El Frob intentó hasta última hora que Botín igualase la oferta de FG por Catalunya Banc
  1. Empresas
DECEPCIÓN EN EL GOBIERNO

El Frob intentó hasta última hora que Botín igualase la oferta de FG por Catalunya Banc

El Gobierno quería que el Banco Santander participase por derecho propio en la consolidación del sistema bancario con la compra de Catalunya Banc

placeholder Foto: El presidente del Banco Santander, Emilio Botín (EFE)
El presidente del Banco Santander, Emilio Botín (EFE)

El Gobierno se ha llevado una decepción después de comprobar que el Banco Santander se ha quedado fuera de la gran operación de rescate bancario.La venta de Catalunya Banc era el último cartucho para incorporar a la primera entidad financiera del país al programa de consolidación sectorial que ha dado con muchas de las antiguas cajas de ahorros en manos de los grandes bancos españoles e incluso alguno que otro extranjero. La entidad cántabra se ha convertido, al final, en la excepción que siempre confirma la regla.

El BBVA había presentado una oferta claramente superiory,sobre todo, lo había hecho después de darse ‘mus’, como coloquialmente se dice por Catalunya Banc. Salvo los más avezados observadores del sector, nadie había reparado en el proyecto del banco que preside Francisco González para consolidar su posición en la comunidad autónoma catalana, que ahora se elevará al 22%. La adquisición de Unnim, culminada en julio de 2012,se ha demostrado como un bocado demasiado pequeño y la entidad con sede en Bilbao se movió sigilosamente para ganar por la mano al Banco Santander y a La Caixa con una propuesta realmente imbatible.

Los acontecimientos de la última hora antes de que la comisión gestora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) dictara sentencia sirven como evidencia de la atrevidaapuesta del BBVA. Los responsables del organismo dependiente del Ministerio de Economía intentaron infructuosamente trasladar el peso de la decisión a una segunda ronda de decisión. Para ello hacía falta que el Banco Santander echara el resto y mejorarse sustancialmente su oferta. La alternativa de La Caixa había sido descartada ante la exigencia de unas garantías que fuentes oficiales han calificado de “inaceptables”.

La entidad cántabra rechazó la sutil invitación para ‘empatar’ con el BBVA, de modo que el FROB no tuvo más remedio que agarrarse al clavo ardiendo de la propuesta que brindaba el banco con sede en Bilbao. A la postre, los 1.187 millones que paga el grupo presidido por FG salen lo comido por lo servido si se tienen en cuenta las aportaciones que deberádestinar el Estado tanto para compensar la venta de la cartera hipotecaria a Blackstone como para equilibrar el negocio bancario de Catalunya Banc.

Cinco veces más ayudas en términos relativos que Bankia

Entre unas cosas y otras el FROB y el Fondo de Garantía de Depósitos se van a dejar en el proyecto de venta 100 millones degarantías razonables con las hipotecas basura del grupo catalán, además de los 572 millones de la deuda subordinada comprometida de entrada por el Estado. A estos 672 millones se le tienen que sumar previsiblemente otros 185 de garantías mínimas en eventuales contingencias pactadas con el BBVA, junto a los 267 millones derivados del más que posible ajuste de los créditos fiscales generados por Catalunya Banc en el traspasode activos inmobiliarios a Sareb. En total, 1.124 millones de euros que pagará el Estado contra los 1.187 que abonará el BBVA.

Todo este desglose supone como consecuencia directa que los saneamientos efectuados estos años atrás por el grupo de las cajas catalanas se cargarán directamente sobre las espaldas de lossufridos contribuyentes. El Gobierno ha destinado ya 12.052 millones al efecto y los gestores públicos consideran, para más inri, que todavía podía haber sido peor. Para justificar las bondades de su actuación se remiten a los informes de expertos independientes que determinaron el coste de liquidación de Catalunya Banc en 17.846 millones. Todo ello sin contar los graves perjuicios que hubieran podido derivarse para el resto del sistema financiero si se hubiera dejado caer a la entidad con todas las consecuencias.

Catalunya Banc ha sido de largo el banco que ha requerido más muletas por parte del Estado. En términos relativos, si se compara el importe de las ayudas sobre los activos ponderados por riesgo (APR), el grupo catalán ha recibido un 49% de inyecciones públicas frente al 10% de Bankia. Novagalicia Banco, actual Abanca, obtuvo un 33% y el Banco de Valencia fue a parar a manos de CaixaBank después de cubrir un 33% de sus APR con dinero de todos los españoles.

Noticias del BBVA Novagalicia Banco Noticias del Banco Santander Noticias de La Caixa Catalunya Banc Unnim Francisco González
El redactor recomienda