por su falta de tesorerÍa

FCC pide por adelantado 1.100 millones a la banca para sobrevivir a corto plazo

La compañía ha solicitado un crédito sindicado para hacer frente a sus necesidades de tesorería mientras refinancia una deuda global de 5.000 millones

Foto: Fotografía cedida por FCC del vicepresidente de la compañía, Juan Bejar (i), y de la presidenta de la empresa, Esther Alcocer Koplowitz. (EFE)
Fotografía cedida por FCC del vicepresidente de la compañía, Juan Bejar (i), y de la presidenta de la empresa, Esther Alcocer Koplowitz. (EFE)

La banca ha vuelto a echar un cable a FCC, que está haciendo esfuerzos ímprobos por superar uno de los momentos más delicados de su historia. BBVA, Santander y Bankia, que ya le dieron un préstamo puente de 240 millones, le han dado otro crédito de otros 260 millones de euros a la compañía controlada por Esther Koplowitz para atender sus necesidades más perentorias. Además, el grupo ha aplazado el pago de 625 millones que le vencieron en mayo.

Pocas compañías han tenido tanta árnica de la banca como FCC para salir delante de una situación que hubiera llevado a la suspensión de pagos a cualquier otra. Según documentos internos, el grupo dirigido desde enero por Juan Béjar como consejero delegado y Esther Alcocer Koplowitz, como presidenta, las principales entidades financieras acreedoras le han prestado 500 millones adicionales en el primer semestre del año.

La solicitud de este préstamo sindicado a corto plazo responde a la obligación de FCC de “atender las necesidades de tesorería” ante la anemia que sufre la caja de la compañía de construcción, servicios e infraestructura. La sociedad asegura que este adelanto concedido por sus bancos más próximos se enmarca en el proceso de refinanciación de hasta 5.000 millones de euros que le vencen entre este año y el próximo, tal y como adelantó El Confidencial el pasado 22 de mayo.

FCC confía en tener cerradas en septiembre las condiciones generales del alargamiento de esa deuda, que representa un 80% del pasivo total del grupo. Una vez acordado el term sheet, Bejar prevé convencer en noviembre a los restantes casi 40 bancos acreedores para firmar la prolongación por tres años de la fecha de pago. El 70% de los préstamos que expiran a corto plazo está en manos de entidades españolas, siendo BBVA, Bankia y Santander lo que tienen más exposición.

El trato favorable de estos bancos con FCC está siendo tal que le han perdonado el pago de un préstamo sindicado de 643,5 millones que venció el pasado mes de mayo. La compañía ha conseguido que le den un waiver o prórroga para hacer frente a esta obligación financiera en el último trimestre del año. En total, la ayuda recibida asciende a 1.150 millones.

Mejoría en otoño

El grupo explica que una parte significativa de la deuda con vencimiento a corto plazo por importe de 554 millones de euros no tiene recurso a la sociedad dominante. Sin embargo, destacan los 491,3 millones vinculados a la adquisición del grupo FCC Environment (U.K.), antes grupo Waste Reclicyng Group, en 2006, que está en proceso de reestructuración. Aquella compra ascendió a 2036 millones y es una de las líneas de financiación que más preocupa a la compañía por la oposición de los bancos ingleses, mucho menos receptivos que los españoles a darle oxígeno.

FCC espera que su salud financiera mejore significativamente a final de año cuando refinancie la casi totalidad de su pasivo y cobre los 600 millones de euros que le adeudan las administraciones públicas. La compañía dijo este lunes en la presentación de resultados que, descontando las líneas de factoring ya concedidas, el efecto neto en caja rondará los 300 millones de euros.

Todo un alivio para un grupo que a 30 de junio tenía “un fondo de maniobra negativo de 2.466 millones de euros, existiendo pasivos financieros corrientes por importe de 4.466 millones de euros”. Una situación de gran tensión que se espera suavizar con la venta de activos no estratégicos por cerca de 2.000 millones. Hasta la fecha ya se ha desprendido de Proactiva, una filial latinoamericana, y de alguna concesión en el exterior. Además, espera poder cerrar las desinversiones de Cemusa, su subsididaria de mobiliario urbano, de su negocio de logística y de su actividad de energías renovables en septiembre. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios