POR LA CAÍDA DE LA RENTABILIDAD DEL CONTRATO

Aldeasa declara la guerra a Aena y amenaza al Gobierno con un ERE en las tiendas

La empresa que gestiona las tiendas de los principales aeropuertos españoles ha planteado llevarse la sede a Londres por la falta de diálogo con Fomento.

Foto: Foto: ARD architecture
Foto: ARD architecture

World Duty Free (WDF), la antigua Aldeasa, la empresa que gestiona las tiendas de los principales aeropuertos de España, ha decidido ir a la guerra contra Aena, el holding todavía público en fase de privatización. La compañía de la familia Benetton, con sede operativa en Madrid, ha amenazado al Ministerio de Fomento que se llevará sus cuarteles generales al extranjero y que aplicará un expediente de regulación de empleo (ERE) si el gestor de los aeropuertos no le modifica un contrato de casi 2.000 millones que considera “leonino”.

Según han confirmado fuentes próximas al conflicto, WDF ha pedido a Ana Pastor la revisión de las condiciones del contrato marco firmado en 2012 por el que se adjudicó la gestión de los locales comerciales de 26 aeródromos a cambio de 1.960 millones de euros hasta 2020, más un canón del 37% de las ventas. La licitación, la primera con carácter competitivo que hacía Aena, la ganó Aldeasa, que históricamente había sido la dueña de estas tiendas cuando también era una compañía pública.

WDF elevó la puja por los tres lotes sacados a subasta basándose en unas proyecciones de tráfico de pasajeros que no se cumplieron ni en 2012 ni en 2013. La decisión del presidente de Aena, José Manuel Vargas, de subir las tasas que cobra a las aerolíneas por operar en España, provocó que muchas compañías aéreas dejaran de volar a Madrid. Como consecuencia, el número de pasajeros cayó un 3,5% en 2013, tras registrar un descenso del 5% en el año anterior.

La ministra de Fomento, Ana pastor, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. (EFE)
La ministra de Fomento, Ana pastor, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. (EFE)

El aumento de las tarifas tenía como objetivo incrementar los ingresos de Aena para elevar el valor del holding de cara a la privatización, que culminará a mediados de noviembre de este año. Un objetivo que se ha cumplido porque la empresa pública vale cerca de 8.000 millones, cuando hace dos años tenía un equity value negativo. El problema es que, al bajar el tráfico en cerca de 10 millones de pasajeros, los operadores de las tiendas y los restaurantes han pagado la factura.

El foco del agujero está en el Aeropuerto de Barajas, el emblema de la red, por donde apenas pasaron 39 millones de turistas el pasado ejercicio, una cifra inferior a la de 2005, cuando aún no se había inaugurado la ampliación de pistas y la nueva terminal T4. Aena le había asegurado a WDF que, en lugar de registrar caídas, el tráfico se incrementaría cerca de un 10%, previsión con la que Aldeasa hizo sus proyecciones de ingresos.

Al no cumplirse la primera premisa, los resultados de WDF han sido negativos, una tendencia que se incrementará a partir de 2015 cuando la compañía tenga que asumir un aumento progresivo de las rentas de más del 30%. El anuncio hace dos semanas de la falta de rentabilidad del negocio en España ha provocado un desplome en bolsa de casi el 30% de las acciones de la familia Benetton, cuya gestión está en manos de directivos españoles.

La sede, a Londres

Al tiempo que comunicó estos problemas a la Bolsa de Milán, WDF anunció la dimisión de su consejero delegado, José María Palencia, que llevaba cerca de 12 años al frente del grupo desde que era propiedad de Tabacalera. Su papel lo ha asumido en funciones David Jiménez-Blanco, el director financiero, que en coordinación con el actual presidente, Rafael Arias Salgado, se han dirigido a Pastor y a Vargas para negociar la modificación de algunas cláusulas del contrato.

El presidente de World Duty Free Group, Rafael Arias-Salgado. (EFE)
El presidente de World Duty Free Group, Rafael Arias-Salgado. (EFE)

Pero ni la ministra ni el presidente de Aena han accedido a la petición. Ambos han remitido a WDF a que cumpla las condiciones iniciales del contrato que firmaron en 2012, una negativa que ha llevado a la compañía a advertir que, de no alcanzar un punto de encuentro positivo para las dos partes, tomará las decisiones oportunas. Además de poner en marcha una serie de medidas para hacer más atractivos los puntos de venta y mejorar los horarios de aperturas para coordinarlos con la llegada de los aviones, la empresa ya ha comunicado internamente la opción de acometer un expediente de regulación de empleo (ERE) para abaratar los costes.

Aldeasa emplea a más de 2.000 personas en las tiendas de los aeropuertos, plantilla que se suma a los más de 300 empleados y directivos que están en la sede central de Madrid. En WDF también se plantean, en el caso de que Fomento mantenga su posición de no negociar, llevarse la sede fiscal a Londres, ya que es al mismo tiempo el gestor de los locales comerciales de Heathrow. España supone el 24% de los ingresos del grupo, mientras que el Reino Unido representa cerca del 35%. La compañía consiguió días atrás que el operador del Reino Unido le renovase el contrato en condiciones más favorables para las dos partes.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios