LOS DE RIVERA SE REARMAN CONTRA LOS POPULARES

C's se apropia de la bandera económica del PP para combatir el peligro de Podemos-IU

El partido de centro señalará el "récord histórico de impuestos" que incluye el programa, así como la creación de una "banca pública fuerte" para alertar de las amenazas del pacto

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la ejecutiva nacional del partido. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la ejecutiva nacional del partido. (EFE)

La alianza definitiva entre Podemos e Izquierda Unida, que previsiblemente será un verdadero terremoto electoral, puede tener consecuencias inesperadas en todas las formaciones, especialmente en el PSOE -con quien se disputará un importante sector de votantes, según el CIS y el resto de encuestas- y en Ciudadanos, que podría verse afectado por la distribución de escaños que el pacto va a tener en muchas circunscripciones tras el 26-J, si la candidatura conjunta de izquierdas se sitúa holgadamente como tercera fuerza política.

La formación de centro insiste en que no desarrollará una estrategia específica para combatir el fenómeno, aunque sí se esforzará en poner de relieve "los peligros que entraña la coalición", fundamentalmente los de índole económica, según explican fuentes de la cúpula naranja. Desde hace días, Albert Rivera y su equipo comenzaron una dura ofensiva contra Pablo Iglesias al entender que debía "dejar a un lado la bandera de la nueva política" si se unía a un partido como Izquierda Unida. "Si el Partido Comunista es algo nuevo en España, apaga y vámonos", atizó el dirigente barcelonés al término de la última ejecutiva nacional.

Ciudadanos pretende poner el foco así en la amenaza económica que puede suponer la llegada al poder de la alianza dirigida por Iglesias y Alberto Garzón. Si hasta ahora la principal herramienta económica para el PP de Mariano Rajoy ha sido -y seguirá siendo en la campaña electoral- consolidar la recuperación y sostener el crecimiento de empleo, la formación de centro se adueñará también de la bandera económica para 'golpear' a la alianza de la izquierda. El partido liderado por Rivera hará hincapié, programa en mano, en "el récord histórico de impuestos" que pretenden instaurar Podemos-IU.

Alberto Garzón y Pablo Iglesias se abrazan tras sellar su pacto preelectoral. (EFE)
Alberto Garzón y Pablo Iglesias se abrazan tras sellar su pacto preelectoral. (EFE)

La propuesta de reforma tributaria incluye, entre otras cosas, el incremento de tres puntos en la ratio de ingresos/PIB en los próximos cuatro años, un tipo efectivo mínimo para grandes empresas del 15%, un impuesto sobre Transacciones Financieras, mayores tasas sobre la riqueza, sucesiones y donaciones, así como la creación de un Impuesto de Solidaridad a las entidades financieras con carácter extraordinario. "No hay nada igual en toda Europa", insisten desde el partido naranja. Además, también arremeterán contra la proposición de una banca pública "potente y eficaz", según el programa elaborado por ambas formaciones, "que se pondrá en marcha a partir de las entidades ya nacionalizadas como Bankia y Banco Mare Nostrum". Altos cargos de Ciudadanos critican que Iglesias, "después de las consecuencias" que han tenido las cajas de ahorros en el país, "pacte con un partido cuyo modelo es ese".

Miembros del partido reconocen asimismo que pondrán todo su empeño en transmitir a la sociedad que la opción resultante de la unión "representa una idea obsoleta" y tratarán de convencer a los votantes jóvenes de que el único partido nuevo que habrá en el panorama electoral de junio será el de Ciudadanos. Teniendo en cuenta, según el último CIS, que un 8,6% del electorado dudó entre los dos emergentes a la hora de depositar la papeleta, la formación de centro es consciente de que tendrá que pelear por ese sector en este mes y medio.

De hecho, aseguran que durante la campaña habrá 'guiños' dedicados al voto joven, al que pretenden dirigirse "aportando soluciones" y no solo hablando de la precaria situación que viven muchos de ellos, "de sobra conocida por todos", explican, "también por muchos de nosotros, que nos sentimos identificados con esa franja de edad". Algo que queda de manifiesto con solo analizar a los integrantes de la ejecutiva nacional naranja, en la que al menos cinco miembros -empezando por el propio Rivera- no alcanzan los 40 años y dos de ellos están incluso por debajo de los 30.

El jefe del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy (d), acompañado por los miembros del partido (de izda. a dcha.) Rafael Hernando, Pablo Casado y María Dolores de Cospedal. (EFE)
El jefe del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy (d), acompañado por los miembros del partido (de izda. a dcha.) Rafael Hernando, Pablo Casado y María Dolores de Cospedal. (EFE)

El otro objetivo: esquivar los golpes del PP

Por otro lado, Ciudadanos estudia ya cómo sortear las embestidas que el PP ha comenzado en el arranque de la precampaña y que previsiblemente continuará siguiendo las órdenes del jefe de Génova, de María Dolores de Cospedal y del jefe de campaña, Jorge Moragas. Los populares siguen convencidos de resaltar "las contradicciones" con sus rivales y atizar a la figura de Albert Rivera, su mayor adversario político, al que reprocharán el apoyo al candidato socialista, Pedro Sánchez, y haber formado parte del frente anti-PP.

El partido de centro considera que el ataque de los conservadores será "un error clamoroso" por segunda vez consecutiva -ya lo hicieron en las últimas semanas previas al 20-D- y critican al PP por estar "más preocupados de los escaños" que de encontrar una solución al bloqueo político. La formación nacida en Barcelona contraatacará a los populares insistiendo en el mensaje de que "si no fuera por Ciudadanos, podría haber ya un Gobierno en el que estuviera Podemos", y aprovecharán para echar en cara a los de Génova "que critiquen la forma de actuar de lo que será el 'modus operandi' de todos los partidos" tras la jornada electoral del 26 de junio. "Porque habrá que volver a dialogar. ¿O se cree el PP que va a tener mayoría absoluta?", se preguntan pesos pesados de Ciudadanos con cierta indignación.

Elecciones Generales

El redactor recomienda