a manifestar ya en el borrador de enero y como ha acabado ocurriendo finalmente. El supervisor aclara en este sentido que no es posible aplicarlo en estos momentos porque no hay reglamento europeo para sustentarlo. Pero no habrá que esperar demasiado para ese cambio, puesto que el principio de pérdida esperadasí será obligado a partir de2018 para armonizar las normas contables españolas con el nuevo estándar contable (NIIF9), que sustuirá alactual (NIC39).

Y el segundo temor se refería alcalendario.En un principio, se había manejado la posibilidad de que la circular entrara en vigor en junio, pero finalmente, y tal como se había ido matizando en las conversaciones del BdE con el sector,lo hará en octubre.

Etapa intermedia hasta 2018

En concreto, el Banco de España ha revisado el anejo IX de la circular contable (4/2004), dedicado al Análisis y cobertura de riesgos. El supervisor modifica este anejo con cambios progresivos que desembocarán en el cumplimiento del NIIF 9 que se adoptará en Europa dentro de dos años. Es decir, esta revisión es una etapa intermedia en ese proceso de convergencia que se completará en 2018, pero las novedades incorporadas ahora seguirán vigentes cuando se introduzcan esos cambios adicionales dentro de dos años.

"La actualización del anejo IX introducida por esta circular persigue profundizar en la aplicación consistente del marco contable vigente en lo relativo a la clasificación de las operaciones por riesgo de crédito y la estimación de provisiones bajo el modelo de pérdida incurrida", explica el BdE. Y añade: "En este sentido, cabe destacar el desarrollo de requisitos mínimos que deben cumplir las metodologías que desarrollen las propias entidades para la estimación individualizada o colectiva de provisiones. Dichos requisitos hacen referencia a la gobernanza, la integración en la gestión, la eficacia, la simplicidad, la documentación y el seguimiento de operaciones".

El propósito de estos cambios, además de ir armonizando la normativa contable, consiste en que el cálculo de las provisiones cuente con un esquema más neutral y sólido que "facilite el control y el seguimiento por parte del supervisor".

Fuentes del Banco de España aseguran que el impacto cuantitativo de los cambios contables introducidos por la circular será limitado.El supervisor estima que las provisiones con las que cuenta ahora la banca española son "realistas" y que les permitirá afrontar el futuro con "garantías".

Reconocen, eso sí, que sí puede haber efectos.Sobre todo, afirman, se notará en una reclasificación de las coberturas, que en parte se derivarán de la desaparición de las provisiones subestándar, en la que se encajaban los créditos que no son morosos pero se teme que no se vayan a pagar.En la clasificación contable de las operaciones, repartidas en normales, dudosos y fallidos, desaparece esa categoría de subestándar y se incluye una nueva de riesgos en "vigilancia especial" que queda encuadrada dentro de los normales y que recibirá parte de los anteriores subestándar; otros irán a la categoría de morosos.

También cambia la cadencia de las provisiones. Si hasta ahora existía un calendario que incrementaba las provisiones en ritmos del 25% cada tres meses -25% entre 3 y 6 meses; 50% entre 6 y 9 meses; 75% entre 9 y 12 meses; y 100% a partir de un año-, en adelante la cadencia será distinta en función de los prestatarios, con dosgrandes categorías -empresas y empresarios individuales, por un lado, y hogares, por otro- y nueve subcategorías en total. Las entidades tendrán más tiempo para cubrir el 100% -el plazo de amplía hastas los 18-21 meses-, pero tendrán que hacer más provisiones al principio, por encima del 25% y del 50% exigido ahora hasta los nueve meses.

Cuidado con "las trampas"

Fuentes del Banco de España consideran que esta circular también será clave para vigilar el coste del crédito a la hora de conceder préstamos. "Dar préstamos por debajo de coste no es competir, es hacer trampas", aseguran.

Matizan que la intención de la circular no es perjudicar la competencia entre entidades ni encarecer el crédito, pero añaden que conceder créditos sabiendo que arrojarán pérdidas con el único fin de gana cuota de mercado -'dumping'- no supone una "competencia sana". "Esta circular lo deja más claro", afirman esas fuentes. En este sentido, será clave el precio de la operación y si este se encuentra por debajo del valor razonable, en cuyo caso podría traducirse en una pérdida automático y la entidadlo tendría que anotar como gasto.

La nueva circular de provisiones, que modifica el sistema mediante el que los bancos deben analizar y cubrir sus riesgos de crédito, ha visto la luz este viernes. Aprobada por el Banco de España (BdE) y publicada ya en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la puesta a punto de esta norma contable ha sido finalmente menos fiera de lo que se temía el sector financiero. En un momento en el que el negocio bancario ya está presionado por los bajos tipos de interés, la regulación y la llegada de competidores digitales, la entidad gobernada por Luis María Linde no ha querido añadir otro foco de inquietud adicional.

Banco de España Luis María Linde Boletín Oficial del Estado Sector Financiero Tipos de interés Banca
El redactor recomienda