fue usado por el constructor díaz de mera

El avión de Cristiano e Indra, propiedad de un fondo buitre multado por Hacienda

El jet de lujo del que disfruta ahora la estrella del Real Madrid pertenecía a las cajas de ahorro, las cuales lo alquilaban al famoso constructor Díaz de Mera, imputado por varios escándalos

Foto: Interior de un bimotor ejecutivo Gulfstream G200. (vanallen.com)
Interior de un bimotor ejecutivo Gulfstream G200. (vanallen.com)

Javier Marín, el que fuera hasta hace un año consejero delegado de Banco Santander, solía decir que para un viaje de dos o tres horas a Londres o a cualquier plaza financiera de Europa no necesitaba ni avión privado ni viajar en business. Tampoco que le recogiera ningún coche oficial de alta gama propiedad de la entidad financiera a la puerta del aeropuerto. Con un taxi o incluso con un tren le era más que suficiente. Todo lo contrario que Javier Monzón, expresidente de Indra, una empresa de medio tamaño, casi diez veces más pequeña que el banco de los Botín, que disfrutaba de un aeroplano de todo lujo que acaba de ser adquirido en modo alquiler por Cristiano Ronaldo para poder ir a la capital británica a un estreno de cine.

El presunto uso irregular de la aeronave le ha costado el puesto de presidente de honor a Monzón, que fue despedido en enero como presidente ejecutivo con una indemnización de 14,3 millones de euros. El Gulfstream modelo G200, con número de serie 145, que ahora disfruta la apagada estrella del Real Madrid, refleja muy bien la historia reciente de España, la de los empresarios del pelotazo y los políticos corruptos, con su particular capítulo con Hacienda.

El citado avión fue objeto de un contrato de leasing en 2007 entre Lico Leasing, la financiera de las quebradas cajas de ahorro, con Lesepair, empresa de Domingo Díaz de Mera, el constructor imputado de Castilla-La Mancha y ligado a numerosos escándalos financieros, como el del fallido Aeropuerto de Ciudad Real. El acuerdo entre Lico Leasing y el constructor se formalizó a través de un 'lease back' o contrato de compraventa con alquiler, como han hecho muchos bancos con sus oficinas, que las han vendido a un fondo para obtener dinero fresco, pero quedándose como inquilinos de las citadas sucursales.

Asi es el Jet privado de Cristiano Ronaldo de 19 M de euros " 2015

La generosidad de Díaz de Mera, un hombre campechano, asimismo vinculado al 'Caso Nóos' de Iñaki Urdargarin, era tal que no dudaba en prestárselo a políticos del PP y del PSOE para que hicieran viajes privados cuando sus actividades profesionales o personales lo requerían.

Pero cuando estalló la crisis, Díaz de Mera fue abandonando alguno de sus caprichos, como el famoso equipo de balonmano que fue varias veces campeón de Europa y el citado Gulfstream G200. Lico Leasing recuperó la propiedad de la aeronave por los impagos del constructor y posteriormente la volvió a realquilar en 2011 a Executive Airlines SL, con la garantía personal de Indra. Pero al mismo tiempo que Monzón ya disfrutaba de los 19 metros de jet privado con baño, vestuario, acceso a internet, teléfono, cocina equipada y todo lujo de detalles, Hacienda iniciaba una investigación por si el aparato había sido adquirido cumpliendo estrictamente con la Agencia Tributaria.

Cristiano Ronaldo, en un partido de la Champions League. (EFE)
Cristiano Ronaldo, en un partido de la Champions League. (EFE)

La inspección tributaria concluyó que la primera matriculación del avión no debió beneficiarse de la exención solicitada por la Ley 38/1992 de 28 de diciembre de Impuestos Especiales, según consta en el acta A02 71906451 al que ha tenido acceso El Confidencial. La resolución fue que Lico Leasing debía de pagar 1,84 millones de sanción, más 447.145 euros en concepto de intereses de demora. En total, 2,29 millones de euros de multa, liquidación que fue recurrida por la financiera de las cajas de ahorros y que está ahora en manos de la decisión judicial de la Audiencia Nacional.

Ante la quiebra de estas entidades bancarias auspiciadas por las comunidades autónomas, Lico Leasing fue adquirida por Fortress, un fondo oportunista que tomó el control a través de filiales domiciliadas en paraísos fiscales. El Banco de España autorizó la compra de esta sociedad que, al mismo tiempo, está en fase de liquidación. El último paso ha sido un ERE para 97 de los 129 empleados que aún quedaban en el grupo, que ya había sufrido varios recortes de personal.

Por tanto, el avión que surca los cielos a 900 kilómetros por hora es propiedad de Fortress, un fondo buitre que ha subrogado el leasing a una de las empresas de Cristiano Ronaldo, que como otros muchos futbolistas deberá estar atento a las pesquisas de Cristóbal Montoro, seguidor del Atlético de Madrid.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios