pide poner su logo en lo alto

EY negocia con Mapfre mudarse a su centro de Azca y marcharse de Torre Picasso

La auditora está en avanzadas negociaciones para trasladar su sede al edificio que posee la aseguradora en 'la City' madrileña. A cambio, pide poder lucir su logo en el corazón de Castellana

Foto: Torre Picasso. (Wikipedia / Luis García)
Torre Picasso. (Wikipedia / Luis García)

Es la última gran firma de servicios profesionales que falta por mover ficha y todo indica que lo hará en breve. EY está negociando con Mapfre trasladar su sede al edificio que la aseguradora posee en el complejo de Azca, la City de Madrid, y abandonar sus actuales oficinas de Torre Picasso.

De hecho, Pontegadea, la sociedad de Amancio Ortega propietaria del emblemático rascacielos blanco, tiene prácticamente descontado el traslado de este inquilino, que ha recibido jugosas ofertas de otros patrimonialistas para acogerle en sus edificios, como es el caso de Infinorsa con Torre Europa, conscientes de la importancia de poder retener en el centro financiero de la capital a una firma de esta categoría.

Y es que, los últimos movimientos de las grandes auditoras han sido desoladores para los propietarios de la zona más prime de Castellana, después de que PwC cerrara un acuerdo con Testa, hace ya cuatro años, para alquilarle 17 plantas del rascacielos que posee en los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid; y de que KPMG llegara a un acuerdo con Mutua Madrileña el pasado febrero para ocupar un tercio de Torre de Cristal, edificio vecino al de su competidora, al alquilar una superficie cercana a los 20.000 metros cuadrados.

Una de las sedes de Mapfre. (Mapfre)
Una de las sedes de Mapfre. (Mapfre)

Ante esta diáspora, no tardaron en llegar los rumores que apuntaban a un posible movimiento en la misma dirección de EY. Nada más lejos de la realidad. La firma quiere seguir en Azca y dejar su sello, hasta el punto de que uno de los aspectos que está en la mesa de negociaciones con Mapfre consiste en permitir a la auditora poder lucir su logo en lo alto del edificio, lo que es sinónimo de tener un escaparate en pleno centro de la capital, justo enfrente del Santiago Bernabéu y en el principal distrito financiero de toda España.

Varias fuentes conocedoras han confirmado a El Confidencial que las conversaciones entre EY y Mapfre se encuentran en fase muy avanzada, aunque también señalan que el contrato no está cerrado y que en las últimas semanas ha habido una ralentización respecto al ritmo al que se estaba consiguiendo avanzar. Desde la auditora, que lleva mucho tiempo buscando una alternativa a Picasso, se limitan a señalar que "no comentamos rumores de mercado".

Uno de los motores que ha llevado a EY a buscar una nueva sede son sus planes de crecimiento en España. Sólo en su último ejercicio fiscal, que abarca de junio 2013 a este próximo junio de 2014, la firma ha crecido en 600 personas, al pasar de las 2.300 que tenía hace un año a las 2.800 con que prevé concluir el próximo mes. Además, sus planes pasan por contratar un total de 1.000 profesionales en todo 2015, lo que ha hecho que las plantas que ocupa en Picasso se le hayan quedado insuficientes y esté buscando localizaciones que le permitan hacerse con una superficie comparable a la alquilada por sus otros dos competidores.

El movimiento de EY abre la puerta a que Deloitte, el principal inquilino de Torre Picasso, pueda ampliar también sus oficinas en este edificio, ya que actualmente, debido al completo grado de ocupación del rascacielos, parte de sus efectivos están alojados en otras oficinas de la zona de Azca, equipos que la firma quiere ir trasladando a su sede conforme vayan quedando plantas libres.

El momento perfecto para alquilar en Azca

El momento actual se dibuja como el perfecto para buscar oficina en la City madrileña, gracias a que todavía arrastra el castigo de rentas sufrido durante la crisis, que cercenó el precio medio de alquiler de 39 a 25 euros por metro cuadrado, pero que está inmersa en un intenso proceso de mejora tanto de plazas y accesos como de los edificios que componen el complejo.

Este potencial de Azca ha quedado subrayado con la reciente venta del edificio de Ahorro Corporación a Banca March, operación que se ha disparado hasta los 147 millones de euros, importe un 40% superior al grueso de ofertas presentadas por algunos de los patrimonialistas más importantes del país. Pero el mercado de oficinas está muy caliente, quedan pocos activos buenos en zonas prime, el dinero no vale nada con tipos negativos y todo apunta a que Azca vivirá en breve un nuevo esplendor.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios