El ‘banco’ de Mas aumenta al 10% su morosidad y sus beneficios caen un 14%
  1. Empresas
LA CRISIS GOLPEA AL INSTITUTO CATALÁN DE FINANZAS

El ‘banco’ de Mas aumenta al 10% su morosidad y sus beneficios caen un 14%

La crisis no respeta nada y el ICF no ha sido la excepción. La morosidad de la entidad crediticia controlada por la Generalitat se colocó en el 10%

placeholder Foto: El presidente de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)

La crisis no respeta nada y el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) no ha sido la excepción. El ICF es la entidad crediticia controlada por la Generalitat y a cierre del 2012, su morosidad se colocó en el 10%, según consta en la memoria de la institución pública.

Este índice de morosidad supone una subida de 1,3 puntos, ya que en 2011 la cuota de morosidad era del 8,7%. El impacto de la crisis ha supuesto que el ICF ya no tiene una tasa de mora claramente por debajo del sector, tal y como había pasado hasta ahora. En cambio al final del año pasado se colocaba a la par, ya que a cierre de 2012 la morosidad media de la banca española fue del 10,4%.

El ICF ha sido tradicionalmente una entidad muy saneada y capitalizada. De hecho, la Generalitat planea solicitar al Banco de España que pueda tener una ficha bancaria, ya que CiU y ERC acordaron que esto era un paso para tener “estructuras de Estado”. La petición no ha avanzado por el clima de enfrentamiento entre la Generalitat el Gobierno central, a cuenta de la petición de un referéndum sobre la independencia, pero la estructura de balance del ICF permitiría que fuese un banco sin mayor problema.

Los beneficios también han caído, a causa del mayor esfuerzo que ha tenido que hacer la entidad en provisiones. El ICF cerró el 2012 con unos resultados positivos de 3,7 millones de euros, un 13,9% menos que durante el año anterior.

La tasa de mora no incluye los 10 millones de euros que el ICF prestó para la operación de compra de Spanair y que acabó con la quiebra de la compañía aérea. Este crédito fue traspasado a la empresa pública Avança, que concentra las participaciones empresariales al estilo de lo que sería la SEPI, y por tanto la Generalitat ha conseguido preservar el ICF de los riesgos de aquella aventura empresarial que acabó en quiebra. Así, el ICF sigue siendo la joya de la corona de las empresas públicas de la administración catalana.

Pérdidas por deterioro de activos

En 2012 el ICF registró pérdidas por deterioro de activos por valor de 89,9 millones de euros, lo que supone un aumento del 7% respecto al año anterior, en especial por haber registrado ajustes a la baja del valor de su activos inmobiliarios. Esta partida es la que más ha afectado a los resultados de la entidad crediticia.

En total, el ICF tiene un volumen de balance de 4.488 millones de euros, con una cartera de activos muy centrada en pymes, ya que el ICF ha estado paliando, en la medida de lo posible, la sequía de créditos para las empresas catalanas.

Falta de recursos

El principal problema del ICF no es su operativa, que funciona en línea con el resto del sector financiero, sino las dificultades para acceder a los recursos externos para poder dar más préstamos, ya que le ha perjudicado que la Generalitat se haya quedado fuera de los mercados.

Así en la memoria se destaca que “si bien se prevé que continúe la situación de cierre de los mercados financieros, y por tanto de escasa liquidez con una oferta de financiación que cotizará a precios muy elevados, en el primer trimestre de 2013 se han generado expectativas de apertura a nuevos inversores”.

“Empiezan a detectarse inversores que ven el ICF como una inversión corporativa, más que como una simple inversión pública, con un rating ligado al de su comunidad autónoma, y en primar la valoración de los fundamentales y misión, por lo que el ICF se configura como una opción dentro de sus carteras de inversión”, asegura la entidad crediticia.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
ICF Morosidad Generalitat de Cataluña CiU Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda