SÓLO CONTEMPLA LA VÍA PP-PSOE-CIUDADANOS

Rivera cierra la puerta a un plan B con Podemos para hacer presidente a Sánchez

El presidente de C's sigue sin fijar su posición frente a la futura investidura de Rajoy pero sí ha afirmado que la propuesta de Podemos para crear una vía con Sánchez a la cabeza, está descartada

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha entregado hoy sus credenciales como diputado en el Congreso. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha entregado hoy sus credenciales como diputado en el Congreso. (EFE)

Albert Rivera recogió este jueves sus credenciales como diputado en el Congreso y, aunque no confirmó la postura de su partido en la futura investidura de Mariano Rajoy, sí afirmó que descarta por completo la opción planteada en las últimas horas por Pablo Iglesias para crear una vía alternativa con Pedro Sánchez al frente apoyado por Podemos y los partidos nacionalistas. El presidente de Ciudadanos sólo contempla la opción de los “tres partidos constitucionalistas” -en referencia a PP, PSOE y C’s- y según explicó hay dos posibilidades: un gobierno de coalición en el que estén presentes las tres formaciones, caso en el que Ciudadanos estaría dispuesto a entrar en el Ejecutivo, o un gobierno en minoría del partido que ha ganado las elecciones en el que “estaríamos en la oposición”.

Sin embargo, Rivera no aclaró cuál será su posición en el último caso. “Lo que dije durante la campaña” respondió a la pregunta de si dará un voto afirmativo o una abstención al jefe de Génova cuando el Rey le encargue someterse a la investidura a finales del mes de julio. El dirigente de centro vinculó la posibilidad de dar el “sí” a Rajoy al apoyo del Partido Socialista -aunque sea vía abstención- que el comité federal marque este fin de semana. El líder centrista tampoco habló de “vetos” a la figura del popular.

Rivera cierra la puerta a un plan B con Podemos para hacer presidente a Sánchez

Entretanto el presidente en funciones, que también acudió al Parlamento español, reconoció que en los próximos días ser verá “con todos los líderes políticos”. Y en el caso de Sánchez y Rivera las citan serán “donde, cuando y como quieren, públicas o privadas, como ellos decidan”. El líder centrista insistió en la mesa de negociación a tres que tanto el socialista como el popular rechazaron al entender que debe ser el candidato que ganó las elecciones el que debía iniciar los contactos.

Rajoy apeló a la necesidad de configurar un gobierno “de una estabilidad razonable” insistiendo en que con poner en marcha la legislatura, no bastará. Recalcó las dos urgencias más importantes para el país, “el techo de gasto y aprobar unos presupuestos generales”, para lo que necesitará contar con el apoyo de Ciudadanos y PSOE, igual que en el debate de investidura. Si algo afirmó el jefe de Génova -como también lo hizo el líder de centro- es que ir a unas terceras elecciones “sería un disparate” y aseguró que “ya llevamos 200 días de Gobierno en funciones” para insistir a sus rivales en la obligación de alcanzar un acuerdo.

En efecto Rivera también coincidió con Rajoy al respecto: ”No puede haber bloqueo de legislatura, tiene que haber Gobierno y presupuesto”, zanjó el centrista apostando incluso porque a finales de mes el bloqueo haya terminado. ”Es bueno que podamos acabar julio con un debate de investidura y un intento de formación de Gobierno. Es bueno que no se bloquee el país y todos tenemos que tener esa responsabilidad”, matizó.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (c), hace declaraciones a los periodistas hoy en el Congreso, donde ha acudido entregar su credencial como diputado. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (c), hace declaraciones a los periodistas hoy en el Congreso, donde ha acudido entregar su credencial como diputado. (EFE)

C's esperará al encargo del Rey

La teoría dice que los aspirantes a la presidencia deben acudir a su cita con el monarca con las sumas hechas: esto es, habiendo mantenido contactos con el resto de líderes y sabiendo si contarán o no con la suficiente confianza de la Cámara Baja. Entonces, el Rey -que recaba toda la información necesaria al escuchar a todos los dirigentes con representación parlamentaria- encarga a un candidato someterse a la sesión de investidura para después formar Gobierno. Sin embargo, las dos fuerzas llamadas a llegar a un acuerdo con el partido más votado, el PP de Mariano Rajoy, siguen enrocadas en no retratarse ni dar su veredicto final hasta después de que el Rey se pronuncie y agotar así los plazos al máximo posible.

Ciudadanos tomó la iniciativa al convocar la primera reunión entre las tres formaciones, que PP y PSOE rechazaron. A partir de entonces, la estrategia de los de centro es clara: esperar a que Rajoy dé los siguientes pasos y dejar claro que son los socialistas los que antes deben pronunciarse, porque con su abstención bastaría para que hubiera Gobierno. El PSOE busca precisamente lo contrario: que otros partidos, entre ellos Ciudadanos, se movilicen a favor de permitir el Gobierno de Rajoy para ellos dar el apoyo estrictamente necesario. En la formación naranja perciben la importancia que para los socialistas tendría permitir un nuevo Ejecutivo popular con apoyos de más fuerzas, antes que convertirse en los únicos artífices de la investidura del candidato conservador.

Elecciones Generales

El redactor recomienda