CIS DEL MES DE SEPTIEMBRE

Casi la mitad de votantes de Rivera reconoce dudas mientras el PP retiene a los suyos

El CIS pone de manifiesto el gran problema que tendrá Ciudadanos el 10-N. Solo el 58% de los que afirman haber votado a Rivera se mantiene en la misma idea. Los demás ya dudan

Foto: Los líderes del PP y Ciudadanos Pablo Casado y Albert Rivera. (EFE)
Los líderes del PP y Ciudadanos Pablo Casado y Albert Rivera. (EFE)

La batalla del centro derecha en las elecciones del 10 de noviembre está encima de la mesa. El CIS del mes de septiembre confirma la victoria del PSOE (34,2%) y la posición del PP como segunda fuerza (17,1%, es decir apenas medio punto porcentual más de lo que obtuvo en las generales de abril). Eso sí, Ciudadanos caería a la cuarta posición con un 12,9% (se dejaría tres puntos con respecto al 28-A) y Vox permanecería quinto con un 7,5% de los votos (tres puntos menos también).

El barómetro —realizado entre los días 1 y 18 de este mes no tiene en cuenta la irrupción de Más País, el partido de Íñigo Errejón que podría influir en el tablero político nacional de forma decisiva— sí refleja uno de los grandes problemas que se encontrá Albert Rivera: la baja fidelidad de sus votantes en plena ofensiva de Casado por recuperar los resultados del PP. En concreto, el CIS refleja que solo el 58,6% de los electores que aseguran haber votado a Ciudadanos en las pasadas elecciones volvería a apostar por la papeleta naranja.

Eso sí, solo el 6% afirma que si ahora se celebraran unas generales apoyaría al PP, mientras que otro 5% de los electores de Rivera se decantaría en este momento por el PSOE. Además, un 3% manifiesta que en esta ocasión votaría a Vox.

En el caso de los populares, Casado consigue retener el 72,6% de sus electores, mientras que un 3,9% se marcharía a Rivera y un 4,5% de los que votaron al PP se iría ahora con el partido de Santiago Abascal. Eso sí, la misma robustidad que demuestra el PP con la fidelidad de sus electores es la que mantiene el partido de ultraderecha: también el 72,6% de los electores volverían a insistir en apoyar a Abascal.

A pesar de la fidelidad mostrada por ambos, el CIS apunta a que Vox se dejaría más de tres puntos porcentuales en unas nuevas elecciones, y la subida del PP sería bastante discreta. En el centro de la diana sitúa a Ciudadanos, que además de perder electores manifiesta una clara volatilidad en el sentimiento de sus votantes: casi la mitad no muestran una intención directa de volver a apoyar la papeleta naranja en este momento.

El escenario político actual, a apenas un mes y medio de las nuevas elecciones, deja muchas opciones encima de la mesa. Aunque la irrupción de Errejón afectaría esencialmente a la izquierda y a la posible fricción del voto en ese bloque, la derecha también podría sufrir grandes cambios en las próximas semanas. Mientras que el PP continuará con su idea de aunar todo el espectro ideológico del centro derecha en la idea de refundación que mantienen bajo las siglas de España Suma, aunque este domingo vence el plazo para registrar las coaliciones electorales que piensan concurrir a las elecciones.

El mensaje cambiará (ya no tiene sentido seguir pidiendo la coalición cuando el plazo ha vencido y no es posible registrarla), pero Casado insistirá en la utilidad del voto y la necesidad de que sea el PP quien aglutine la mayor parte de ellos. Entrará en campaña con toda seguridad el último movimiento de Rivera —a muy poco tiempo de la disolución de las Cortes— en el que se abrió a una posible abstención a cambio de tres condiciones (entre las que estaba cambiar de socios de gobierno en Navarra y planificar una nueva aplicación del artículo 155 en Cataluña). Lo que bautizó como “solución de Estado” y que tanto PP como Vox utilizarán para seguir con sus ataques de “veleta”.

En el caso de Ciudadanos, defenderán —como publicó este diario— haber intentado dar una solución antes de acudir a las urnas y señalarán, en todo caso, como principal culpable al Pedro Sánchez de la repetición electoral. La formación naranja declinó en todo momento la oferta de España Suma por entender que presentarse en una lista conjunta con el PP “no sumaría, sino que restaría”. De hecho, el propio Rivera reaparició tras el mes de agosto en una entrevista radiofónica con una frase que no dejaba lugar a dudas: “España suma, pero la corrupción resta”, dijo, recordando que una importante parte de sus votantes no volverían al PP por los casos de corrupción y se decepcionarían si dejaran de existir matices entre ambos partidos.

Ficha técnica

Ámbito: Nacional.

Universo: Población española de ambos sexos de 18 y más años.

Tamaño de la muestra: Diseñada: 6.000 entrevistas.

Realizada: 5.906 entrevistas.

Afijación: Proporcional.

Ponderación: No procede.

Puntos de muestreo: 461 municipios y 50 provincias.

Procedimiento de muestreo: Polietápico, estratificado por conglomerados, con selección de las unidades primarias de muestreo (municipios) y de las unidades secundarias (secciones) de forma aleatoria proporcional, y de las unidades últimas (individuos) por rutas aleatorias y cuotas de sexo y edad. Los estratos se han formado por el cruce de las 17 comunidades autónomas con el tamaño de hábitat dividido en 7 categorías: menor o igual a 2.000 habitantes; de 2.001 a 10.000; de 10.001 a 50.000; de 50.001 a 100.000; de 100.001 a 400.000; de 400.001 a 1.000.000; y más de 1.000.000 de habitantes. Los cuestionarios se han aplicado mediante entrevista personal en los domicilios.

Error muestral: Para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas) y P = Q, el error real es de ±1,3% para el conjunto de la muestra y en el supuesto de muestreo aleatorio simple.

Fecha de realización: Del 1 al 18 de septiembre de 2019. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios