SABADELL TODAVÍA NO HA DISPUESTO DE NADA

La mora inmobiliaria de la CAM supera el 60% y explica el rescate de 15.000 millones

El coste del rescate de la CAM para los contribuyentes, cifrado la por Guindos en 15.000 millones, se explica por la elevada morosidad

Foto: Vista de la sede central de la CAM en Alicante. (EFE)
Vista de la sede central de la CAM en Alicante. (EFE)

El coste del rescate de la CAM (Caja de Ahorros del mediterráneo) para los contribuyentes, cifrado la semana pasada por Luis de Guindos en 15.000 millones, se explica por la elevadísima morosidad inmobiliaria que tiene la cartera cubierta por las garantías concedidas a Banco Sabadell para absorberla: más del 60%, según fuentes conocedoras de la situación. Dichas garantías, en forma de EPA (esquema de protección de activos), deben sumarse a los 5.249 millones que inyectó el FROB en forma de capital tras su intervención en julio de 2011. 

Las fuentes consultadas explican que esta cartera agrupaba todo el crédito promotor de la antigua caja alicantina, con lo cual es lógico que tenga una morosidad muy elevada. Pero no tanto: la media de la mora de constructores y promotores de la banca española se sitúa actualmente en el 35%, lo cual quiere decir que la exposición de la caja que presidía Modesto Crespo era de mucha peor calidad que la de la mayoría de sus competidores.

"Hay que tener en cuenta que, cuando se subastó la CAM, no se había creado el banco malo, por lo que se vendió con toda la exposición inmobiliaria, tanto crédito promotor como activos adjudicados. Y además, había sido, junto con Bancaja, el principal financiador de toda la burbuja inmobiliaria de la costa mediterránea, con lo que las pérdidas fueron brutales cuando ésta pinchó", explica una de las fuentes. No en vano, el anterior gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, reconoció que la CAM era "lo peor de lo peor".

Año de fundación:
1875
Empleados:
7171 personas
Sector:
Intermediación financiera

Sabadell ganó la subasta de la CAM en noviembre de 2011 porque los demás interesados –entre ellos Santander, BBVA y La Caixa– se retiraron de la puja y dejaron sólo al banco que preside Josep Oliu. Ante lo cual, el FROB tuvo que elegir entre aceptar sus condiciones o dejar desierta la subasta, y escogió la primera opción. Estas condiciones fueron consideradas exageradas en su día –los competidores de la entidad catalana hablaron de "prebenda" y de "rescate del Sabadell"–, pero ahora parecen justificadas a la luz de esta morosidad. Si se cuenta con ella, la tasa de mora del Sabadell subiría del 13,63% publicado ayer a más del 19%. Ese 13,63% sí computa la morosidad no inmobiliaria de la CAM, que asume íntegramente el banco catalán.

¿De dónde salen los 15.000 millones?

El EPA concedido cubre el 80% de las pérdidas durante 10 años de una cartera de 24.000 millones, mientras que el Sabadell debe hacerse cargo del 20% restante: unos 4.800 millones, que ya tiene provisionados. Es de suponer que no se pierdan los 24.000 millones en su totalidad; en principio, debería perderse el 60% que están en mora –si es que esta no sigue subiendo–, pero las fuentes explican que siempre se recupera algo con ventas (tanto del crédito como de los inmuebles adjudicados en pago de esa deuda) o con recobros. Por tanto, no se espera que la pérdida supere el 50% del total.

El 80% de 24.000 millones son 19.200, con lo que una pérdida del 50% supone 9.600 millones. Si se le suman los 5.249 millones inyectados como capital, salen unos 14.850, es decir, los 15.000 millones de que habló el ministro de Economía. Además, hay que tener en cuenta que el EPA fue otorgado por el Fondo de Garantía de Depósitos, propiedad de las entidades, y no por el FROB para que no computara en las cuentas públicas. No obstante, Bruselas lo considera también ayudas de Estado porque entiende que, si el FGD no atiende a estos pagos, el erario público se hará cargo de ellos.

En todo caso, Oliu aseguró ayer en la presentación de resultados del banco que todavía no se ha dispuesto de ninguna cantidad del EPA porque las primeras pérdidas se han cubierto con el capital inyectado a la CAM. Pero explicó que esos fondos ya se han agotado y que, a partir de ahora, se empezará a devengar la deuda. Y añadió que el cálculo exacto del coste del rescate no se conocerá hasta dentro de seis o siete años. 

Ejemplo para Catalunya Banc

Las fuentes consultadas aseguran que una situación similar explica por qué el FROB ha fracasado dos veces en su intento de venta de Catalunya Banc y por qué ningún banco nacional quiere comprar ahora la nacionalizada catalana sin EPA, como ha informado El Confidencial. O por qué ninguno de ellos se ha quedado con NCG Banco y ha tenido que caer en manos del venezolano Banesco.

"Es cierto que ahora existe Sareb y que han traspasado el riesgo inmobiliario, pero la morosidad de estas entidades sigue siendo muy alta y el deterioro va aumentando con el paso del tiempo, así que es lógico que todo el mundo pida garantías", afirma una de las fuentes. Otra añade que "la cuestión es si resulta más barato aportar esas garantías o liquidar la entidad". Hasta ahora, el Gobierno ha defendido siempre la primera opción, incluso con el Banco de Valencia, donde las ayudas a La Caixa superaban el coste de liquidación calculado por Bruselas. No obstante, Catalunya Banc ya ha recibido 12.052 millones de dinero público antes de plantear un posible EPA.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios