Hard Rock Café y Melco optan a otro proyecto

Los inversores de BCN World preparan las maletas para dejar Tarragona e irse a Chipre

Han presentado un proyecto conjunto de ocio y juego en la isla de Chipre, a 2.900 kilómetros de Salou, en Tarragona. Demasiado similar y en el mismo mar Mediterráneo.

Foto: Vista de los terrenos del proyecto BCN World. (EFE)
Vista de los terrenos del proyecto BCN World. (EFE)

Mientras la Generalitat marea la perdiz con el proyecto de BCN World, los posibles inversores está moviendo ficha. Y no para quedarse, precisamente. Los dos principales motores de la operación, el grupo chino Melco Crown y la empresa estadounidense Hard Rock Café, han presentado un proyecto conjunto de ocio y juego en la isla de Chipre, a 2.900 kilómetros de Salou (Tarragona), donde en teoría va a ubicarse BCN World. Todo apunta una pérdida de interés en el proyecto español.

Melco Crown y Hard Rock Café son los principales motores del proyecto de BCN World, una vez que el holding de Enrique Bañuelos, Veremonte, se ha caído de la iniciativa. Tanto Melco Crown como Hard Rock Café han confirmado esta semana que han entrado en lista corta para un plan inversor en Chipre. Las dos multinacionales del juego han creado Melco–Hard Rock Resort Cyprus Consortium, que competirá contra Bloomberry Resorts Corporation y con Naga Corp Ltd.

El empresario Enrique Bañuelos. (EFE)
El empresario Enrique Bañuelos. (EFE)

Fuentes de Melco y de Hard Rock Café han evitado responder a la pregunta clave: si ambos proyectos, el catalán y el chipriota, son compatibles al mismo tiempo. Pero Melco Crown sí que manifestó hace días que BCN World “puede tardar más tiempo de lo esperado debido a los retrasos en la finalización del plan urbanístico para el área destinada para el proyecto”. Es decir, al mismo tiempo que el BCN World se retrasa de manera indefinida, los inversores apuestan por Chipre. Recuerda demasiado al paso previo a la retirada de Sheldon Adelson de Madrid, cuando Las Vegas Sans se empezó a interesar por Japón, lo cual resultó letal para el proyecto de Eurovegas.

Hard Rock Café y Melco son viejos socios. Ya colaboraron en el complejo City of Dreams, en Macao. Luego, fueron de la mano en Tarragona. Y ahora hacen lo mismo en Chipre. Fuentes del sector del juego han apuntado que sólo se podrá saber con seguridad si se van de España una vez que se dimensione el volumen económico del proyecto de Chipre. Es previsible, por eso, que en el proyecto de Tarragona si cae el uno, caiga el otro

Inversores en el limbo

Melco recuerda que la segunda fase del proceso de licitación del casino iba a arrancar con la presentación de sus ofertas en el plazo de un mes después de la publicación del plan urbanístico definitivo, según el anuncio conjunto de la Bolsa de Hong Kong. Pero tras la expiración del período de consulta “no ha habido ningún anuncio público por parte del gobierno catalán en cuanto a cuándo concluye el plan definitivo", dijo Melco durante una presentación, de manera que los licitantes se han quedado en un limbo legal.

"El calendario para la conclusión del plan urbanístico definitivo es relativamente incierto en este momento y, potencialmente, puede retrasar el calendario general del proceso de licitación", ha agregado Melco. ERC siempre ha sido contrario al proyecto. Y ahora ERC controla la gestión de la administración catalana. El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ya ha advertido que quiere revisar y reducir la superficie que otorgue el plan urbanístico a BCN World, que se ubicará en un gran terreno ahora propiedad de La Caixa, junto a Port Aventura. Esta modificación a la baja no sólo perjudica a los intereses de los inversores sino que añade un factor de incertidumbre que no ayuda a la inversión.

El alcalde de Salou, Pere Granados, ya ha advertido en el 'Diari de Tarragona', que Melco y Hard Rock Café pueden abandonar el proyecto, asegurando que “en Chipre les están esperando para que inviertan y no les están poniendo tantas dificultades como aquí. Se han dado más prisa que nosotros”.

Pese a que la Generalitat es de manera oficial el principal promotor del proyecto, desde la administración catalana se guarda silencio sobre la cuestión. Cataluña se juega 2.500 millones de inversión sólo por parte de estos dos socios. Pero en Tarragona ni CDC ni ERC tienen un gran peso político. El propio presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se reunió con directivos de Hard Rock Café. No parece que haya servido para clarificar nada. Y no parece probable que Melco Crown, gigante chino del juego, vaya a impulsar a la vez dos proyectos tan similares en el Mediterráneo. Tampoco la alternativa que proponen Puigdemont y ERC de hacer un referéndum para legitimar BCN World entusiasma a los inversores en la zona.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios