LA RESACA DE LA DECISIÓN DEL COMITÉ ELECTORAL

El Gobierno admite que hay que abrir una "reflexión" para regular los debates

El Ejecutivo intenta sacudirse las críticas por haber aceptado una sola cita antes de las generales y haber optado por Atresmedia y no por RTVE. Pero esa reflexión queda para la siguiente legislatura

Foto: Isabel Celaá (c), con las ministras de Industria, Reyes Maroto, y Justicia, Dolores Delgado, este 12 de abril en la Moncloa. (EFE)
Isabel Celaá (c), con las ministras de Industria, Reyes Maroto, y Justicia, Dolores Delgado, este 12 de abril en la Moncloa. (EFE)

Todo se decidió y comunicó en el último minuto, cuando quedaban horas para que se abriese la campaña electoral. El PSOE quería guardarse sus cartas, jugar al escondite, desplegar su estrategia, y no ir "a remolque" de los intereses de sus rivales. Quería sentenciar el debate cuando le conviniese. Y así hizo. Eligió una única cita, en Atresmedia, a cinco. O sea, con Vox, con la evidente intención de visualizar la fragmentación de la derecha y revivir la foto de Colón de PP, Ciudadanos y Vox contra el presidente. Los socialistas fueron criticados desde distintos frentes: por prestarse a un único debate, por rechazar un encuentro a cuatro o un cara a cara, por elegir a un grupo privado de comunicación y no por la corporación pública, por RTVE.

El cálculo electoral ha operado, y mucho, a favor de la propuesta de Atresmedia, y eso que no todos en las alturas del PSOE eran proclives a ese formato. Ahora, a toro pasado, Ferraz intenta defender su posición y el Gobierno de Pedro Sánchez, por su parte, admite que hay una regulación pendiente en esta materia. Pero que quedará para la próxima legislatura.

La portavoz del Gabinete, Isabel Celaá, recibió varias preguntas sobre esta cuestión en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes. "Pensamos que hay bastante reflexión" sobre qué hacer con los debates, pero "serán las fuerzas políticas representadas en la Cámara las que deban activar" la regulación.

Celaá recordó que es la Junta Electoral Central (JEC) el órgano competente que da las instrucciones para el desenvolvimiento de la campaña y la emisión de los debates, y en base a esas instrucciones se rige RTVE.

Celaá: "Hay bastante reflexión" sobre qué hacer con los debates, pero "serán las fuerzas representadas en la Cámara las que deban activar" la regulación


La corporación pública que dirige desde el pasado verano su administradora única, Rosa María Mateo, ofreció para el 22 de abril una cita a cuatro, con los líderes de PP, PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos, consciente de que no podía proponer un encuentro a cinco, ya que la JEC no se lo autorizaría. De hecho, ayer mismo el órgano desestimó un recurso de Vox contra el formato lanzado por RTVE porque ese debate a cuatro "se ajusta plenamente" a lo dispuesto en el artículo 66 de la Ley Electoral y a la instrucción de la propia JEC de 2011, en su redacción dada cuatro años más tarde, en 2015, cuando habían irrumpido morados y naranjas en el panorama político. En aquel momento, el órgano arbitral levantó la mano para que pudieran estar presentes fuerzas con un porcentaje de voto igual o superior al 5% en recientes procesos electorales y que ese umbral se hubiera alcanzado en el ámbito territorial del medio de difusión. A la formación ultraderechista, decía ayer la JEC, no le servía haber obtenido un 11% de los sufragios en las autonómicas andaluzas del 2 de diciembre, pues RTVE tiene cobertura nacional.

"Discrecionalidad no es injusticia"

La portavoz del Ejecutivo señaló que, a falta de regulación, son los comités electorales de los partidos los que deciden "cómo hacer" los debate, "legítimamente y en el ejercicio de sus funciones", pero en efecto hay una "absoluta discrecionalidad". "Discrecionalidad no quiere decir injusticia", añadió después.

Aunque Celaá era reticente a entrar más en el fondo, los periodistas le recordaron que el director de Gabinete del presidente, Iván Redondo, ha sido un actor decisivo en la elección del debate a cinco organizado por Atresmedia para el 23 de abril. La ministra alegó entonces que ni Sánchez ni Redondo han actuado en esta ocasión como miembros del Ejecutivo, sino como secretario general y como miembro del comité electoral del PSOE, y que por tanto esta cuestión no ha sido abordada en el Consejo de Ministros. "El Gobierno no ha entrado en esta cuestión", dijo para intentar esquivar las diversas preguntas sobre este mismo asunto.

La portavoz señala que tanto el presidente como su director de Gabinete han decidido en su condición de líder del PSOE y miembro del comité electoral

"Sí merecería la pena" reflexionar sobre los debates electorales "de manera pautada y regulada". "Es una cuestión a reflexionar, y si las fuerzas políticas lo consideran así se debe regular pronto, probablemente". La portavoz recordó que "desde 2003" no se ha vuelto a tocar este asunto y desde entonces se acumula "una historia de debates muy irregular en todos estos años". Es cierto, porque se han ido haciendo según la decisión de los partidos. A su arbitrio.

El Gobierno admite que hay que abrir una "reflexión" para regular los debates

De hecho, pasaron 15 años desde los dos primeros duelos televisados: desde 1993, con los careos a doble vuelta (en Antena 3 y Telecinco) entre Felipe González y José María Aznar, hasta 2008, con los dos enfrentamientos entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. En 2011, hubo un solo debate entre Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba. En 2015, un debate a cuatro en Atresmedia (con Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría, la designada por el jefe del Ejecutivo) y un cara a cara Rajoy-Sánchez, y en 2016, un único debate a cuatro de los cuatro principales líderes. Ahora solo habrá una cita, moderada por los periodistas Ana Pastor y Vicente Vallés.

Ábalos reconoce que el PSOE rechaza el debate a cuatro en RTVE por "estrategia", y porque es preciso que Vox "dé la cara" y "salga de los WhatsApp"

Fuentes del Gobierno apuntaban que sí, que hay que "refrescar" la cuestión de la regulación de estos espacios, y que un referente puede ser "el 10% de representación". Eso fue lo que alegó ayer jueves el PSOE: aducía que el presidente no tenía problema en medirse con aquellos partidos con una estimación de voto, según el macrosondeo del CIS, superior al 10%.

El director de la campaña socialista y secretario de Organización, José Luis Ábalos, confesó en 'Los desayunos de TVE' lo obvio, que las "estrategias electorales son siempre interesadas y cada uno busca la forma de competir más adecuadamente". El también ministro de Fomento justificó la ausencia de Sánchez en el debate a cuatro porque Vox "tiene que estar presente". "Es preciso que dé la cara, que salga de los WhatsApp y de las 'fake' diarias". Ábalos asumió la decisión del comité electoral como propia porque él dirige la campaña socialista y alegó que los dos debates planteados, el de a cuatro de RTVE, el 22 de abril, y el de Atresmedia a cinco, el día siguiente, "iban a estar muy próximos". La decisión del PSOE, en cualquier caso, sí que ha generado un profundo malestar entre los trabajadores de la corporación, que han pedido a la cúpula que recapacite.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios