Bankia mantiene su postura de venta

Hispania seguirá adelante con la OPA sobre Realia pese al órdago lanzado por Slim

Carlos Slim empieza a hacerse notar en FCC al decidir suspender la venta del 36,886% que posee en Realia, decisión que pone en jaque la opa de Hispania

Foto: Realia. (stefano, flickr)
Realia. (stefano, flickr)

Carlos Slim empieza a hacerse notar en FCC. El nuevo primer accionista del grupo de infraestructuras daba ayer un golpe en la mesa y decidía suspender oficialmente la venta del 36,886% que posee en Realia, una decisión que ponía en jaque la opa que ha lanzado Hispania sobre la inmobiliaria y cuyo folleto está pendiente de ser aprobado por la CNMV -Comisión Nacional del Mercado de Valores-.

No obstante, el movimiento no cambia en modo alguno la estrategia de Hispania, cuya intención es seguir adelante con la oferta pública de adquisición de acciones, según admiten fuentes de la propia firma. Las acciones de Realia se disparaban en el arranque de la sesión de hoy, a lomos del anuncio de FCC.

En todo caso, el otro gran accionista de Realia, Bankia, propietario de otro 24,9% del capital, mantiene firme su decisión de vender, a pesar del cambio de posición de su socio, lo que abre la puerta a una guerra por hacerse con el control de la compañía, dueña de jugosos activos como una de las Torres KIO.

El mercado lleva anticipando esta posibilidad desde que arrancó el año, periodo en el que los títulos de Realia se han disparado más de un 40%, al pasar de los 0,51 euros por acción en que cerraron 2014, en línea con la oferta de Hispania, hasta los 1,3 euros en que se mueven actualmente (ver cotización).

Carlos Slim
Carlos Slim

Las piezas de esta partida de ajedrez están colocadas en el orden perfecto para desatar una oleada de jugadas de estrategia. El motivo es que Hispania cuenta con la ventaja de tener un acuerdo de exclusividad con los fondos acreedores de Realia, pacto extensible a lo largo de todo este año 2015, incluso, aunque la opa que tiene actualmente en marcha fracasase.

Fortress, King Street y Goldman Sachs son acreedores preferentes de Realia con una deuda de 793 millones de euros, a la que Hispania consiguió arrancar una quita de 167 millones, ahorro que le permitió lanzar una opa de 0,49 euros por título. Además, los fondos le eximieron de una dura cláusula que obliga a cualquier potencial comprador a tener que liquidar la deuda con ellos en un plazo de cinco días.

Frente a esta jugada, Slim cuenta con otra ventaja: estar libre de esta atadura porque ésta sólo es aplicable cuando se produce un cambio de control y, si quien entra en liza es la propia FCC, no existe tal cambio de control, ya que el grupo de infraestructuras siempre ha sido el que ha llevado las riendas de Realia, también conocida popularmente como su filial inmobiliaria.

Esto hace que el magnate mexicano tenga ahora varias opciones sobre la mesa, desde sentarse y esperar a ver si fracasa la oferta de Hispania y entrar entonces en liza, hasta empezar a negociar con Hispania y los fondos un nuevo escenario, o abrir la operación a otros jugadores, ya que Bankia está decidida a vender y, si no es en la opa de Hispania, abrirá un proceso para cerrar esta desinversión.

Consejo de administración de Hispania
Consejo de administración de Hispania

La socimi, por su parte, ha condicionado el éxito de su oferta a hacerse con el 55% del capital. De hecho, su escenario ideal pasa por controlar el menor número posible de títulos, siempre por encima de este listón, para hacerse con el control total de la inmobiliaria al menor precio posible.

Desde este punto de vista, es clave tanto el 24,9% que Bankia sigue teniendo en venta, como el cerca del 13% que pilota Sareb a través de las deudas asociada a las antiguas participaciones de Lualca y Prasa, que controlaban un 9,5%, y a los créditos participativos que deberá canjear por acciones a partir de este mismo mes de febrero y que le permitirán hacerse con cerca de otro 3%.

Por su parte, en los planes iniciales de Slim no entra lanzar una contraopa, ni establecer negociaciones bilaterales con Bankia, ya que la entidad está obligada a realizar todas sus ventas en procesos concurridos. Pero esto no es impedimento para que, si fracasa la oferta de Hispania, y la entidad arranca otro proceso de desinversión, entonces el mexicano entre en liza.

En cualquier caso, solamente su anuncio oficial, vía hecho relevante a la CNMV, de suspender la venta de su participación en Realia juega ya en contra de los intereses de la socimi, porque la cotización de Realia está muy por encima del precio de su opa, lo que en principio desanima a los minoritarios a acudir a la oferta, sobre todo, cuando saben que también está detrás la tercera fortuna del mundo. Y es que, Slim, crédito tiene.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios