"HABRÁ UN GIRO A LA IZQUIERDA"

"He roto el carné del PP": el taxi castiga a la derecha tras su guerra contra las VTC

Los taxistas lo tienen claro. Acusan a los populares de traición. Un sector tradicionalmente conservador tiene previsto cambiar su voto en los próximos comicios. Y arrastrarán a sus familias

Foto: El sector del taxi de madrid vota hoy si sigue con la huelga.
El sector del taxi de madrid vota hoy si sigue con la huelga.

"He roto el carné del PP. En las próximas elecciones mi voto va a cambiar. Va a dar un giro de 180 grados, así que imagínate a quien voy a votar y a quien no". Así de contundente se muestra José Miguel Funez, miembro de la Junta Directiva de la Federación Profesional del Taxi de Madrid. Fue uno de los portavoces del sector en el pulso, fallido, que los taxistas echaron a los políticos a principios de año para que se regulara el mercado de las VTC. Habla a título personal pero expresa lo que la mayoría de sus compañeros quieren hacer en las citas electorales que se avecinan: castigar a la derecha en las generales de abril y en las municipales y autonómicas de mayo.

"Yo votaba al PP, pero ya no", insiste Funez. "El voto del taxi ha girado ahora totalmente a la izquierda", señala. "En las generales nos jugamos mucho, pero nuestro voto va a ser decisivo en las municipales y en las autonómicas". Funez expresa lo que ya parece ser una realidad en el sector del taxi, tradicionalmente conservador. El enconado conflicto que se vivió a principios de año en Madrid, con 16 días de paros y protestas, ha hecho mella en el colectivo. Tanto, que ese malestar se va a notar allí donde mejor se puede plasmar: al depositar una papeleta en una urna.

El Confidencial ha preguntado a varios taxistas sobre si su voto va a cambiar tras lo vivido en enero. La gran mayoría asiente y formula el mismo enunciado: "Lo que sí estoy seguro es a quién no voy a votar". "Nos han traicionado", "nos han humillado", "estamos desamparados", "nos han despreciado", "al PP le van a dar por...", señalan varios taxistas preguntados por este diario en una céntrica parada de Madrid. En resumen, el taxi es ahora territorio hostil para la derecha. Y la situación actual no ayuda. La Comunidad de Madrid no quiso regular a las VTC y por contra acaba de aprobar un reglamento del taxi que algunas asociaciones van a recurrir.

Un reglamento que según el Gobierno regional, del PP, "flexibiliza" y "moderniza" el servicio para mejorar su competitividad. Mientras, el mercado de las VTC sigue creciendo para más enfado de los taxistas. Casi 900 nuevas autorizaciones para vehículos de alquiler con conductor (VTC) se han otorgado en toda la comunidad de Madrid en lo que llevamos de 2019, concretamente 893, según los datos de Fomento. La relación actual es de 7.269 VTC por 15.605 taxis.

Concentración de taxistas en los alrededores de Ifema durante las protestas de enero.
Concentración de taxistas en los alrededores de Ifema durante las protestas de enero.

Jesús Fernández, vicepresidente de la Federación Profesional del Taxi, augura una campaña electoral caliente por parte del sector. "Haremos una campaña activa. Los taxistas deben saber que PP, Ciudadanos y Vox apuestan por las VTC. Nosotros no decimos a los taxistas a quién tienen que votar, sino que les informamos sobre lo que plantea cada opción política. En ese sentido el sector está muy sensibilizado", señala Fernández, que recalca "que como representante de una asociación no debo decir a nuestros más de 6.000 afiliados a quién deben votar. Que lo hagan pensando en quién defiende mejor al taxi".

¿A quien va a votar Jesús Fernández? le pregunta este diario. "En mi caso yo no pertenezco a ningún partido, pero lo que tengo claro es que no voy a votar ni al PP, ni a Ciudadanos ni a Vox", sentencia. Se trata, pues, señalan algunos taxistas consultados, "de sobrevivir". Para muchos las próximas elecciones van a conllevar un cambio radical. Ideológicamente hablando. "El sector ha sido tradicionalmente conservador. Raro era el taxista que no iba en el coche escuchando La Cope u Onda Cero. Yo por ejemplo lo tengo claro. Dejaré de votar al PP para votar a Podemos", señala Ángel Plana, otro taxista madrileño.

José Miguel Funez señala que sus compañeros tienen clara la posición de cada partido en el conflicto del taxi. "El PP nos ha traicionado. En Valencia los populares han votado una cosa, regularizando un sector que solo tiene 1.000 licencias VTC, cuando aquí en Madrid han pasado de regularizar nada con más de 7.000 licencias y encima han hecho un reglamento contra el taxi. Ciudadanos, en cambio, no ha engañado a nadie. Siempre está a favor del mercado y en contra de un servicio público como el taxi". Y luego está Vox, la nueva formación emergente.

Juan Carlos Toribio es otro taxista madrileño. Asegura que no votará a la derecha. "Ahora en campaña todos nos querrán pero nadie hace nada por nosotros. Toda la derecha tiene una mente neoliberal sospechosa, una visión poco responsable del sector del taxi. Y los nuevos como Vox más de lo mismo. La voluntad de Vox con el taxi es nula. ¿Qué es más patriótico, un taxi madrileño o una VTC controlada por un fondo americano?", se pregunta.

José Miguel Fúnez, el taxista que asegura que ha roto su carné del PP.
José Miguel Fúnez, el taxista que asegura que ha roto su carné del PP.

En los foros de taxistas y en los grupos de WhatsApp y Telegram ya circula, por ejemplo, un vídeo del presidente nacional del PP Pablo Casado en un foro de transformación digital explicando que en su clase coincidió con uno de los fundadores de Cabify. "Ya sabemos lo que piensa el PP del taxi. Y nos vamos a llevar muchas sorpresas con las puertas giratorias de los populares y el sector de las VTC", vaticinan desde la Federación Profesional del Taxi.

Todos recalcan que los taxistas no están solos. Ya que no se trata solo de las 16.000 licencias que hay en Madrid, sino que como reconoce la Comunidad de Madrid es una actividad de que la dependen alrededor de 100.000 personas. No solo se trata del voto del taxista, sino del voto de su mujer, de sus padres, de sus hermanos, incluso de sus hijos en los casos de aquellos que lo tengan en edad de acudir a las elecciones. Y en Madrid 100.000 votos decantan unos comicios.

Sergio Vega es el presidente en funciones de Élite Madrid, la tercera asociación de taxistas en número de afiliados. "El taxista ha tomado nota y sabe qué políticos no han movido un dedo por él. Esto va a provocar que la gran mayoría de los taxistas van a cambiar su voto. No solo ellos, también sus familias". En su caso particular, Vega asegura que él lo tiene más fácil porque nunca ha sido un votante de derechas. "Yo no tengo que cambiar. Como ciudadano no me interesa votar al PP porque yo defiendo los servicios públicos".

Sergio Vega es el presidente en funciones de Élite Madrid porque toda la junta directiva acaba de dimitir en protesta por la última decisión del Ayuntamiento de la capital, gobernado por Ahora Madrid, que finalmente no aprobara esta legislatura una ordenanza que regule las VTC. "Nos dijeron en una reunión que uno de sus objetivos antes de acabar la legislatura era aprobar esta normativa, pero no les da tiempo". Otra decepción. "Yo creo que la gente sabe que Ahora Madrid no es Podemos", recalca Vega, que cree que el partido de Pablo Iglesias es el que más ha apoyado a los taxistas en el último conflicto con las VTC, "a la espera de que gobiernen y entonces puedan demostrar si sus buenas palabras son reales".

Algunos taxistas han señalado que en cambio no van a votar a nadie, decepcionados con la clase política. Pero son los menos. La mayoría tiene claro su voto y el de sus familias. "En mi caso somos ochos votantes muy enfadados con el PP", señala Jesús Fernández. "Ocho votantes que saben cuál es el futuro que nos espera si esto sigue así. Y mi única herramienta para cambiar las cosas es el voto. Mis padres han visto a su hijo tirado 16 días en la calle por las protestas. No votarán al PP. Mis suegros no votarán al PP. Mis hermanos no votarán al PP", sentencia Funez.

Decenas de taxis estacionados a las puertas del recinto ferial de IFEMA, donde las protestas de enero.
Decenas de taxis estacionados a las puertas del recinto ferial de IFEMA, donde las protestas de enero.

Roberto Vaquero es otro taxista madrileño que lleva 16 años trabajando y que también lo tiene claro. En su caso no va a cambiar su voto, "ya que el mío siempre ha estado orientado a la izquierda. Lo que ha pasado es que mi posición ha salido reforzada tras el conflicto con las VTC. Además, no solo hablamos de los taxis, el PP está claro que no apuesta por los servicios públicos". Roberto es hijo y hermano de taxistas. "Está claro que es nuestro colectivo se va a producir un cambio en estas elecciones. De un voto tradicionalmente conservador se va a pasar a posiciones reaccionarias contra los que nos han hecho daño".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios