Gap ultima con El Corte Inglés su próximo desembarco en el mercado español
  1. Empresas
quiere batirse con Inditex en su mercado

Gap ultima con El Corte Inglés su próximo desembarco en el mercado español

El gigante de moda estadounidense prevé abrir su primer córner en el centro de Las Ramblas, al que seguirán otros por toda España y la apertura de tiendas propias

Foto:

El gigante estadounidense Gap negocia con El Corte Inglés su desembarco en España, un acontecimiento que el coloso de la moda estadounidense confía en llevar a cabo en los próximos meses, ya que su objetivo es empezar a operar en 2015. Desde el grupo presidido por Dimas Gimeno reconocen las conversaciones, pero apostillan que todavía no hay nada cerrado.

No obstante, otras fuentes del sector del comercio hablan de un proyecto mucho más maduro, ya que las conversaciones están en fase muy avanzada, y aseguran que el primer centro de El Corte Inglés donde se instalará Gap será en Barcelona, en el edificio de Las Ramblas. Se tratará de un primer paso dentro de una alianza más amplia, dirigida a alcanzar un mayor número de corners en otros establecimientos del grupo español.

Pero la moneda de cambio de esta alianza tiene todavía otra cara. Según el portal especializado Modaes.es, Gap va a utilizar a El Corte Inglés como socio para sondear el mercado español y entrar más adelante con tiendas propias, lo que supondría su desembarco definitivo en España, el mercado natural de su gran rival, Zara.

Gap es el tercer grupo de moda del mundo, después de H&M e Inditex, con una facturación 16.150 millones de dólares anuales (13.000 millones de euros). Además de la propia Gap, controla marcas tan conocidas como Banana Republic, Athleta, y Piperlime. Pero Europa es su asignatura pendiente, justo el territorio donde son especialmente fuertes tanto el grupo que preside Amancio Ortega como la multinacional sueca.

Gap, en cambio, sólo cuenta con presencia comercial en Gran Bretaña, Francia, Italia e Irlanda, insuficiente para la partida global que está jugando con grupos como Primark, la propia Inditex o H&M. Además, su actividad en estos cuatro países se limita a 200 tiendas propias, con las Islas como su principal mercado en el Viejo Continente.

Desde 2010, Gap ha intentado entrar varias veces en España, tanto a través de tiendas propias como por internet y, de hecho, recientemente ha llegado a un acuerdo con Zalando para crecer en ventas online, acuerdo que se enmarca dentro de la estrategia del grupo estadounidense de utilizar las ventas por internet como punta de lanza para consolidarse en el mercado europeo.

La alianza con Gap es un salto importante para El Corte Ingles, ahora que tiene como nuevo presidente a Dimas Gimeno, ya que, aunque muchos grupos de moda internacionales se han aliado con el gigante español de la distribución para tener corners en sus grandes almacenes, esta es la primera vez que el socio tiene un tamaño como el de Gap.

Para la compañía estadounidense, su acuerdo con El Corte Inglés sólo supone un primer paso. Su desembarco en España quiere hacerse en todos los frentes, con tiendas propias pero también a través de franquicias, con el añadido de que aterrizar en la piel de toro tiene un valor especialmente simbólico, porque supone dar la batalla ante Inditex en su mercado de origen.

Dentro de esta nueva ofensiva de Gap, además de entrar en España y posicionarse en internet, hay una tercera pieza que completa su puzle estratégico: el mercado alemán. El consejero delegado de Gap, Glenn Murphy, anunció a principios de este año que quería abrir 1.000 tiendas y crecer en los mercados internacionales para depender menos de Estados Unidos.

Europa y Asia son los dos mercados en los que Gap quiere crecer. Es decir, se pretende copiar la estrategia de Inditex, Mango o la propia H&M: crecer fuera del país de origen y reducir al máximo la dependencia del mercado local.

Primark Mango Amancio Ortega
El redactor recomienda