TVE OFRECE LA SEÑAL GRATIS

Atresmedia intenta salvar el debate y propone celebrarlo a cuatro sin Vox

El grupo privado readapta el gran evento de la campaña y acepta las condiciones de la Junta Electoral, que impuso el veto a Vox. Eso sí, estudia recurrir la decisión del órgano arbitral ante el Supremo

Foto: Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, el 13 de junio de 2016 en el debate a cuatro organizado por la Academia de Televisión. (EFE)
Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, el 13 de junio de 2016 en el debate a cuatro organizado por la Academia de Televisión. (EFE)

No había mucha salida y Atresmedia ha optado por tomarla. Finalmente, y tras la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de vetar un debate a cinco, con Vox, el próximo 23 de abril, por no respetar el principio de "proporcionalidad", el operador privado propone un espacio con los cuatro principales líderes políticos, los candidatos de PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos. Pero, a la vez, como señal de protesta, se plantea recurrir el acuerdo de la JEC ante el Tribunal Supremo.

Atresmedia, por tanto, readapta su debate, aunque no comparte los razonamientos de la Junta y los combate. Pero solo queda una semana para el que será el gran evento de la campaña de las generales del 28-A. Y ante la imposición de la JEC, que era firme, le quedaba elegir el camino que entendía óptimo: reunir en plató a Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. Eso es lo que ha hecho. Pero ahora tiene la competencia directa de RTVE, que mantiene su debate a cuatro y ofrece la señal gratuita al resto de teles públicas y privadas.

"En su condición de referente informativo, Atresmedia insiste en el interés periodístico del debate a cinco como el más relevante para los ciudadanos. Atresmedia considera que en ningún momento su celebración menoscaba la presencia en los medios del grupo (Antena 3 Noticias, laSexta/Noticias y Onda Cero) de ninguna formación política con representación parlamentaria o que concurre a las elecciones —alegó en un comunicado difundido pasadas las 19:30 horas—. Durante las últimas semanas y en todo el periodo de campaña, todos los partidos han tenido y tendrán la oportunidad, a través de entrevistas, informaciones e, incluso otros debates, como recoge el escrito de la Junta Electoral Central, de trasladar sus mensajes a la sociedad desde Atresmedia".

El grupo mediático, el principal operador privado de televisión del país, asegura en su nota [aquí en PDF] que "respeta pero no comparte la resolución de la Junta Electoral Central", y "estudia recurrirla ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo", tal y como prescribía el órgano arbitral en caso de desacuerdo con su decisión.

La JEC paralizó el debate a cinco porque no respetaba el principio de "proporcionalidad" que han de cumplir también las teles privadas


La JEC había señalado que el debate a cinco, con Vox, no podía celebrarse tal y como estaba planteado, porque la formación de ultraderecha no obtuvo representación parlamentaria en las generales de 2016 y solo cosechó el 0,1% de las papeletas. En cambio, Convergència Democràtica, PNV y Coalición Canaria, los partidos que impugnaron ese espacio a cinco en Atresmedia, sí habían logrado más votos y sitio en el Congreso. Vox tampoco reúne la condición de grupo político significativo, puesto que conforme a una instrucción de la Junta de 2015, este estatus lo tienen las formaciones que aun no habiendo obtenido representación en los comicios anteriores equivalentes, sí pescaron, en procesos electorales posteriores y en el ámbito territorial del medio de difusión, un número de votos igual o superior al 5% de los votos válidos emitidos.

Las restricciones de la Loreg

La Junta reconoce que la fuerza de Santiago Abascal consiguió un 10,96% de los sufragios en las autonómicas andaluzas del 2 de diciembre. Esta circunstancia, argumenta, le permitiría tener espacio en los debates y entrevistas que se celebren en emisoras o teles que se circunscriban al ámbito de Andalucía. Pero el debate recurrido tiene rango nacional, porque Atresmedia emite en toda España, y por tanto Vox no puede ser contemplado como grupo político significativo, por mucho que las encuestas proyecten una estimación de voto alta (11,9% en el macrobarómetro del CIS).

¿Por qué las privadas tienen restricciones? Lo dice el artículo 66.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), recuerda la Junta. Señala que en periodos electorales las televisiones privadas "deberán respetar también los principios de proporcionalidad y neutralidad informativa en los debates y entrevistas electorales así como en la información relativa a la campaña electoral".

RTVE mantiene su debate a cuatro y además ofrece su señal de manera gratuita a todos los medios y difusión a través del Canal Internacional

La respuesta de Atresmedia coloca de nuevo la pelota en el tejado de los partidos. Especialmente, en el del PSOE, que fue quien eligió el debate a cinco por "estrategia", como reconoció el director de campaña del partido y secretario de Organización, José Luis Ábalos, y también porque ese formato permitía a los ciudadanos contrastar las principales ofertas de cada fuerza. En Ferraz hubo dudas, porque dirigentes de peso entendían que era mejor optar por el espacio a cuatro que planteaba RTVE, para no "blanquear" a Santiago Abascal. Pero al final venció la apuesta del debate a cinco. La opción enfadó sobremanera a los profesionales de la corporación pública: irse a la privada era concebido como un "desprecio" a la radiotelevisión de todos por parte del presidente del Gobierno.

Ahora, la dirección de RTVE mantiene su oferta de debate a cuatro y, como adelantó en un comunicado, ofrece la señal gratuita a todas las cadenas públicas y privadas que se quieran enganchar y difundiría el programa por su Canal Internacional, para que puedan verlo los españoles residentes en el extranjero. Los partidos, y en especial Sánchez, deberán decidir si, en igualdad de condiciones, eligen la tele pública o Atresmedia. Por el momento, los consejos de informativos de la corporación siguen presionando para que RTVE organice y emita la principal cita informativa de la campaña del 28-A.

A favor de la corporación pública también presiona Unidas Podemos, como escribió en Twitter Pablo Iglesias. Y el PP, mientras, barre para casa y reitera que quiere un cara a cara entre Casado y Sánchez, alternativa que Ferraz rechaza de plano. Ahora, la partida de los debates vuelve a reabrirse. A 13 días de las urnas. Solo 13 días.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios