conflicto por la NEGOCIACIón del senado

Puig frena la negociación con Podemos para el Senado ante el veto rotundo de Sánchez

El 'president' mantiene su voluntad de pactar y pide a Ferraz que estudie la propuesta. Los socialistas valencianos no acuden a la reunión convocada para esta tarde por Montiel

Foto: Ximo Puig conversa con el alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, durante la reunión mantenida este 11 de mayo con motivo de la Vuelta al Mundo a Vela. (EFE)
Ximo Puig conversa con el alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, durante la reunión mantenida este 11 de mayo con motivo de la Vuelta al Mundo a Vela. (EFE)

El presidente valenciano, Ximo Puig, ha echado el freno a la negociación para conformar una candidatura valenciana conjunta al Senado con Podemos y Compromís. El PSPV-PSOE decidió no asistir a la primera reunión negociadora convocada ayer para esta tarde por el secretario general de Podemos en la Comunidad Valenciana, Antonio Montiel. El líder de la formación morada quería iniciar las negociaciones para concretar el Acord Valencià que ayer defendió Puig en la ejecutiva del partido a través de una resolución enviada a Ferraz. Montiel planteaba que después de ese encuentro se produjese otro mañana jueves, ya con la presencia del propio barón socialista y la vicepresidenta del Consell y líder de Compromís, Mónica Oltra.

Sin embargo, todo este esquema negociador quedó hoy miércoles en el aire después de que el PSPV se haya descolgado en la primera cita. Ausencia que provocó también la deserción de Compromís, por lo que finalmente no habrá cumbre a tres. Las declaraciones del portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, insistiendo a Puig para que se replantee sus intenciones y las llamadas telefónicas de Pedro Sánchez a Puig y las protagonizadas por los secretarios de Organización federal (César Luena) y territorial (Alfred Boix) han convertido en una olla a presión la relación entre las dos organizaciones dentro del partido -aunque ya llovía sobre mojado-, lo que explicaría que el ‘president’ valenciano haya optado por recular y reorientar la estrategia. No obstante, desde el PSPV se negaba oficialmente que se haya decidido dar marcha atrás en el proyecto de Entesa. Quedan aún dos días y medio antes de tener que presentar la coalición y de que la comisión federal de listas ratifique las candidaturas. Sin embargo, tambien el responsable de estrategia del comité electoral del PSOE, Óscar López, insistió públicamente en la negativa rotunda al pacto con Podemos.

Este miércoles por la tarde Puig mantenía el contacto telefónicamente con Montiel y no se descartaba que pudieran verse los dos con Mónica Oltra en el Palau de la Generalitat de forma discreta por la mañana o el jueves por la mañana. La esperanza de los socialistas valencianos es que la valenciana sea la única autonomía que mantengan la posición pactista y Ferraz haga finalmente una excepción. Aragón y Baleares ya han descartado sus propias 'entesas'.

No se descarta que Puig mantenga encuentros discretos con Montiel y Compromís esta noche o mañana y pida a Ferraz que haga una excepción

Puig está tratando de convencer a Ferraz de la bondad del acuerdo desde una perspectiva territorial, aunque en Madrid la posición sigue siendo de rechazo. Este mediodía el barón socialista pidió desde Alicante que siga estudiando "en profundidad" una posible candidatura conjunta al Senado con Compromís y Podemos en la Comunitat Valenciana, una iniciativa que plantea sin ánimo de "confrontación" ni de "pulso".

"Yo voy a continuar dialogando"

En una rueda de prensa, donde anunció que esta ciudad albergará la salida de la Vuelta al Mundo a Vela (Volvo Ocean Race) en 2020 y 2023, subrayó que esta propuesta se plantea "en clave valenciana", "sin ningún desafío a la dirección del PSOE y sin seguidismo de otras fuerzas" políticas, con la única intención de dar solución a los problemas de la Comunitat. "Yo voy a continuar dialogando con la ejecutiva federal por ver si hay alguna posibilidad de acuerdo" antes del próximo viernes cuando se reunirá la comisión federal de listas validar las candidaturas a Congreso y Senado de toda España (menos las del PSC) y elevar el informe al comité federal, que se citará el sábado y que debe dar el visto bueno final.

Ximo Puig y Pedro Sánchez, el 16 de mayo de 2015 en la plaza de toros de Valencia, en plena campaña de las autonómicas y municipales del 24-M. (EFE)
Ximo Puig y Pedro Sánchez, el 16 de mayo de 2015 en la plaza de toros de Valencia, en plena campaña de las autonómicas y municipales del 24-M. (EFE)

"No estoy por ningún tipo de confrontación, faltaría más, y esto no es un pulso: es simplemente una posición política que he pedido que se analice en profundidad y finalmente que se decida", prosiguió. Para el líder de los socialistas valencianos, que confirmó que esta tarde su partido no se reunirá con Compromís y Podemos para tratar este asunto, en este caso "la ejecutiva federal tiene su legitimidad para decidir".

Montiel insiste: cree una "torpeza" que Ferraz se "empeñe" en "no reconocer que los territorios, como el valenciano tienen derecho a tener voz propia"

Pese la presión desde Ferraz, el podemita Antonio Montiel aún veía posible esta mañana la posibilidad del acuerdo. "Me parecería una torpeza por parte del PSOE de Madrid que siguieran empeñados en no reconocer que los territorios, como el valenciano, tienen derecho a tener voz propia", afirmó el secretario general de la formación morada en los pasillos de las Cortes Valencianas, después de que Ferraz dijera que el PSPV podría ir al Senado con Compromís, pero sin Podemos.

Compromís también se baja

"El PSOE hace tiempo que no lee adecuadamente los cambios" sociales y territoriales que se están produciendo, aseveró Montiel, para quien Puig, al apoyar ese acuerdo al Senado, traslada una "demanda social" y lleva "el espíritu" del pacto de gobierno en la Generalitat Valenciana "más allá”.

Puig frena la negociación con Podemos para el Senado ante el veto rotundo de Sánchez

También Mónica Oltra y Joan Baldoví defendieron el acuerdo, si bien optaron por no confirmar tampoco la reunión con Podemos y el PSPV a la espera de ver qué hacen los socilaistas valencianos y para que no quedase en evidencia su ausencia.

La opción planteada por Ferraz de que el pacto se produjera solamente con Compromís (con quien el PSPV comparte Gobierno autonómico) no sirve para los socialistas valencianos porque no garantiza la suma de votos suficientes para superar al Partido Popular, convertir a sus candidatos en los más votados y hacerse con tres de los cuatro escaños por provincia. Además, sería imposible que Compromís, que está cerrando el pacto con Podemos y Esquerra Unida -la marca autonómica de IU- para el Congreso aceptase romper esa alianza para ir con los socialistas al Senado.

Óscar López: "La decisión es clara"

Casi al mismo tiempo que Puig solemnizaba su cierto paso atrás, Óscar López atendía a los periodistas en Madrid, en la Cámara baja, tras salir de la reunión con otros partidos para intentar acordar la reducción de gastos electorales. El responsable de comunicación y estrategia del comité de campaña se atuvo al guion oficial: no habrá cesión alguna por parte de Ferraz. La "decisión es clara" y está tomada, dijo: el PSOE es un "proyecto autónomo" -como rubricó ayer Sánchez en Cuatro- y en consecuencia no permitirá ningún tipo de pacto con Podemos. Se presentará "en todas las circunscripciones" de España con sus siglas.

Óscar López, durante su comparecencia ante los medios este 11 de mayo en el Congreso. (EFE)
Óscar López, durante su comparecencia ante los medios este 11 de mayo en el Congreso. (EFE)

La precisión era importante porque Puig y Boix han intentado convencer a la cúpula federal de que una salida puede ser aprobar listas incompletas en Valencia para el Senado -con solo un candidato socialista por provincia- para que los otros dos figuren en las candidaturas de Compromís y Podemos. Ese planteamiento no convence a Ferraz de ningún modo. Irá con su marca, aunque eso le penalice en las urnas. En el Senado, el partido que gana se suele llevar de golpe tres representantes, por un parlamentario que se queda la segunda fuerza. En Valencia, por ejemplo, el PP se quedó con tres y Compromís-Podemos con uno, y en las otras dos provincias, Castellón y Alicante, el marcador fue 3 PP-1 PSPV. Si el PSPV defendiera el viernes en la comisión de listas una plancha con vacantes, la dirección "se la completaría" a fin de garantizar que no hay ninguna "coalición encubierta", como la denominó Luena en su conversación del martes con Boix.

Óscar López subraya que el PSOE es un proyecto "autónomo" y que se presentará con su marca en todas las circunscripciones para Congreso y Senado

López intentó no visualizar el choque directo con Puig para poner el foco en Podemos: subrayó que los ciudadanos no podrían "entender" que dos formaciones (las de Sánchez e Iglesias) que no han sido capaces de pactar para formar Gobierno ahora vayan juntos en una candidatura, como no comprenderían que miembros de esa eventual lista unitaria defendieran el derecho a decidir y otros no. "No se puede hacer una coalición electoral sin ponerse de acuerdo en las propuestas. Una vez más escuchamos a Podemos hablar de puestos, ministerios, escaños, sillones, y no de propuestas", denunció. Así que se trata de un acto de "coherencia" política.

Puig frena la negociación con Podemos para el Senado ante el veto rotundo de Sánchez

El caso es que los socialistas sí formaron acuerdos con las izquierdas para el Senado en otras legislaturas. De 2000 a 2011 sostuvo la Entesa Catalana de Progrés, con ERC e ICV-EUiA, parte de cuyo recorrido exteriorizó el trabajo de los Gobiernos tripartitos (2003-2010), y más tarde, ya sólo con ICV-EUiA, la Entesa pel Progrés de Catalunya (2011-2015). López justificó que el PSC "es otro partido" y por tanto tiene su propia política de alianzas. Las del PSOE, recordó, las decide el comité federal. Y en este caso está clara. También es verdad que el PSOE autorizó pactos con las izquierdas en Baleares en otras legislaturas. López se apoyó asimismo en el hecho de que por mucho que se hable de Gobierno a la valenciana, Podemos no está dentro del Ejecutivo, de ahí que para Ferraz tendría sentido una entente con Compromís, que además es una formación autonómica, y no de ámbito estatal.

Molestos en Ferraz por los avisos

Fuentes de la dirección entienden que la presión bajará y el choque con Puig se reconducirá. Ferraz intenta sacar rédito del incendio con el PSPV, recalcando que le viene bien "cualquier episodio en el que se perciba al PSOE diferenciado de Podemos". A Sánchez le beneficia, de cara a su estrategia de campaña, distanciarse lo más posible de Iglesias. En el comité electoral sí ha molestado, sin embargo, que pese a que el 'president' valenciano "estaba avisado de que no se le autorizaría" ningún acuerdo con la formación emergente, siguiera adelante con su plan e incluso instara a su ejecutiva a aprobar una resolución en ese sentido. Los colaboradores de Sánchez advierten además de que Puig no lograría encontrar el respaldo a su planteamiento dentro del comité federal.

Echenique pide a Sánchez que "permita que en los territorios donde pueda haber acuerdo, como parecía hasta ayer en Aragón y Valencia" cuaje el pacto

La cúpula estatal de Podemos, por su parte, buscó echar más leña al fuego. El secretario de Organización, Pablo Echenique, llamó a Sánchez a reconsiderar la oferta de alianza para el Senado o que, “al menos, permita que en los territorios donde pueda haber acuerdo, como parecía hasta ayer en Aragón y Valencia, pueda haber acuerdo”. Para el líder territorial de Podemos en Aragón, sería positiva la alianza porque “el PP con menos del 30% de los votos consigue el 60% de la representación, lo que supone una minoría de bloqueo permanente durante los próximos años de legislatura si no hacemos nada”, advirtió.

La ejecutiva de Podemos valoró esta mañana fórmulas para poder llevar a cabo el pacto. En Aragón, indica Echenique, “el acuerdo es más fácil” y reprendió al líder socialista por su “no, gracias”, al tiempo que reclamó que permita a los suyos seguir negociando con su formación y que sus representantes en esta comunidad “tengan su propia dinámica”. El acuerdo en este territorio incluiría también a la Chunta Aragonesista y a Izquierda Unida.

Elecciones Generales

El redactor recomienda