Prohíbe la geolocalización y estacionamiento

Valencia aprueba el Decreto que obliga a contratar VTC 15 minutos antes

Se convierte así en la quinta autonomía en regular la prestación del servicio de VTC tras Aragón, País Vasco, Baleares y Cataluña

Foto: Aparcamiento de VTC. (Reuters)
Aparcamiento de VTC. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El Consell de Gobierno de la Comunidad Valenciana ha aprobado el Decreto Ley que regula los vehículos de alquiler con conductor (VTC), por el que se obligará a contratar uno de estos coches antelación de al menos 15 minutos, al igual que ocurre en Cataluña.

De hecho, la aprobación de esta regulación en Cataluña supuso que dejaran de dar servicio en Barcelona Uber y Cabify, plataformas de movilidad que operan también en Valencia. Con la aprobación de este Decreto, se convierte en la quinta autonomía en regular la prestación del servicio de VTC tras Aragón, País Vasco, Baleares y Cataluña.

En el caso de la región valenciana, la nueva normativa entrará en vigor el día siguiente a su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat, si bien la obligación de contratar con antelación no estará en vigor hasta dos meses después con el fin de facilitar un periodo transitorio para que las empresas desplieguen de las medidas técnicas adecuadas para su aplicación.

También se pretende facilitar la adaptación de las VTC al registro estatal que se pondrá en marcha el lunes 1 de abril, donde tendrán que dar cuenta de todos sus servicios, para que la Administración supervise que cumplen la ley, según ha explicado la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio de la Generalitat, María José Salvador.

Pretende facilitar la adaptación de las VTC al registro estatal que se pondrá en marcha en abril, en el que tendrán que dar cuenta de sus servicios

El objetivo del Decreto, que tendrá que ser convalidado por la Diputación Permanente de Les Corts, previsiblemente el 10 de abril, es garantizar la convivencia entre el sector del taxi y las VTC y "evitar situaciones de conflicto que perjudiquen al usuario".

Además, la consellera ha subrayado que si lo que se regulan son las VTC y no las plataformas digitales que hacen de intermediarias como Uber o Cabify.

Blindado ante reclamaciones

Asimismo, recordó que la Abogacía de la Generalitat "apoya cada una de las medidas que se contempla" el Decreto, al ser preguntada sobre la posible interposición de demandas por parte del sector de las VTC. "Es claro y no plantea que concurra ninguna de las casuísticas que pueden generar indemnización", apuntó.

Aunque ha indicado que cualquier entidad, persona o asociación está "en su legítimo derecho" de acudir a los tribunales si así lo decide, ha insistido en que la Abogacía "dice que no concurren las causas para generar un derecho de indemnización".

La consellera ha señalado la necesidad de regular a que el de las VTC es un sector "que no está tan regulado como el sector del taxi", lo que "está afectando de manera inmediata y significativa a la ordenación del transporte en el ámbito urbano y en el de las áreas de prestación conjunta, con desajustes en la oferta y demanda".

Esta situación, ha indicado, justifica fijar "un marco estable que garantice el derecho de la ciudadanía a emplear estas formas de transporte en condiciones óptimas y equilibradas para ambos sectores".

La consellera ha señalado la necesidad de regular a que el de las VTC es un sector "que no está tan regulado como el sector del taxi"

Por ello, el Consell considera que el Decreto Ley es el instrumento jurídico adecuado para realizar esta regulación y así lo avala el informe de la Abogacía que entienden que hay razones de extraordinaria y urgencia necesidad para ello.

Otras medidas

Además de fijar una antelación en la contratación de un VTC, el Decreto, al igual que en otras autonomías prohíbe a estos vehículos circular por las vías públicas para captar viajeros, así como la geolocalización y estacionamiento en las calles o lugares de gran afluencia de ciudadanos como aeropuertos, hospitales, estaciones de tren y de autobuses, centros comerciales y de ocio o estadios, entre otras.

No obstante, la norma valenciana incluye un aspecto medioambiental, de forma que fija que cada vez que las empresas de VTC sustituyan uno de sus vehículos se deberá adquirir un coche eléctrico o que utilicen otras fuente de energía sostenibles como hidrógeno, los biocarburantes, los combustibles sintéticos y parafínicos, el gas natural y el gas licuado del petróleo. También podrá sustituirse por un híbrido.

En la actualidad, la Comunitat cuenta con 4.695 licencias de taxi por 377 licencias de VTC para los que, según la consellera, el Decreto busca "garantizar espacios de convivencia, de armonización y evitar situaciones de conflicto".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios