INFOGLOBAL PIDE EL CONCURSO DE ACREEDORES

La ingeniería de la 'beautiful' madrileña suspende pagos tras librar una guerra interna

Supuestos engaños, tribunales y, ahora, el concurso de acreedores. Infoglobal, firma en la que se citan ilustres apellidos, entra en quiebra técnica tras un polemico contrato en México

Foto: Fotografía de archivo de Javier López Madrid. (EFE)
Fotografía de archivo de Javier López Madrid. (EFE)

Tener un apellido de rancio abolengo no es sinónimo de buen gestor. Licenciarse en ICADE o en cualquier otra escuela de negocios de primer nivel no significa que se sepa administrar empresas. Incluso si se suman los dos factores, tampoco es garantía de éxito. Y es que también juegan otros factores, especialmente los personales. Esto es lo que ha ocurrido en Infoglobal, una ingeniería de telecomunicaciones que ha entrado en concurso de acreedores tras una pelea a dentelladas entre varias de las familias con más poder de España.

La compañía ha solicitado la suspensión de pagos voluntaria ante la incapacidad de hacer frente a la deuda bancaria de 15 millones de euros, una situación a la que se ha llegado después de un fallido contrato de 60 millones en México que nunca llegó a ejecutarse en su totalidad. El trabajo consistía en un acuerdo con la empresa local Homex para el desarrollo, instalación y puesta en marcha de los sistemas avanzados de telecomunicaciones, control y seguridad integral para un centro penitenciario federal en proceso de construcción.

En base a aquel contrato, obtenido en abril de 2012, Ignacio Comenge, dueño de las embotelladoras de Coca Cola; Baldomero Falcones, expresidente de FCC, y Marcos Fernández Fermoselle, propietario de Parquesol por la que obtuvo cerca de 900 millones de euros cuando la vendió a San José, entraron en el capital de Infoglobal a mediados de 2013. Compraron el 30% del capital por unos cinco millones de euros para apoyar desde el punto de vista financiero el desarrollo internacional de la empresa.

Marcos Fernández Fermoselle.
Marcos Fernández Fermoselle.

Pero Infoglobal nunca llegó a terminar el contrato con México. De los 60 millones, apenas facturó 35, cuyo cobro también estaba bajo sospecha. Los otros 25 los daban por perdidos. Un error que, en primer lugar, costó la quiebra de la filial en aquel país y ahora la entrada en concurso de acreedores de la matriz en España. Porque la obra suponía el 60% de la cifra de negocio de la compañía. 

Al comprobar que los 60 millones nunca llegarían al balance del grupo, Ignacio Comenge, Baldomero Falcones y Marcos Fernández Fermoselle interpusieron una querella penal contra los tres propietarios de Infoglobal que les habían invitado a entrar en el capital: Guillermo Mesonero Romanos, que en su día ganó muchísimo dinero con la compraventa de Puleva; Javier López Madrid, consejero delegado del Grupo Villar Mir, y Lorenzo Mendoza, dueño del grupo venezolano Polar.

Engaños y juicios

Comenge, Falcones y Fernández Fermoselle acusaron a sus exsocios y anteriormente amigos de haberles engañado al no decirles la verdad sobre la situación del citado contrato en México, que había sido obtenido gracias a la intermediación de Emilio Lozoya, el primer directivo de Pemex, la petrolera nacional de México, e intimo amigo de López Madrid. Lozoya llegó a ser consejero de la empresa de ingeniería en la que también estaba el ejecutivo de OHL.

La querella fue inicialmente rechazada por el juez, pero tras la presentación de un recurso, fue admitida a trámite. Ahora se está a la espera de la celebración del juicio por el que los afectados reclaman la devolución de los cinco millones que invirtieron tras acusarles de delitos muy graves. Varios ya han tenido que ir al juzgado a prestar declaración.

La querella fue inicialmente rechazada por el juez, pero tras la presentación de un recurso, fue admitida a trámite. Ahora se está a la espera del juicio

Infoglobal está controlada por Mesonero Romanos y López Madrid, que tienen su participación a través de Angara Partners, una sociedad patrimonial participada a su vez por Borayma Desarrollo y SIA Capital, un holding a través del cual controla Tressis, una gestora de patrimonios que administra cerca de 3.000 millones de grandes fortunas españolas. En un primer momento, ambos financieros negaron cualquier engaño al asegurar que Comenge, Falcones y Fernández Fermoselle fueron informados de la situación con detalle.

Pero ahora, los improperios entre unos y otros se cruzan sin ningún rubor. Por si no fuera suficiente, José Fabián Plaza, el anterior consejero delegado que dimitió por las presuntas irregularidades de sus accionistas, también tiene una demanda contra Mesoneros y López Madrid.

Pese a la situación actual, ya con el administrador concursal en el seno de la compañía, Infoglobal sigue presentándose en busca de contratos, como los de Renfe, Metro de Madrid y Metro de México, para salir de la suspensión de pagos si alcanza un acuerdo con los bancos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios