CABEZA DE LISTA POR BIZKAIA

Urkijo, de Gesto por la Paz a hombre de Errejón en Euskadi tras pasar por Carmena

Cofundador de Gesto por la Paz, ocupó diversos cargos relacionados con la defensa de las víctimas del terrorismo en el Gobierno vasco hasta que Carmena lo fichó para el Ayuntamiento

Foto: Acto polítio más país en bilbao
Acto polítio más país en bilbao

Txema Urkijo (Laudio, 1961) busca dar el salto a la primera línea política de la mano de Más País, como cabeza de lista por Bizkaia, tras varios años centrado en el reconocimiento de las víctimas del terrorismo y la memoria histórica, tanto desde la sociedad civil como desde las instituciones siendo cargo de confianza en diferentes gabinetes. Cofundador de Gesto por la Paz en 1985, ocupó diversos cargos relacionados con la defensa de las víctimas del terrorismo en el Gobierno vasco entre los años 2002 y 2014. Al final de esta etapa conoció a Manuela Carmena, quien también colaboró con el ejecutivo de Patxi López en materia de derechos humanos.

"Nos conocimos en la etapa en la que ella trabajó en el Gobierno vasco. Fue una experiencia de trabajo de casi dos años en la que entablamos una muy buena relación porque tiene un modo de sentir y de ver la política con el que me identifico plenamente", asegura Urkijo en declaraciones a este diario. De aquella etapa dice sentirse especialmente orgulloso de haberse alcanzando "el reconocimiento institucional en Euskadi de las víctimas de terrorismo". Una deuda moral histórica, sentencia. No fue sencillo, según recuerda, puesto que "nos presentábamos a las víctimas como parte del Gobierno vasco, lo que percibían como algo ajeno e incluso confrontado. Era la época de [Juan José] Ibarretxe y en un contexto polarizado". Las desavenencias internas tras la llegada de Iñigo Urkullu a la lehendakaritza provocaron su destitución. "Incompatibilidades por mi forma de trabajar en equipo" según resume Urkijo.

La exalcaldesa fue quien lo "empujó" para que este 10-N se presentase en las listas de la plataforma que lidera Íñigo Errejón. Antes lo "repescó" durante su etapa como alcaldesa en el Ayuntamiento de Madrid como asesor del comisionado para la Memoria Histórica. Siguió aprendiendo de ella: "A concebir que la política tiene que ser útil, desacralizando los partidos políticos para que el interés general prevalezca por encima de las siglas", dice.

"Cataluña y Euskadi constituyen la piedra angular del diseño de la política territorial, por eso es la importancia de que Más País esté en Bizkaia"

Por su biografía y experiencia, a Urkijo le gustaría trabajar en asuntos relacionados como la memoria histórica si es elegido diputado. La memoria como valor pedagógico de futuro, suele decir. Sin embargo, también le gustaría colaborar en "cualquier asunto de interés generales para el que se me requiera". En un contexto de creciente polarización y episodios violentos en las calles de Cataluña, este "activista por la paz" tiene por un perfil en el que la lucha por la convivencia ha sido su seña de identidad durante años. No en vano, en sus intervenciones suele destacar la necesidad de impulsar el diálogo y se muestra deseoso de poder contribuir a dinamizar estos procesos para abordar la gestión del conflicto desde la búsqueda del entendimiento y la convivencia. "Cataluña y Euskadi constituyen la piedra angular del diseño de la política territorial, por eso es la importancia de que Más País esté presente en Bizkaia". Con todo, las encuestas no son nada halagüeñas para sus intereses.

Según el sondeo preelectoral del sociómetro vasco publicado por el Ejecutivo autonómico, la candidatura de Más País que encabeza Txema Urkijo obtendría el 1,8% de los sufragios, lejos de obtener representación. Sin embargo, sería suficiente para que Unidas Podemos perdiese su segundo diputado por esta circunscripción, que busca revalidar Miren Gorrotxategi. En este caso, sería el PNV el partido que conseguiría un escaño más en detrimento de Unidas Podemos. El CIS preelectoral apunta en la misma línea. Urkijo señala, sin embargo, que su objetivo es sacar de la abstención a los votantes de izquierda desencantados con PSOE y Unidas Podemos por su incapacidad para haber llegado a un acuerdo. "Nuestra apuesta pasa por conformar un Gobierno progresista y en ese sentido creo que sumamos en lugar de dividir".

"Nos gustaría tener como compañeros de viaje al PSOE y a Unidas Podemos. No somos neutros, somos gente de izquierda"

Urkijo rechaza hablar de "apoyo gratuito" al PSOE. Entiende que se trata de una "terminología equivocada que induce a error", puesto que se asocia a una suerte de "compraventa que contribuye al desprestigio". El entendimiento, continúa, "tiene un valor en sí mismo, pero depende del objeto de lo que acuerdas". En esta línea, remarca que desde Más País "vamos a poner encima de la mesa la idea de un Gobierno progresista en base a un programa electoral para hacer frente a los problemas cotidianos de los ciudadanos y para eso hay que anteponer los intereses generales a los de partido".

Entre las banderas que enarbola destacan el ecologismo, el feminismo y la justicia social. Los ejes es base a los que pretenden sumar para que se forme un ejecutivo progresista después del 10-N. "Nos gustaría tener como compañeros de viaje al PSOE y a Unidas Podemos", explica, para añadir que "no somos neutros, somos gente de izquierda". Su prioridad no pasa por entrar a formar parte del próximo ejecutivo, sino a contribuir a desbloquear la situación. Esta es la seña de identidad con la que nació Más País, recuerda. Una coyuntura muy específica: "Si hubiera habido gobierno nosotros no estaríamos ahora presentándonos a las elecciones".

Elecciones Generales

El redactor recomienda