ENTREVISTA A LA JUEZA Y CANDIDATA SOCIALISTA EL 26-j

Margarita Robles: "Mi aterrizaje en el PSOE será más sencillo que el de Irene Lozano"

La nueva número dos de Sánchez recalca que llega para dejarse la piel y "escuchar" a los ciudadanos, y aconseja al PSOE que deje de enredarse en debates internos que no interesan a la gente

Foto: Margarita Robles, nueva número dos del PSOE por Madrid, en octubre de 2009 en Pamplona. (EFE)
Margarita Robles, nueva número dos del PSOE por Madrid, en octubre de 2009 en Pamplona. (EFE)

No ha generado escozor dentro del PSOE. Era la reacción más previsible. Margarita Robles (León, 1957) entra en las listas como número dos de Pedro Sánchez en Madrid. Y casi por la puerta grande, porque ni de lejos su sorprendente fichaje -guardado con celo hasta que su nombre saltó a los medios unas horas antes de lo previsto- ha generado la conmoción que hace solo unos meses produjo la incorporación de la exdiputada de UPYD Irene Lozano. Magistrada del Supremo, pionera en la carrera judicial, primera presidenta de una sala de lo penal, primera presidenta de una audiencia provincial, la de Barcelona. Secretaria de Estado en los años de la guerra sucia contra ETA y la corrupción, vocal del Poder Judicial. Jueza, pero política, muy política. Y muy ligada al PSOE. Por eso, el anuncio no desbarató las costuras de un partido en tensión. 

Robles conversa con El Confidencial en una jornada de vértigo, en la que tramitó su excedencia y atendió a un medio tras otro. Aunque subraya que siempre dice lo que piensa, procura no meterse en charcos y no crear dolores de cabeza al PSOE. Es más, le aconseja que aparque sus cuitas internas, sus debates sobre liderazgos o sillones porque no le ayudan y no interesan a los ciudadanos. 

PREGUNTA. ¿Cuándo la llamó Pedro Sánchez para ofrecerle ser su número dos por Madridnbsp;

RESPUESTA. Esta misma semana. 

P. ¿Y fue la primera vez que le tentó con un puesto?

R. Sí. 

P. ¿Tardó mucho tiempo en aceptar la ofertanbsp;

R. Solo para pensármelo en lo personal, desde la perspectiva de mi sitio en el Tribunal Supremo, por mi situación como magistrada. Pero no tenía dudas por el proyecto, que es ilusionante, apasionante, y estoy comprometida con él porque es en lo que llevo luchando toda mi vida. Considero que hace falta un cambio en este país, es imprescindible que haya nuevas políticas en igualdad, para paliar la crisis económica, que está siendo muy dura. Desde la perspectiva de lo que se puede hacer y de la necesidad de un Gobierno del cambio, yo lo tenía muy claro. 

P. El PSOE quedó como cuarta fuerza en Madrid el 20-D, y las encuestas no son muy halagüeñas por ahora. ¿Su entrada no es como subirse en un barco que puede estar a la deriva?

"No es bueno que los ciudadanos crean que los políticos se preocupan más por los sillones y los cargos que por sus problemas"

R. Yo vengo aquí como he hecho toda mi vida, para trabajar, intentando aportar con la mayor humildad. Lo que me preocupa es acabar con las desigualdades sociales, esta crisis... Hay una cosa que no es buena para la política: que los ciudadanos tengan la percepción de que los políticos se preocupan más de los sillones, los cargos o los destinos que sus problemas. Por eso no puedo pensar más que en un proyecto que va a ganar y que quiere transformar la sociedad. 

P. ¿Se siente como un revulsivo para el partido en Madrid, como lo fue Ángel Gabilondo en las autonómicas de 2015?

R. No me siento nada. Lo que he hecho toda la vida es trabajar. Yo vengo a aportar mi grano de arena, aquí hay muchísimas personas que están trabajando en el PSOE y yo voy a ser humildemente una más.

Pedro Sánchez pasea por Madrid con Margarita Robles, este 12 de mayo. (Borja Puig)
Pedro Sánchez pasea por Madrid con Margarita Robles, este 12 de mayo. (Borja Puig)

P. Pero vuelve a la política en un momento muy complicado para el PSOE, como le sucedió en los noventa, en el epílogo de los gobiernos de Felipe González, en los años de la guerra sucia de los GAL y de la corrupción. ¿Es usted una nadadora contracorriente?

R. Es verdad que los retos siempre impresionan, pero también tengo que decir una cosa: el momento que estamos viviendo ahora no tiene nada que ver con aquel 1993. ETA causaba mucho dolor, había muchos muertos. Para mí es una satisfacción personal que, gracias al trabajo de mucha gente, eso terminó felizmente. No puedo comparar aquel periodo con lo que está ocurriendo ahora, aunque la situación actual es muy grave, porque hay mucha gente que lo está pasando muy mal y es la que tiene que sentir que los políticos o los que como yo entramos en política estamos con ella y nuestra prioridad son ellos.

P. Entonces le tocó luchar contra el aparato del partido. ¿Le ha dado manga ancha Sánchez para exponer sus opiniones libremente?

R. En 1993 tuvimos todo el apoyo de Felipe González e hice todo lo que pensaba que tenía que hacer y nunca tuve ninguna insinuación por parte del presidente. Yo soy una persona que siempre se ha sentido muy independiente y siempre dce lo que piensa, y no puedo hacer algo distinto a lo que pienso. La gente me conoce y Pedro me ha llamado y sabe perfectamente cómo soy, que siempre voy a decir y hacer lo que creo en conciencia. 

"Pedro sabe perfectamente cómo soy y que siempre voy a decir y hacer lo que creo. Pero no contemplo romper la disciplina de voto"

P. ¿Está dispuesta a someterse a la disciplina de voto del grupo? ¿Podrá mantenerla en todas las cuestiones o hay materias en las que opina de forma diferente a la posición del PSOE?

R. Yo estoy segura de que tengo las mismas opiniones. Si entro en un proyecto como este es porque quiero unas políticas sociales más justas, quiero estar con los ciudadanos, acabar con esta reforma laboral... y esos grandes principios los compartimos. Es que ni siquiera contemplo ese escenario.

P. Pero si hay una cosa que no le guste, lo dirá. 

R. Siempre, siempre. Creo que en mi vida la independencia y la libertad para poder hablar son muy importantes. Siempre digo lo mismo: estamos en una sociedad democrática y por eso no me ha gustado lo que ha pasado en los últimos cuatro años: la ley mordaza, la restricción de derechos...

Margarita Robles, en una entrevista en agosto de 2012. (EFE)
Margarita Robles, en una entrevista en agosto de 2012. (EFE)

P. ¿Cree que contará con el respaldo de la federación madrileña, que será mejor acogida que Irene Lozano, que su aterrizaje será más sencillo?

R. Estoy segura de que sí, porque todos compartimos el mismo interés por que haya un Gobierno de cambio y progresista. En ese sentido, estamos todos en el mismo barco. 

P. ¿Cómo pretende ayudar en la campaña? Porque también se va a integrar en el 'Gobierno en la sombra' de Sánchez que presentará el domingo en Barcelona. 

R. No sé exactamente la participación. Voy a trabajar al máximo en aquello que haya que hacer. Puedo aportar entrando en contacto con la gente, explicándoles lo que se ha hecho y qué se puede hacer y escuchando mucho a los ciudadanos. Yo creo que muchas veces se hacen campañas para salir en los medios, y la política tiene que ser muchísimo más cercana al ciudadano aunque no haya medios delante.

P. ¿Qué errores cree que ha cometido el PSOE y que explican su situación actual, de este mandato y de los anteriores? ¿Qué se tenía que haber corregido?

"No me siento un revulsivo como Ángel Gabilondo, yo voy a poner mi granito de arena y a ser humildemente una más"

R. Todos cometemos errores, pero el más importante es el que ha cometido el Gobierno, por sus políticas contra la crisis y el aumento de la desigualdad. Por eso es muy necesario luchar para que las cosas cambien. Y esa es una obsesión que tengo: luchar por políticas sociales en favor de los más desfavorecidos. 

P. ¿Pero cómo explica que el PSOE no conecte con una parte de la sociedad y hayan surgido partidos como Ciudadanos y Podemos?

R. Es positivo que haya cuatro partidos, es un reflejo de una sociedad viva. No hay que tener miedo a los nuevos partidos, no hay que tener prevención, sino lo contrario. 

P. Las encuestas también dicen que los ciudadanos culpan al PSOE por ir a elecciones pese a los intentos de Sánchez por formar Gobierno. ¿Por qué? ¿Se tenía que haber planteado otra estrategia, como pactar con la izquierda y no empezar primero con C's?

R. Cuando no se ha sido capaz de formar un Gobierno, eso es culpa de la clase política. De toda sin excepción. Pero también creo que no conduce a nada mirar al pasado, sí aprender de lo que se ha hecho, y ahora hay que hacer una campaña positiva, con un verdadero programa, que no se hable de sillones y de pactos y la gente salga a preocuparse de los problemas de los ciudadanos. El 27 de junio ya hablaremos de pactos. Mientras tanto, yo entro en un proyecto que quiero que sea ganador.

Sánchez con la líder del PSOE-M, Sara Hernández, y Margarita Robles, en la terraza de un hotel de Madrid este 12 de mayo. (Borja Puig)
Sánchez con la líder del PSOE-M, Sara Hernández, y Margarita Robles, en la terraza de un hotel de Madrid este 12 de mayo. (Borja Puig)

P. Pero sabe que las urnas obligan al pacto. ¿Se sentiría más cómoda en un Gobierno de izquierdas o preferiría uno con C's?

R. No contemplo ese escenario. Cuando uno llega como independiente, no pertenece a ningún partido y viene solo a trabajar, tiene que tener la convicción de que aquello por lo que trabaja es lo que va a ser ganador. No puedo hacer otra reflexión en este momento. Vengo a dar lo mejor de mí misma.

P. Déjeme que insista. ¿Apoyaría usted una gran coalición, o que el PSOE se abstenga para dejar paso a la derecha?

R. Creo que el PSOE tiene que salir a ganar porque es bueno que haya un Gobierno de cambio. Pero no me gusta hablar de lo que pueda pasar el 27 de junio, sino de lo que pasa hoy.

P. ¿Y hoy quién es el adversario del PSOE? ¿El PP o la coalición de Podemos e IU?

"No puedo entender que haya quien se dedique a los problemas internos y hable de sillones y no se preocupe de los ciudadanos"

R. He trabajado toda mi vida pensando en lo que yo puedo hacer, no en lo que tienen que hacer los demás. El PSOE tiene que tener un nivel de exigencia máxima para dar respuesta a los ciudadanos, y cuando piensas en eso no hay tiempo para pensar en lo que tienen que hacer los demás.

P. Usted ha dicho que el PSOE debe dejar atrás sus "discusiones internas". Sus palabras coinciden con la polémica de la alianza con Podemos en el Senado, el choque con el PSPV, la crisis de liderazgo de Pedro Sánchez. ¿Estas cuestiones debilitan mucho al partido? ¿Los barones y la dirección deben ser más responsables?

R. Yo creo que las cuestiones internas hay que dejarlas al margen, porque al ciudadano de la calle que no llega a fin de mes, que le desahucian, que tiene un enfermo en su casa, no le interesan nada los problemas internos de los partidos. Al contrario, le producen rechazo. Como me preocupa esa problemática social, no puedo entender que haya gente que se dedique a problemas internos y hable de sillones y no se preocupe de los problemas de los ciudadanos.

P. ¿Sobra mucho ruido en el PSOE?

R. Yo creo que la única prioridad que hay que tener en este momento, y siempre, es la preocupación por los ciudadanos. Todo lo que sean debates internos, sobre liderazgos o sobre pactos, me parece que no ayuda. No ayuda al PSOE o a cualquier otro partido, no ayuda a lo que tiene que ser la política. Yo concibo la política y la judicatura como un servicio público, y difícilmente hacemos un servicio público cuando estamos más empeñados en broncas internas que no van a ninguna parte y no le interesan a nadie.

Margarita Robles: "Mi aterrizaje en el PSOE será más sencillo que el de Irene Lozano"

P. ¿Y ve una alianza preelectoral con Podemos en el Senado? Eso no es pensar en futuro...

R. Depende del programa, los proyectos… No se puede hablar en abstracto de alianzas para el Senado. Hablemos de proyectos concretos y de cómo vamos a resolverlos. Cuando me hayan explicado todo eso y hagamos un pacto de Estado por los más débiles, entonces hablemos de los pactos. No empecemos la casa por el tejado.

P. ¿Le gustaría ser ministra de Justicia de Pedro Sánchez? ¿Seguirá en el escaño si no gobiernanbsp;

R. Tuve una experiencia como secretaria de Estado. Mi vanidad personal la tengo más que cumplida. Yo vengo a trabajar con la mayor humildad y la mayor dedicación. Es lo único que me planteo.

"No me planteo ser ministra. Mi vanidad personal la tengo más que cumplida. Yo vengo a trabajar con la mayor dedicación"

P. ¿Pero se ve de ministra?

R. Vamos, pero para nada. Esos escenarios no hay que planteárselos. El único que hay que plantearse es el servicio público a los ciudadanos, y a partir de ahí se les puede servir desde muchísimos sitios.

P. ¿Qué reformas necesita la Justicia?

R. Es imprescindible que haya un pacto de Estado por la Justicia y darle la vuelta como un calcetín, que los jueces tengan medios suficientes para que puedan resolver las causas con agilidad y con eficacia. Los tres años de Gallarón en el ministerio han sido muy malos y habrá que modificarlos. 

P. ¿No le falta independencia a la Justicia?

R. No es un problema de independencia. La Justicia debe ser una prioridad en este país. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios