CISMA TRAS LA MARCHA DE ERREJÓN

La crisis en Podemos se lleva por delante a Ramón Espinar, que presenta su dimisión

"En la situación actual no se dan las condiciones para llevar el proyecto de Podemos en Madrid hacia donde creo que debe dirigirse". Iglesias convoca a los órganos de dirección

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias y el ex secretario general de Podemos en Madrid. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias y el ex secretario general de Podemos en Madrid. (EFE)

El líder de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, ha presentado este viernes su dimisión a los órganos de Podemos. Dejará su escaño en la Asamblea de Madrid, la portavocía del Senado y su cargo como secretario general autonómico debido a que "en la situación actual no se dan las condiciones para llevar el proyecto de Podemos en Madrid hacia donde creo que debe dirigirse", en clara referencia a la crisis abierta tras la salida de Íñgo Errejón. Deja por tanto sus cargos institucionales y orgánicos, pues al ser senador por designación autonómica pierde esta condición al dimitir como diputado, tal y como recoge el reglamento de la Asamblea de Madrid. La ejecutiva del partido ha convocado una reunión urgente y extraordinaria del consejo ciudadano estatal, el máximo órgano de decisión entre asambleas, para el próximo sábado 2 de febrero.

La dirección estatal había descartado que Espinar fuese el cabeza de lista en la Comunidad de Madrid en confrontación con la candidatura de Errejón, algo que el recién dimitido también había rechazado. En los últimos días, se habían producido diferencias respecto a cómo encauzar la crisis generada por la marcha de Errejón entre la dirección estatal, que apostaba por presentar una lista propia, frente a Espinar, que tímidamente trataba de dejar la puerta abierta a negociar una integración.

Incluso había tratado de mantener conversaciones discretas con el equipo de Errejón para abrir vías de comunicación, ya fuese para explorar una candidatura unitaria, o para pactar el desacuerdo y dejar puentes tendidos de cara al día después de las elecciones. Muy próximo a Pablo Iglesias, su salida supone un duro golpe para la organización. "Cuando no tienes margen para dirigir y no compartes el rumbo, te tienes que ir", ha explicado Espinar.

La dirección estatal apostaba por presentar una lista propia y Espinar trataba tímidamente de dejar la puerta abierta a negociar una integración

"Participar en un proyecto politico implica compartir valores, ideas y ponerlas en marcha", concluye Espinar en la misiva que ha distribuido también a través de las redes sociales. El que era portavoz en el Senado, diputado regional y líder de la formación en Madrid, que con su dimisión se sitúa al borde de la implosión, añade que seguirá participando en política y militando en Podemos. Deja la puerta abierta, por tanto, a participar en la reconstrucción de este espacio político tras la escisión liderada por Errejón. "La responsabilidad de reconstruir una alternativa que responda a este reto sigue siendo de todos" y afirma que España necesita "un proyecto de futuro para todos".

El ex secretario general en Madrid había apostado, conscientemente, por mantenerse en silencio desde el pasado sábado, a diferencia del resto de su equipo en la dirección autonómica y de la dirección estatal. Alejarse del ruido y trabajar con discreción, el mejor contexto para llevar unas negociaciones.

La refundación de Podemos está más cerca, y algunos prefieren no esperar a las elecciones de mayo

A las llamadas a buscar una candidatura unitaria de otros actores del denominado espacio del cambio, como Equo e IU, se están sumando también voces en Podemos de líderes territoriales, que buscarían evitar que la hemorragia en Madrid se extienda a nivel estatal. En esta línea se circunscribe un encuentro entre secretarios generales autonómicos, convocado por el líder en Castilla-La Mancha, José García Molina. Algún secetario general entiende que se presta como mediador asumiendo un papel político para que líderes territoriales errejonistas se reafirmen en las siglas de Podemos de cara al 26-M. Un papel que además evitaría un mayor desgaste personal de Iglesias en la peor crisis del partido desde su fundación hace ahora cinco años.

"Cada vez está más claro que urge un nuevo proyecto transformador y de lucha para Madrid", concluía el diputado regional Raúl Camargo, del sector anticapitalista, y que apuesta por lanzar una candidatura de izquierda rupturista frente al proyecto Más Madrid. La refundación de Podemos está más cerca, y algunos prefieren no esperar a las elecciones de mayo. De hecho, no son pocas las voces que temen tanto una debacle en Madrid como una extensión de la escisión por los territorios, que cercanos a Errejón piden provocar antes incluso de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
98 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios