operación en el aire

Entre chinos anda el juego: Hsin Chong y Sinar Mas disputan Marina D'Or a Wanda

La difícil situación financiera que atraviesa el grupo de Ger ha llevado a la mesa de tres grandes conglomerados asiáticos la compra de la compañía. Parece que ninguno logra llegar a buen puerto

Foto: Vista de Marina D'Or.
Vista de Marina D'Or.

Hace tres años que Jesús Ger, acuciado por sus deudas, está buscando un comprador para parte de su imperio inmobiliario, un patrimonio construido sobre la castellonense y televisiva ciudad de vacaciones Marina D'Or.

Hace dos años fueron unos inversores británicos los que estuvieron a punto de hacerse con el 50% de las propiedades del empresario, según han confirmado fuentes conocedoras, mientras que a principios de este mismo año fue la propia compañía la que filtró sus conversaciones con un fondo catarí.

Ayer volvieron a saltar las alarmas después de que el diario oficialista chino 'Diario del Pueblo' publicara que Wanda estaba negociando la compra del 75% de Marina D'Or por 1.200 millones de euros.

Wanda negocia adquirir el 75% del complejo Marina D'Or.
Wanda negocia adquirir el 75% del complejo Marina D'Or.

Aunque, inicialmente, el grupo presidido por Wang Jianlin declinó aclarar la información, lo que facilitó que saliera publicado en China y replicado en España, horas después cambió de postura y optó por desmentir que fuera a adquirir el complejo castellonense.

Sin embargo, es cierto que varios inversores asiáticos han estado negociando con Ger la toma de una participación en sus sociedades durante las últimas semanas. Según ha podido confirmar El Confidencial, tanto el gigante Hsin Chong, la mayor constructora de China, como el conglomerado Sinar Mas, propiedad del magnate chino-indonesio Eka Tjipta Widjaja, han estado analizando la compra de entre un 70% y un 75% del grupo castellonense.

Sin embargo, en ninguna de las dos ocasiones las conversaciones han llegado a buen puerto, tal y como aseguran varias fuentes conocedoras. Coincidencia o consecuencia, ha sido justo después de romperse estas negociaciones cuando ha salido a relucir el supuesto interés de Wanda, compañía que ya estuvo analizando diversas opciones hace casi tres años.

Aunque Wanda desmiente que vaya a comprar Marina D'Or, es cierto que miró el complejo en el pasado y que otros grupos asiáticos han estado negociando con Ger

Aunque ya ha quedado casi en el olvido, debe recordarse que en el verano de 2012 Marina d'Or se postuló como alternativa a Madrid y Barcelona para alojar Eurovegas, un proyecto que, tras la espantada de Sheldon Adelson, Wanda retomó con grandes cambios en el proyecto conocido como operación Campamento, otro ambicioso desarrollo actualmente en el aire.

Desde entonces, la situación del grupo castellonense ha ido agravándose, como puso de manifiesto la caía en desgracia de la filial promotora de Marina D'Or, que presentó concurso en mayo del año pasado, el incremento del 50% al 75% del porcentaje en venta, y las cifras que han ido filtrándose. Así, si hace un año se habló de 4.500 millones en las valoraciones que se hicieron con el grupo catarí, ahora el listón se ha rebajado a 1.200 millones, y las fuentes consultadas por este medio aseguran que las propuestas de los inversores asiáticos que han analizado el complejo son muy inferiores.

Wang Jianlin.
Wang Jianlin.

Pero, precisamente la complicada situación que atraviesa el empresario, cuya deuda con Hacienda algunas fuentes sitúan por encima de los 100 millones de euros, es un azucarillo para potenciales compradores y un motivo de peso que ayuda a comprender todos estos rumores y la urgencia por vender. Cuestión diferente es preguntarse qué han visto los inversores asiáticos en este proyecto para que tantos compatriotas lo hayan analizado.

"Los proyectos inmobiliarios vinculados al ocio de la Costa del Sol y Baleares son, sin duda, los preferidos por los promotores internacionales, que tras varios años mostrando nula apetencia por acometer nuevos desarrollos, han regresado desde hace aproximadamente 12 meses al sur de Europa con ganas de desarrollar nuevos complejos, normalmente vinculados al golf", explica Patricio Palomar, director del departamento de Office Advisory y Alternative Investment de la consultora CBRE.

Aunque, hasta ahora, el protagonismo había recaído en promotores europeos y norteamericanos, "en los últimos meses estamos registrando el interés de capital de mercados considerados emergentes, encontrando inversores de Latinoamérica que buscan adquirir resorts ya finalizados con un éxito contrastado, así como grandes 'private equities' y promotoras cotizadas de origen asiático que buscan proyectos con mucho volumen. La dificultad para nosotros es encontrar proyectos con la dimensión que buscan estos gigantes acostumbrados a mercados con una escala muy superior a la nuestra", añade el experto.

Tanto Hsin Chong, como Sinar Mas y Wanda son tres gigantes del continente asiático, cuyos tentáculos se extienden por diferentes tipos de actividades, que van desde los sevicios financieros hasta el turismo y la construcción, pasando siempre por los desarrollos inmobiliarios.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios