Madrid, capital mundial de las remesas
  1. Empresas
ria planta su cuartel general en alcobendas

Madrid, capital mundial de las remesas

Ria International, una de las tres grandes multinacionales de envío de dinero, ha escogido Alcobendas para montar su principal cuartel general fuera de Estados Unidos

placeholder Foto: Oficina de Ria en la Puerta del Sol. (Enrique Villarino)
Oficina de Ria en la Puerta del Sol. (Enrique Villarino)

"Las agencias de envío de dinero somos mujeres embarazadas. Tú no nos ves, pasamos desapercibidas, hasta que un día tu mujer se queda embarazada y entonces te das cuenta de que estamos por todos lados. Con nosotros sucede lo mismo: mientras no tengas que mandar dinero ni siquiera te enteras de nuestra existencia, pero si te surge esa necesidad, ya verás que estamos en cada esquina".

Así describe su negocio Sebastián Plubins, chileno, enérgico, director general para tres continentes de Ria International, una de las tres grandes empresas de envío de dinero (junto a Money Gram y Western Union), con presencia en 139 países. Habla en su despacho en Alcobendas (Madrid), donde esta multinacional decidió hace unos meses instalar su cuartel general para ejecutar su expansión internacional por Europa, Oriente Medio, África y Asia.

Se trata de unas oficinas diáfanas donde se dejan las pestañas más de 300 trabajadores de 35 nacionalidades diferentes y donde se hablan más de 20 idiomas. España, que según algunos estudios internacionales sigue disputándose con Francia e Italia el podio como emisor europeo de remesas a pesar de la crisis, se ha convertido discretamente en uno de los centros neurálgicos internacionales de una industria que pasa desapercibida pero que mueve miles de millones de euros cada año de un lado a otro del planeta.

Ria International tiene dos millones de clientes en España pero sus directivos aseguran que la elección de Madrid como centro neurálgico vino motivada por muchos otros factores: su realidad como gran emisor (y recientemente también receptor) de remesas, su huso horario, el idioma (que permite atender a millones de inmigrantes latinoamericanos), su "cultura laboral" y sus salarios.

El más barato de los países desarrollados

El director financiero, el alemán Andreas Poetsch, subraya que la clave es ese último detalle. “De entre todos los países desarrollados que emiten un volumen importante de remesas y una economía moderna, España tiene hoy los costes salariales más bajos. Estar aquí es más barato en muchos sentidos”. En Alemania, Suecia o Noruega, admiten en Ria, tampoco sería posible mantener jornadas laborales tan largas.

La multiculturalidad de Madrid también ayuda. Desde las oficinas de Alcobendas se atiende a clientes en tagalo, francés, ruso, rumano… “Desde el punto de vista de los recursos humanos que necesitamos, es un lugar fantástico”, dice Plubins, quien recuerda que en España se puso en marcha una estrategia de precios muy agresiva que les dio buen resultado. Ahora la están trasladando a otros países y es el eje sobre el que se articula su expansión.

"Nos dimos cuenta de que nuestro principal competidor no eran otras compañías, sino las remesas informales. Por ejemplo, del barrio de Usera (Madrid) salen todos los días autobuses cargados de gente y dinero en efectivo. Nosotros bajamos los precios lo suficiente para competir con ellos. Pasamos de 20 euros por transferencia a seis, que es más o menos lo que cobran ellos. Fue muy arriesgado y pasamos meses de terror porque cayeron mucho los ingresos al principio. Pero la demanda se disparó y consolidamos una forma de negocio que ahora es un éxito", dice Plubins.

Desde entonces, como parte de su rutina empresarial, vigilan varias veces al día las tarifas de la competecia. En función de eso y del precio de las divisas en el mercado, cambian las suyas tres veces al día. Desde su mesa en Alcobendas, el 'trader' de la empresa se pasa el día monitoreando el mercado de divisas.

Del barrio madrileño de Usera salen todos los días autobuses cargados de gente y dinero en efectivo

La estrategia no solo incomodó a los competidores regulados sino también a las pequeñas mafias que orquestan los envíos informales. "Hemos recibido muchas amenazas".

De acuerdo al Banco de España, el año pasado salieron 6.617 millones de España en forma de remesas. Julio De Castro, investigador del Instituto de Empresa de Madrid, indica que se está produciendo un rebote tras la fuerte caída experimentada en los años más duros de la crisis. "Por una parte, se ha frenado el éxodo de inmigrantes, por otro hay aumento del empleo", comenta. Los países que más remesas reciben hoy, provenientes de España, son Colombia, Ecuador y Rumania.

"En total, entre todos los competidores hay unas 30.000 agencias abiertas en España, una cifra parecida a la de oficinas bancarias", dice Íñigo Moré, fundador de la organización Remesas.org y actual asesor de Ria. El negocio está en plena expansión y en una de las pantallas de la oficina se contabilizan las nuevas agencias que se van abriendo en todo el mundo. En una gráfica puede apreciarse como solo en el último mes, septiembre, se han creado 403 nuevas en España y 283 en Italia.

Unos 300 euros por familia

Según datos de la embajada de Ecuador, las familias de inmigrantes en España son capaces de enviar unos 300 euros mensuales. "Son cifras que cuadran con las de nuestros clientes, que mandan una media de 270 euros al mes. Si tenemos en cuenta que la mayoría apenas son mileuristas, es impresionante el esfuerzo que están haciendo y su capacidad de ahorro", comenta Plubins.

Las remesas son vitales para las economías de muchos países en desarrollo. "Son una fuente fundamental de ingresos que en algunos países puede superar el 20% del PIB. Y son una manera de reducir la pobreza muy efectiva y una fuente de financiación importante para nuevos negocios", dice De Castro.

Desde las oficinas internacionales de Ria en Madrid se canalizan sumas que suponen el 6 por ciento del PIB de Nepal

Desde las oficinas internacionales de Ria en Madrid se canalizan, por ejemplo, sumas que suponen el 6% del PIB de Nepal, el 3% del de Gambia y el 2% del de Senegal. Y con la crisis, España también ha empezado a recibir remesas, aunque en cantidades que no se pueden comparar con las que se emiten. "En muchos casos es dinero que les llega a los propios inmigrantes establecidos en España, que reciben sumas de familiares que se fueron a trabajar a Alemania, Francia, etcétera. Pero también hay muchos jóvenes españoles trabajando fuera y enviando dinero a casa", dice.

Las agencias de envío de dinero han estado durante años en el punto de mira de los investigadores que luchan contra el blanqueo de dinero y las transacciones ilegales, que a menudo se efectúan mediante "goteo", con microtransferencias en las que participan cientos de personas. Fue una de las técnicas utilizadas por la red de Gao Ping y que en 2013 le costó a Money Gram una multa de un millón de euros por no efectuar todos los controles exigidos.

Plubins insiste en que ellos están en constante colaboración con el Sepblac y que tienen sistemas que frenan automáticamente las transferencias sospechosas. “Las transacciones de 3.000 euros, por ejemplo, te va a costar mucho mandarlas. Y si estás en una lista de sospechosos o con antecedentes, igual".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Remesas Sepblac Blanqueo Madrid Multinacionales
El redactor recomienda