Arturo Fernández pilla con su deuda a los March y a los cuatro grandes bancos
  1. Empresas
LES PIDE OTRO CRÉDITO TRAS NO PAGAR EL PRIMERO

Arturo Fernández pilla con su deuda a los March y a los cuatro grandes bancos

Arturo Fernández, el vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal madrileña, ha pedido un nuevo crédito a la gran banca tras impagar el primero.

Foto: El vicepresidentre de la CEOE y presidente de CEIM, Arturo Fernández. (EFE)
El vicepresidentre de la CEOE y presidente de CEIM, Arturo Fernández. (EFE)

Arturo Fernández, el vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal madrileña, no pasa por buenos momentos. A las sospechas de corrupción en su organización de empresarios, con la detención del exdirectivo Alfonso Tezanos y la dimisión de Lourdes Cavero, mujer del presidente de la Comunidad de Madrid,se suman los graves problemas por los que atraviesa el Grupo Arturo, que ha pedido a la gran banca un crédito extraordinario de 20 millones para sobrevivir.

Esta nueva línea de financiación se la ha solicitado a Banca March, a Banco Santander, BBVA, Bankia y CaixaBank, los cinco principales acreedores del empresario hostelero e inmobiliario, a las que ya adeuda otros 20 millones en créditos bancarios y otros préstamos concedidos mediante la fórmula de project finance. El problema de Arturo Fernández es que ha impagado el primer crédito, por lo que las entidades bancarias no están por la labor de prestarle más.

El que fuera consejero de Bankia hasta su nacionalización en la primavera de 2012 asegura haber alcanzado un acuerdo para alargar el vencimiento de los 20 millones iniciales. Pero variosde los acreedores niegan que se haya renovado la financiación. El principal de ellos es el Grupo March, con cerca de siete millones, seguido por BBVA y Santander, con otros siete millones entre los dos, más Bankia y CaixaBank, con algo más de dos cada uno.

Los bancos califican como muy complicada la situación de Arturo Fernández, que cuando fue imputado por el juez Andreu por el caso Bankia se definió en la Audiencia Nacional como “un empresario desde los 17 años; preparado en temas de economía y con un máster en EEUU. Soy empresario de tercera generación dedicado a hostelería y servicios”. Las diversas reuniones mantenidas hasta la fecha para alargar el vencimiento han acabado sin acuerdo.

Pese a ello, el número dos de la CEOE asegura a los potenciales compradores a los que ha ofrecido la mayoría del capital de su grupo que ya tiene el visto bueno de la banca y que, incluso, le han concedido una quita del 25% sobre el importe a pagar. Varias entidades consultadas por este diario niegan que hayan aceptado perdonarle una cuarta parte de la deuda, como señala el cuaderno de venta que ha entregado a algunos de los interesados.

Ventas fallidas

El presidente de la CEIM lleva meses intentando sin suerte encontrar un inversor que aporte 50 millones de euros para salvar su grupo. En diciembre del pasado año hizo público un acuerdo con Real Investment Holding para que tomase la mayoría del capital, operación que finalmente no se concretó. Era la tercera vez que daba por hecho una solución en falso para hacer frente a sus problemas financieros.

En sus últimas declaraciones explica que va a llevar a cabo "varias ampliaciones de capital en los próximos meses para dar entrada a varios empresarios", cuya identidad no ha querido desvelar.El objetivo es captar 45 millones de euros a cambio de un 51% del grupo, dinero con el que quiere amarrar el futuro de este, que también tiene deudas pendientes con Hacienda y con la Seguridad Social, e invertir en ladrillo.

A finales de 2013, Arturo Fernández llegó a un acuerdo con Serunión y Mediterránea de Catering para venderles la división de colectividades. Ambas firmas rechazaron finalmente consumar la compra, tras realizar una auditoría o due dilligence de las cuentas, un documento que incluía litigios muy significativos con las Administraciones laborales por tener en plantilla a trabajadores sin contrato.

CEOE CEIM