EL FABRICANTE EMPLEA A MÁS DE 5.600 PERSONAS

El milagro vasco se desmorona: los despidos en Fagor sacuden a Mondragón

Los acontecimientos se han precipitado y el preconcurso de Fagor es una amenaza para Mondragón, por eso Vitoria y Madrid buscan juntos la solución

Foto: Sede de la Corporación Mondragón.
Sede de la Corporación Mondragón.

Los acontecimientos se han precipitado y el fracaso del SOS lanzado por Fagor a dos de sus socios, Orona y Caja Laboral, ha forzado la solicitud del preconcurso de acreedores para ganar tiempo en la búsqueda de financiación. No está solo, el Gobierno vasco y el español trabajan de forma conjunta para encontrar la forma de salvar al fabricante, según fuentes conocedoras de las negociaciones. Fagor es demasiado grande: da trabajo a más de 5.000 personas, aproximadamente el 9% del total de la Corporación Mondragón,  y el grupo tiene el compromiso formal de reubicar a los cooperativistas que pueda.

Los socios no quieren volver a poner dinero para rescatar a la firma de electrodomésticos tras los 70 millones desembolsados en mayo, “la solidaridad ha llegado al límite”, reconocen en la corporación (MCC). Ya tuvieron que renunciar a beneficios para salvar a una compañía que arrastra cuatro años de pérdidas y una deuda que roza los 1.000 millones. La gestión de Fagor no ha conseguido salvar el bache y el resto de cooperativas se ha plantado, tienen sus propios problemas.

Las dificultades de Mondragón eran evidentes en 2012, pese a que el grupo todavía vendiese su modelo de éxito.  Ahora, modelo de solidaridad del que presumían en Mondragón hasta hace apenas unas semanas ha saltado en pedazos. Y las consecuencias son graves, para el grupo y para la economía vasca: los miembros de la corporación se han convertido también en acreedores de Fagor tras el rescate de mayo. Además,  MCC, con resultados muy desiguales entre sus miembros, supone el 7% del PIB de la comunidad, según los datos de la Consejería de Desarrollo económico.

Mondragón en los años 40.
Mondragón en los años 40.
Ahí radica, precisamente, el interés por salvar a toda costa a Fagor. Y de ahí las negociaciones del Gobierno de Urkullu con el Ministerio de Industria en busca de una solución. El problema para una ayuda directa de Madrid vendría de la oposición de Bruselas, así que se baraja que se le inyecte dinero a través del ICO, según estas fuentes. Cada vez cobra más fuerza la posibilidad de una operación a tres bandas: Vitoria, Madrid, Mondragón.

Lo que importa ahora: el empleo

“No estamos preocupados por las repercusiones económicas. Ahora mismo la gran preocupación es la gestión de los empleos, la Corporación Mondragón tiene el compromiso formal de intentar absorber a los cooperativistas del resto de socios si tienen dificultades. El problema es la dimensión”, comentan desde MCC. “Cuando otras cooperativas se han extinguido, no se ha planteado una situación así, no es lo mismo reubicar a 15 o 30 socios que a 1.800, aunque todavía no sabemos a cuántas personas afectará”, añaden. Nunca se habían enfrentado a una debacle y un conflicto interno de esta magnitud, reconocen.

“Para intentar salvaguardar el máximo número de empleos y cumplir así con uno de sus compromisos cooperativistas, Mondragón creará una Oficina de Empleo corporativa que reforzará las unidades de promoción dentro del grupo y emprenderá cualquier otra iniciativa encaminada a generar  nuevas actividades y puestos de trabajo. Para ello aportará 50 millones de euros”, explican en Fagor. Es decir, el compromiso obliga a un nuevo desembolso a los socios. Y puede que no sea el último si al final se cierra la operación de tres.

Y no sólo peligran los trabajos del fabricante de Arrasate, que con toda probabilidad se verá obligado a reducir empleos, incluso si resuelve el problema de la financiación. Muchos otros miembros de MCC son proveedores de Fagor, si al final la firma de electrodomésticos quiebra, las plantillas de estos suministradores también van a sufrir el golpe.

Distribución del empleo de Mondragón en España.
Distribución del empleo de Mondragón en España.
MCC está formada por 289 entidades, de las que 110 son cooperativas y 147 sociedades filiales. Da empleo a 68.000 personas en España y unas 35.000 en el País Vasco, según la corporación. De acuerdo con el último informe presentado por el grupo, el empleo dentro de la corporación se redujo casi un 4% en 2012 respecto a 2011, hasta los 80.321 en total al cierre del ejercicio. Sus recursos propios en año pasado cayeron un 1,4% hasta 3.943 millones de euros y los ingresos se contrajeron un 5,1% hasta 14.081 millones.

Un grupo muy dispar

Sin embargo, las cifras del conjunto no dan una visión clara de la situación. Hay muchas diferencias entre unas cooperativas y otras, como ha quedado en evidencia con el caso de Fagor, que, como Eroski, no ha sobrevivido a la crisis de consumo. “Hay socios que lo están haciendo bien, pero de ellos no se habla”, destaca un portavoz de Mondragón. Efectivamente, algunas de las empresas, como Orona, Caja Laboral, Orbea, LKS o Fagor Arrasate tienen resultados positivos, aunque también están acusando la crisis.

Caja Laboral se fusionó con otra cooperativa, Ipar Kutxa, en noviembre de 2012 y al cierre del ejercicio, los activos totales de la entidad fusionada suponían un 17% más que en el ejercicio anterior.  Orona, otro de los grandes con una plantilla de 4.090 personas, señala en el informe anual que ha cerrado el ejercicio con una cifra de negocio similar a la de 2011: 83,4 millones, frente a 89,7 de beneficio, pese a que las ventas crecieron desde los 556,2 a los 569,1 millones.

Fagor Electrodomésticos presentó en 2012 unas pérdidas de 89 millones de euros, como consecuencia de la caída del consumo, de la inversión destinada a la expansión internacional y del proceso de adaptación a la nueva realidad de los mercados, según informó la compañía en abril. Fagor obtuvo una facturación de 1.167 millones de euros, lo que supone un 9% menos que el año anterior. En las asambleas que se celebraron el viernes, se informó a los cooperativistas de Fagor que deberán responder por las pérdidas de los dos últimos ejercicios, lo que implica que los socios perderán, con toda seguridad, sus aportaciones

Eroski es otro de los grandes de Mondragón en apuros, pese a que en el primer semestre ha reducido sus pérdidas un 18% gracias a la reducción de los gastos operativos en 72 millones. Pese a los esfuerzos, la facturación de la cadena de distribución ha caído un 5,6% entre enero y junio en términos interanuales.  

Aunque el preconcurso de Fagor hace temblar los principios de solidaridad y cimientos del cooperativismo de Mondragón, desde la corporación defienden el modelo, “siempre, a las duras y a las maduras. Hay que trabajar de forma conjunta para encontrar la solución, buscar una salida que nos implique a todos”, aseguran. 
Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
59 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios