Los trabajadores de Fagor, indignados con los planes de recolocación de Mondragón
  1. Empresas
LA CORPORACIÓN HA RECOLOCADO a 600 SOCIOS

Los trabajadores de Fagor, indignados con los planes de recolocación de Mondragón

Denuncian situaciones de discriminación y alertan de que hay "listas negras". La Corporación presenta esta próxima semana sus cifras de recolocaciones

placeholder Foto: Los trabajadores de la planta de Edesa en Basauri (Vizcaya). (Efe)
Los trabajadores de la planta de Edesa en Basauri (Vizcaya). (Efe)

La batalla de los socios de Fagor y su filial Edesa, después de que Mondragón rechazase la semana pasada el plan de viabilidad de los negocios de Confort de Basauri y Bergara, se centra en el empleo. La corporación afirma que el objetivo a medio plazo es recolocar a “prácticamente todos los socios”, pero los trabajadores de Edesa mantienen las concentraciones en la fábrica porque no confían en la dirección del grupo, no están conformes con las ofertas que se les han hecho y denuncian discriminaciones y listas negras.

Tres meses después de la caída de Fagor, Mondragón (MCC) ha recolocado “a más de 600 socios en otras cooperativas”, señalan fuentes de la corporación, quedará cifras oficiales la próxima semana. En noviembre el grupo comenzó la reubicación de los socios. En diciembre, anunció que había encontrado empleo a más de 400 personas y señalaba que en seis meses se podría dar salida a otras 400. Además, a una parte de la plantilla se le ofrecerá la prejubilación a partir de los 55 años. La corporación cree que antes del verano podría finalizar el proceso para dar salida a estas personas que con la quiebra de Fagor se han quedado en la calle y que no solo pierden empleo y nómina, sino que también dicen adiós a la aportación inicial de capital que hicieron.

Los trabajadores de Edesa, en primer lugar, no entienden por qué se rechazó el plan de viabilidad, y aseguran que la empresa tenía pedidos y opciones para salir adelante. MCC responde que el análisis lo hizo una consultora independiente, PriceWaterhouse Coopers, y que había serias dudas de que pudiera hacerlo, pero que, en cualquier caso, no corresponde a la corporación, sino a Fagor, decidir sobre la filial.

En segundo lugar, los trabajadores se sienten “desamparados”. Quieren que les garanticen, ya que está en las bases cooperativistas de Mondragón, la recolocación, pero creen que estas reubicaciones están siendo “discriminatorias” y que “hay listas negras”.

La lucha por el empleo

“Lo que nos están diciendono se lo cree nadie”, afirma José, socio desde hace casi 20 años, que asegura que “ahora viene la verdadera pelea, la del empleo. La corporación tiene que dar solución a los socios”. Y cuenta que las ofertas que se les están haciendo “son de risa, son puestos para un mes, para unos días, de media jornada… y después, ¿qué? Queremos una estabilidad, pedimos que no se nos deje en la calle. Queremos un compromiso, porque la empresa también es nuestra”. Él tiene 50 años, aportó unos dos millones de pesetas cuando entró en la cooperativa y ahora no cree que tenga muchas opciones fuera del grupo, aunque no pierde la esperanza.

Por otra parte, los trabajadores también señalan la discriminación entre los que pertenecen al régimen deLagun Aro–la aseguradora de MCC– y los que cotizaban a laSeguridad Social. En el primer caso, el paro lo paga el propio grupo, mientras que en el segundo es el Estado el que se hace cargo. Por eso sospechan que se está recolocando primero a los que suponen un coste para Mondragón. En octubre del año pasado Lagun Aro admitió queno tenía recursos suficientes para hacerse cargo del paro de los cooperativistasde Fagor Electrodomésticos –de los casi 2.000 trabajadores, 1.800 eran socios– con el colchón de 35 millones del que disponía.

Sobre esto, Mondragón asegura que, aunque en la teoría deberían tener prioridad los socios cubiertos por Lagun Aro, “en la práctica no es así, no está habiendo ninguna discriminación y se está enviando a las entrevistas a los trabajadores que estaban en el régimen de la Seguridad Social en las mismas condiciones si cumplen los perfiles requeridos”. En Edesa la mayor parte de los trabajadores pertenecen a la Seguridad Social, porque se estableció así cuando se creó la cooperativa, antes de entrar a formar parte de la corporación Mondragón. “A los socios de Edesa se les está también recolocando sin problemas, ya se hareubicado a 50 de estos empleados en otras cooperativas a pesar de que estaban en la Seguridad Social”, asegura un portavoz de MCC.

Denuncia de discriminación “por papeles médicos”

Idoia tiene 46 años y en la cooperativa de Edesa, como socia, lleva 10 años, aunque como su padre también era cooperativista lleva trabajando para el grupo entre 15 y 20 años. Su problema es que tiene una incapacidad temporal (ITT) reconocida: por un reumatismo degenerativo necesita que su puesto de trabajo tenga una silla, estar sentada, no de pie. Es su única limitación. De hecho, por esta circunstancia, pasó en su día de trabajar en la cadena de montaje a la de premontajes y hasta el momento del cierre ha desempeñado su labor.

Foto: EfeSin embargo, denuncia que el grupo ha decidido “discriminar a los trabajadores que tienen papeles médicos” y que los propios doctores de la empresa que están revisando sus casos les han confesado que no se los va a reubicar. En su situación hay, dice, unas 250 personas más y han puesto varias denuncias. “De vez en cuando y para justificar que lo están haciendo bien llaman a dos o tres personas de las que tienen ITT para entrevistas, pero las mandan a puestos que no pueden desempeñar por su condición, con lo que la cooperativa que les entrevista tiene que rechazar a estos socios”, afirma. Idoia no se plantea a corto plazo otras opciones: quiere que la recoloquen en el grupo.

Su marido también era socio en Edesa; le han prejubilado con el 80% de su salario y entre los dos han perdido las aportaciones iniciales, 42.000 euros. Ahora temen que después de cubrirse la deuda de la empresa con esas aportaciones, deban poner su patrimonio personal si hay que absorber las pérdidas. Otro problema que denuncia: el retraso en los pagos que haceLagun Aro de paro y prejubilación. “Y nos han dicho que nos acostumbremos, que eso va a ser así”.

Corporación Mondragón Fagor Edesa Empleo Lagun Aro Seguridad Social Paro Quiebra Despidos Electrodomésticos
El redactor recomienda