CANDIDATO DE GANAR ALCORCÓN

Jesús Santos, de basurero a soñar con un 'alcorconazo' el 26-M para llegar a la alcaldía

No tiene reparo en llevar a gala su condición obrera, que según argumenta le permite conectar mejor con las necesidades de sus vecinos

Foto: El candidato de Podemos en Alcorcón, Jesús Santos, durante una rueda de prensa en la sede del partido. (EFE)
El candidato de Podemos en Alcorcón, Jesús Santos, durante una rueda de prensa en la sede del partido. (EFE)

Jesús Santos (Madrid, 1981) cambió el mono de trabajo de basurero por el de candidato a la alcaldía de Alcorcón bajo las siglas de la confluencia de Unidas Podemos —Ganar Alcorcón— en este municipio del sur de Madrid. Después de trece años trabajando en la empresa municipal de basuras Esmasa, primero como peón de recogida y después como conductor del camión de recogida de residuos, se encuentra en excedencia con el objetivo de provocar un 'alcorconazo' en las elecciones municipales del próximo 26-M, dice rememorando la histórica goleada por 4-0 del Alcorcón al Real Madrid. Los primeros competían en 2-B y lograron eliminar al equipo merengue de la Copa del Rey, al no remontar en el partido de vuelta, durante la temporada 2009/2010. "El 26 de mayo queremos demostrar que los humildes pueden vencer a los poderosos", compara.

Casado y padre de tres hijos —de siete, cinco y un año y medio—, comenzó trabajando en hostelería a los 16 años. "En el bar donde conocí a mi mujer", recuerda sin poder evitar una sonrisa. Compaginó el trabajo con sus estudios en Administración y Dirección de Empresas y también Trabajo Social, sin acabar la carrera. No tiene reparo en llevar a gala su condición obrera, que según argumenta le permite conectar mejor con las necesidades de sus vecinos. "No tengo un discurso muy intelectual ni de político profesional, sino de alguien normal, de un trabajador que creo que hablo de lo que interesa realmente a la gente. De alguien que lleva aquí viviendo toda la vida, en el Ensanche Sur —un barrio de protección oficial—, y que se prepara mucho los temas y estudia las problemáticas para buscar soluciones".

Problemáticas como la limpieza, destaca, una cuestión que ocupa un espacio importante el programa de su candidatura. Es una cuestión que conoce de cerca y quiere acompañar sus promesas con compromisos.

Yo no voy a calentar el sillón. Si gobernamos y la ciudad no está limpia después de un año, dimitiré de mi cargo

"Yo no voy a calentar el sillón. Si gobernamos y la ciudad no está limpia después de un año dimitiré de mi cargo". Dice conocer las necesidades del servicio frente a cargos de confianza, según critica, que nunca han trabajado en el sector ni se han subido a un camión de basura y que, en definitiva, "no tienen ni idea de gestionar el día a día y de cuáles son sus necesidades ni han pasado frío en la calle trabajando", argumenta en referencia al servicio de limpieza. "Es lo que pasa cuando utilizas el Ayuntamiento como si fuese tu cortijo para meter a tus amigos".

En esta línea, pretende apartarse conscientemente de la etiqueta de político profesional y polariza con el actual regidor popular, David Pérez, que no volverá a presentarse para ser el número dos del PP a la Comunidad de Madrid, a quien tilda de "paracaidista". Su proyecto para Alcorcón polariza con el de los populares. El cambio, dice, frente a quien gobierna mirando sus intereses. "Alguien que lleva viviendo aquí toda la vida frente a alguien a quien mandaron de su partido sin que realmente lo quisiese". Y añade, un proyecto déspota frente a un "municipalista, que habla de Alcorcón, de sus problemas y la búsqueda de soluciones valientes".

Presume de que por la calle le dan ánimos y asegura que eso le hace fortalecer su compromiso. Le apasiona este proyecto político, pero más allá de su activismo social —en diversos movimientos como el que afrontó la problemática en el municipio generado por el conflicto de los Latin Kings— afirma que nunca estuvo en sus planes convertirse en alcalde. Explica que todavía le parece extraño cuando dio su primero mitin. Fue junto a Los Castillos, una conocida zona del municipio. "Ahí hacía 'pellas', me di mi primer beso, me casé y mira, también hice mi primer mitin", relata aún con cierta incredulidad.

"En Los Castillos hacía 'pellas', me di mi primer beso, me casé y mira, también hice mi primer mitin"

Desde que el pasado mes de febrero dimitió el secretario general de Podemos Madrid, Ramón Espinar, ejerce como portavoz de la gestora del partido en esta comunidad. Durante la presente legislatura ya fue el portavoz del grupo municipal de Ganar Alcorcón y ahora pretende gobernar, sin descartar hacerlo en coalición, con unos objetivos claros como construir vivienda pública para destinar a alquileres asequibles —350 euros—, implantar un bono eléctrico, generar empleo estable con planes centrados en I+D o un plan de gratuidad del material escolar. Esta última iniciativa ya salió adelante en la última comisión plenaria del Ayuntamiento, a propuesta de Ganar Alcorcón, y apoyada por PSOE e IUCM, con el objetivo de que el nuevo gobierno que salga de las urnas ponga en marcha la gratuidad universal del material escolar.

"Se pueden cambiar muchas cosas desde las instituciones", continúa, "y si la gente confía en nosotros las podemos cambiar". Pone el foco también en la necesidad que el cambio que propugna para Alcorcón se extienda también a la Comunidad de Madrid con un gobierno de progreso. "Es muy importante que se produzca un cambio radical en la Comunidad tras más de 20 años en manos del PP y para eso es imprescindible que Isabel Serra —la candidata de Unidas Podemos— tenga unos buenos resultados con un programa competitivo".

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios