ENTREVISTA A UNO DE LOS MINISTRABLES DE PEDRO SÁNCHEZ

Luc André Diouf: "No podemos prometer papeles para todos, porque no es posible"

Aterrizó en España en 1992. No tenía papeles. Durmió 45 días al raso. Llegó a enfermar de neumonía. Pero se quedó y luchó. Ahora es responsable de Inmigración del 'Gobierno en la sombra' de Sánchez

Foto: Luc André Diouf, el pasado 30 de mayo en Ferraz. Defiende sin pestañear la política migratoria del PSOE y califica la de Podemos de irreal. (Carmen Castellón)
Luc André Diouf, el pasado 30 de mayo en Ferraz. Defiende sin pestañear la política migratoria del PSOE y califica la de Podemos de "irreal". (Carmen Castellón)

Suena el móvil. Número desconocidoLuc André Diouf Dioh no atiende la llamada. No suele coger el teléfono a quien no tiene grabado en su aparato. Su amiga Nicole le apremia a cogerlo. No. Suena por segunda vez. Al final, Luc descuelga. 

Hola, Luc

–¿Con quién hablo?

–Con Pedro

–¿Qué Pedronbsp;

Pedro Sánchez

¡Anda ya!

–Sí, soy Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. Como me dijiste que podíamos trabajar juntos, quería contar contigo

La conversación se produjo hace pocas semanas. Luc no daba crédito. Hacía apenas 24 horas le habían llamado los compañeros del PSOE de Gran Canaria para advertirle de que habían facilitado sus datos a Ferraz por si quería participar en un grupo de expertos. Pero no le habían dado demasiados detalles. 

La llamada de Sánchez condujo a este senegalés nacido en 1965 en la isla de Fadiouth a otra conversación con él, en persona, meses atrás, antes de las elecciones generales del 20-D. El candidato se había reunido con colectivos sociales por la mañana para hablar sobre inmigración y cooperación al desarrollo. Sánchez se fijó en Luc. Había intervenido durante el debate. "Se ve que es un tema que tú dominas", le dijo. Por la tarde, el clásico mitin. Al final, Luc se acercó a él y le adelantó que podía contar con el Grupo Afrosocialista de Canarias, que él coordina, para la campaña. El secretario general le pidió boli y papel. Luc no llevaba encima. Sánchez se apañó como pudo para escribirle su dirección de correo electrónico. Tras el 20-D, Luc se decidió a escribir un 'mail' al líder socialista para felicitarle, darle ánimos y expresarle su confianza en que el PSOE pudiera gobernar. Sánchez le contestó y le dio las gracias. 

Si Pedro me ha utilizado para sacar votos y que el resultado sea beneficioso para la población inmigrante, ningún problema

Luc no supo nada más del secretario general hasta mayo. Hasta esa imprevista conversación telefónica. Sánchez le relató que quería dar forma a un grupo de expertos, que en él estaban ya Ángel Gabilondo, Josep Borrell o Sami Naïr

–¿Puedo contar contigo entonces?

Sí, sin ningún problema

–Vale, te llamarán de Ferraz para pedirte perfil y currículum.

"Todos los avances, de Gobiernos socialistas"

A los pocos días, Luc viajó hasta Barcelona, a la presentación del comité de notables del candidato. El 'Gobierno en la sombra', como se le apodó. El 'dream team' socialista. 10 hombres y 10 mujeres. Él era uno de los nuevos fichajes. Y quizá el menos conocido. No le importa sentirse reclamo electoral para las generales del 26-J. "Si Pedro Sánchez me ha utilizado para sacar votos y que el resultado sea beneficioso para la población inmigrante, ningún problema. Soy un eslabón más de la cadena. Fíjate que yo prefiero eso a que no metan a nadie y que el PSOE no haga nada -reflexiona ante el entrevistador-. Todos los avances que ha habido en inmigración en España son de Gobiernos socialistas. El PSOE ha trabajado la inmigración desde el Ministerio de Trabajo, porque a fin de cuentas eres un trabajador. El PP lo trata desde Interior. Pero delincuente lo es un blanco, un negro o un amarillo, seas español, africano o latino. No hay que relacionar inmigración con delincuencia ni yihadismo con inmigración. Y si estar en el equipo de expertos de Pedro va a hacer que la población inmigrante vote al PSOE, voy a trabajar por ello. Y encantado de hacerlo". 

Luc André Diouf, durante la entrevista con El Confidencial, el pasado lunes. (Carmen Castellón)
Luc André Diouf, durante la entrevista con El Confidencial, el pasado lunes. (Carmen Castellón)

Luc André Diouf está ahora en el paro. Tiene una vida dura a sus espaldas. En octubre de 1992 aterrizó en avión en España, con un visado -"no, en 1992 no había pateras, la primera que arribó a las costas españolas fue en 1994, a Fuerteventura, y eran tres saharauis que pedían asilo y que fueron recibidos como héroes"-, porque quería ver a su hija, que había nacido un año antes, en 1991, en Las Palmas, la ciudad en la que trabajaba su madre, también senegalesa. Por aquel entonces, Luc estaba estudiando Ciencias Económicas en la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar, pero prefirió "sacrificar" su carrera colgada, a los dos cursos, para volar a Canarias y estar con su hija, que hoy ya ha acabado Derecho. Después llegaría su segundo y último hijo, que ahora, con 23 años, vive en Bélgica.

No me avergüenzo de haber dormido en la playa de Las Canteras o de haber pillado una neumonía. Esas cosas me curtieron

Nada fue fácil. No quería volver a su país, pese a que sus padres le pedían que regresara. Cuando se le acabó el dinero no podía llamarles para que le enviaran más. Así que se quedó en la playa de Las Canteras. Durmió 45 días al raso. No comía más que "una vez al día". Sin papeles, claro. Enfermó y le tuvieron que operar dos veces de neumonía. Corría 1993. Tampoco se amilanó. Luego consiguió un trabajo de recepcionista en un hotel. "Mi primer salario. 125.000 pesetas. Más de lo que cobraba una compañera alemana. Ella hablaba solo alemán. Yo lo chapurreaba, y además hablaba español, inglés y francés. Pero como veía que no me arreglaban los papeles y me daban largas, me fui al mes y medio y fui desde Fuerteventura a Gran Canaria. Hace unos años empecé a controlar los impulsos, pero no soporto la injusticia". 

Luc reconoce que no le gusta explayarse sobre lo que vivió en aquellos años. "Está bien que se cuente, y no me avergüenzo de haber dormido en Las Canteras o de haber pillado una neumonía. Esas cosas me curtieron, hicieron de mí una persona mucho más fuerte", relata. Tampoco su infancia había sido fácil. Nació en la comarca de Joal, en la pequeña isla de Fadiouth -"el 98% somos católicos", en un país mayoritariamente musulmán-, "la octava maravilla del mundo". Miembro de una familia longeva, de ocho hermanos -ahora siete, y tres aún viven en Senegal-, de la etnia serer (cultivadores), tenía que acarrear agua a diario a lo largo de "tres o cuatro kilómetros, y desde las cinco de la madrugada". 

Pedro Sánchez con su grupo de expertos, el pasado 30 de mayo en Madrid. Diouf, con chaqueta azul, y de espaldas. (EFE)
Pedro Sánchez con su grupo de expertos, el pasado 30 de mayo en Madrid. Diouf, con chaqueta azul, y de espaldas. (EFE)

Pronto se le despertaron inquietudes políticas. No era raro. De su comarca procedía el primer presidente senegalés, Léopold Sédar Senghor, socialista. Una zona "feudo del socialismo" en el país. Su familia se sentía también socialista, y él participaba de los movimientos estudiantiles socialistas en la universidad. 

Pero Luc no tiene carné del PSOE. No todavía. Sí es simpatizante, pero no afiliado. "Lo haré, pero cuando toque. Aunque soy madridista, comparto la filosofía del Cholo Simeone: partido a partido. Las cosas vendrán, las prisas en la vida siempre llevan problemas. Donde estoy es donde puedo servir al PSOE y donde sobre todo puedo servir a la población inmigrante de Canarias". Él ya no es un extranjero: en 2001 logró la nacionalidad española

Implicado en asociaciones y en el sindicato

Aunque ahora da el salto a la política nacional, la política no le es algo "completamente nuevo ni ajeno". Siempre ha estado ligado al mundo de lo social. Ya hizo de 'scout' en su pueblo de pequeño -'corazones valientes', los llamaban-, y cuando llegó a Canarias, se vinculó al universo de las asociaciones y de CCOO.  Primero como técnico y asesor en inmigración (1996-2002), luego coordinador en los centros de información a trabajadores extranjeros del sindicato en las islas (2002-2004) y después como secretario de Inmigración de la central en el archipiélago (2005-2013). Presidió la Comisión Permanente del Foro Canario de Inmigración entre 2005 y 2011 y cofundó la Federación de Asociaciones Africanas en Canarias, que presidió hasta que, tras la llamada de Sánchez, prefirió "dimitir" de su cargo para preservar el colectivo de su salto al 'Gobierno del cambio' de Sánchez. 

Yo no me veo como ministro porque no me llamaron para eso, sino para incorporarme a un grupo para asesorar a Pedro como candidato

No era la primera vez que el PSOE le tentaba. Para las elecciones autonómicas y municipales, el partido le propuso entrar en la lista al Cabildo grancanario. Rechazó porque no quería "estar en primera fila", aunque sí aceptó trabajar en el equipo técnico del actual vicepresidente primero del Gobierno insultar, Ángel Víctor Torres. "Si ahora doy el paso es porque creo que es la continuación de mi trabajo a nivel nacional. Llevo 25 años en Canarias. Por trabajo he estado en la Península, en Francia, Italia o Bélgica y suelo estar más o menos dos veces al año en Senegal. He dado muchas conferencias sobre inmigración, también en mi país, pero este paso es lo que me permite adquirir experiencia, y por eso lo doy". 

Diouf, durante la entrevista con este diario. (Carmen Castellón)
Diouf, durante la entrevista con este diario. (Carmen Castellón)

Luc considera un privilegio compartir mesa con "eminencias como Gabilondo o como Naïr", "ser escuchado y poder aportar". "Esta oportunidad no la podía perder". A los tres días de la presentación del 'Gobierno en la sombra', viajó con Sánchez hasta Berlín, una visita centrada en el drama de los refugiados. Habla con pasión de esa experiencia, por lo que aprendió y por lo que España puede importar de Alemania de su política de asilo, "atrevida y humana". "Nuestro país podía asumir la responsabilidad de ser un país de acogida al ser la puerta del sur, liderar las políticas migratorias a nivel europeo", opina. 

¿Se ve como miembro del Gobierno de Sánchez? "Tendría que decir que yo no [me] veo como ministro porque no me llamaron para eso, sino para incorporarme a un grupo para asesorar a Pedro como candidato. No me parece ético hablar de apuestas ministeriales sin saber si el candidato va a ser o no presidente. Vamos paso a paso, partido a partido -explica, recordando otra vez a Simeone-. Lo primero es aportar, luchar para que el PSOE vuelva a gobernar y toda la población, incluida la inmigrante, vuelva a recuperar el bienestar social que el PP le ha quitado en estos cuatro años". 

El PSOE tiene "opciones" de ganar el 26-J

Luc es alto, fibrado, de cabello negro brillante trenzado, de piel joven -"hago deporte"-, pese a sus 51 años. No rehúye preguntas. Derrocha cordialidad. Contesta rápido, en perfecto castellano, y se palpa en él madera de político. Tiene las cosas muy claras. Está "convencido" de que el PSOE tiene "opciones" de ganar el 26-J -pese a las malas encuestas-, que tiene el mejor programa, que Podemos "pagará en las urnas" haber forzado la repetición electoral, que la rabia o la desilusión ciudadana no puede llevar a que la gente no "reflexione su voto". 

Podemos habla de papeles para todos. No se pueden prometer cosas irreales, jugando con los sentimientos de los que sufren

"En materia de inmigración, no hay comparación. Podemos habla de papeles para todos. ¿Cómo se come eso? ¿Sabes cuándo decía yo eso? Cuando no tenía papeles, en el 92". Luc está de acuerdo en "proteger al máximo los derechos de los extranjeros, pero no incumplir la ley". "No se puede prometer papeles para todos, porque no es posible. Ni siquiera en todos los países del África Occidental te puedes mover sin visado. No se pueden prometer cosas que no se puedan cumplir, jugando con los sentimientos de la gente, de los que sufren, de los más necesitados. Es como si me dices que vamos a subir el salario a 1.500 euros. Es irreal. El que va a votar, debe saber lo que es posible y lo que no". Su propuesta es otra: que se llegue a "un pacto de Estado de inmigración, donde todos los partidos se mojen y consensúen los cambios en la ley".

Diouf, durante la entrevista con El Confidencial. (C. Castellón)
Diouf, durante la entrevista con El Confidencial. (C. Castellón)

Luc no cree que los ciudadanos vayan a "sacrificar" lo conseguido para "dejar que gobierne Podemos". No es que sienta "miedo" hacia la formación de Pablo Iglesias, es que no aprecia en sus propuestas la "seriedad" que ve en las del PSOE, ni su experiencia de gobierno. Y desconfía de su alianza previa con IU. "Los consensos que se buscan antes de las urnas no me parecen responsables y sí me da inseguridad". "Conozco a gente que votó a Podemos o IU y se siente engañada. Los españoles esperaban que hubiera el consenso necesario para formar Gobierno y hemos estado cinco meses en un limbo. Eso tiene un precio y lo pagará en las urnas el 26-J".

Conozco a gente que votó a Podemos o IU y se siente engañada. Yo creo que Iglesias pagará en las urnas que no tengamos Gobierno

No quiere hablar de pactos, porque él se siente "técnico". "Eso se lo dejo a los políticos", dice, mientras lanza una sonrisa a la coordinadora federal del Grupo Afrosocialista del PSOE, la colombiana Consuelo Cruz, número 18 de la lista por Madrid. "Que se desgañite ella con Pablo Iglesias", bromea. Pero se lleva las manos a la cabeza cuando ve que el PP, un partido carcomido por la corrupción, sigue primero, y lo compara con algunos partidos africanos que "se levantan pasta y la gente los vota". "Ya sé que España es conservadora, y esto a veces asusta". 

Solo gastos pagados, no un sueldo

Le gustaría que el PSOE tuviera mayoría absoluta. "Pero es imposible, así que mi segundo sueño es que quede primero" -el sueño también de Sánchez- y pueda aplicar sus políticas. También en inmigración. Defiende el cierre de los CIE, retirar las concertinas de las vallas fronterizas, prohibir la devolución en caliente, agilizar la tramitación de la nacionalidad, fomentar la cooperación al desarrollo y ayudar a la creación de empleo en otros países o buscar la reinserción gradual de los que se han marchado fuera de España. "Las migraciones deben ser una opción, no una obligación". 

Diouf, durante la entrevista. (C. C.)
Diouf, durante la entrevista. (C. C.)

A Luc no se le caza en ningún renuncio. Ningún desliz o una tibia crítica al PSOE, ni hacia el candidato, con el que por cierto comparte afición, jugar al baloncesto. Nada. "De Pedro Sánchez todo me gusta. Todo. Pero sí, soy muy disciplinado. Eso sí, en España no hay referente en lo social como el PSOE". 

El ministrable de Inmigración de Sánchez -aunque recele del rótulo- asistió a la primera reunión de expertos el lunes con el jefe, y le acompañó en un foro del 'El Mundo' el martes. De allí voló de vuelta a Canarias y estuvo con él de nuevo en su visita a las islas, este jueves. Ferraz no le paga más que los gastos, no un sueldo. Luc promete entregarse en la campaña, participando en encuentros con colectivos y ciudadanos. Sobre todo en su tierra de adopción, Canarias, de la que ha tomado prestado el acento. "Voy a hacer todo lo posible para que la gente entienda el programa del PSOE. La socialdemocracia es la realidad del 95% de la población. ¡Somos proletarios, somos trabajadores! Así que voy a hacer lo posible para que los inmigrantes vean la diferencia, porque los latinos o los africanos no suelen ver las noticias. ¿Sabes por qué? Porque si ven los telediarios no comen. Tú eliges entre buscarte la vida o encender el televisor". 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios