EL DIFÍCIL CAMINO HACIA LA CONFORMACIÓN DE UN NUEVO GOBIERNO

La última del oferta PSOE recibe el no de Podemos, IU, Compromís y las confluencias

La dirección desarrolla algo más la agenda social e incluye para cada uno de sus potenciales socios partes específicas de su interés. Pero no desmonta en absoluto el pacto con C's

Foto: Pedro Sánchez, durante la reunión del comité federal extraordinario de este 29 de febrero. (EFE)
Pedro Sánchez, durante la reunión del comité federal extraordinario de este 29 de febrero. (EFE)

Cinco documentos distintos para negociar con la izquierda. O mejor, cinco textos con cuestiones troncales comunes y con partes específicas dirigidas a cada uno de sus cinco interlocutores: Podemos, En Marea, En Comú Podem, Compromís e Izquierda Unida-Unidad Popular. Eso es lo que el PSOE ofreció este lunes en un último intento para procurarse al menos la abstención en el pleno de investidura que comienza mañana en el Congreso. Esfuerzo baldío, porque todos ellos dijeron rotundamente no y confirmaron su voto negativo para la investidura. 

Pedro Sánchez hizo el anuncio en el arranque del comité federal de este lunes, encargado de ratificar la alianza con Ciudadanos. Haría llegar a las cinco formaciones cinco documentos, una oferta "valiente" que iría "mucho más allá en aquellas acciones y políticas de izquierdas que merecen los españoles" y que a la vez sería compatible con lo acordado con la formación de Albert Rivera. Al final de la reunión del máximo órgano de decisión del PSOE, la dirección mostró sus cartas. Los textos, en líneas generales, completan la agenda social del pacto con C's, pero sin desmontarlo por completo. Ni mucho menos. Perfila algunas cuestiones, pero no desbarata aspectos esenciales en los que tenía poco margen de maniobra, caso de la reforma laboral -se sigue sin expresar por escrito que se derogará, aunque Sánchez incide en que se trata de una "derogación de facto"-, de la subida limitada del salario mínimo (al menos un 1% adicional en 2016) o de la ley educativa: se habla de "derogar" la Lomce en la introducción, pero en la parte dispositiva se sigue hablando de paralizar el calendario.

[Consulta aquí en PDF los documentos del PSOE ofrecidos a Podemos, En Marea, En Comú Podem, Compromís e IU-UP]

El movimiento medido del PSOE no contentó desde luego a su principal interlocutor, Pablo Iglesias. El cebo no es suficiente para Podemos. A continuación le contestó el propio Sánchez: "De vosotros depende. No es serio que siga Rajoy". 

 

Los cinco documentos incorporan cuestiones comunes y luego ya partes específicas dirigidas a cada uno de los potenciales socios. Los más detallados son los textos para IU y Compromís, formaciones con las que el PSOE negoció bilateralmente antes de abrirse la mesa a cuatro, que se desmontó en cuanto Sánchez firmó su pacto con Rivera [consulta el acuerdo aquí en PDF]. Entre las medidas comunes, la creación del ingreso mínimo vital, la aprobación de una ley contra la pobreza energética, la garantía del suministro de agua, la subida del SMI de al menos el 1%, la recuperación "con carácter urgente la fortaleza de la negociación colectiva", la aprobación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, el restablecimiento de la universalidad de la cobertura del sistema de salud público, la garantía de que el copago farmacéutico no sea una "barrera de acceso", la derogación de la reforma local del PP o un paquete de medidas contra la corrupción. La redacción es pareja a la del documento firmado con Ciudadanos. Dicho de otro modo, se sigue sin plasmar por escrito la derogación completa de la reforma laboral del PP, una subida más ambiciosa del SMI o el fin del copago farmacéutica. 

"Consolida una austeridad 'light'"

Podemos y las distintas confluencias están analizando la nueva propuesta, no sólo la recibida por su partido, sino también las enviadas de manera personalizada y con medidas concretas a En Comú, En Marea, Compromís e IU-UP. A la formación morada, los añadidos sobre la base común se refieren a un pacto por la ciencia y a la política de asilo. 

Sánchez replica a Iglesias que de él depende que haya un Gobierno del cambio, y le advierte de que "no es serio" que siga Rajoy en el poder gracias a su no

En todo caso, el secretario de Economía de la formación, Nacho Álvarez, avanzó que “difícilmente” se adherirán a la nueva propuesta si esta se intenta cuadrar sobre la base del documento firmado con Ciudadanos, que “consolida una suerte de austeridad 'light'”. El proyecto que defenderá Pedro Sánchez en el pleno de investidura que comienza mañana es para Podemos “el mismo que ha hecho hundirse al Partido Laborista irlandés al pactar con el centro liberal y aplicar medidas de austeridad. Creemos que con ese acuerdo se están poniendo en manos de si Mariano Rajoy decide o no abstenerse”. Más rotundo aún fue Iglesias a través de su Twitter.

Un momento de la reunión del comité federal del PSOE de este lunes. (EFE)
Un momento de la reunión del comité federal del PSOE de este lunes. (EFE)

Los documentos personalizados enviados a En Marea y Compromís incluyen parte de las exigencias que estas confluencias priorizaban para sus respectivos territorios. En cambio, el texto remitido a la confluencia catalana de En Comú obvia uno de sus ejes prioritarios: la plurinacionalidad (que también plantean Podemos y el resto de confluencias) y la celebración de un reférendum en Cataluña. Como medida ofertada de forma compartida a las tres fuerzas territoriales, el documento propone el desarrollo de una nueva ley “que defienda y promueva en toda España todas las lenguas como patrimonio cultural que nos identifica”, así como “promover la difusión de las lenguas cooficiales a través del Instituto Cervantes, incrementando significativamente la oferta de cursos en estas lenguas”.

El PSOE se centra con Podemos en ciencia y asilo; con En Comú, en lenguas; con Compromís, en financiación o turismo; con En Marea, en pesca o sector lácteo

Entre las propuestas destacables para Galicia, que habían centrado parte de las reivindicaciones de En Marea, el nuevo texto lanza compromisos dirigidos a los sectores pesquero, lácteo y naval. Respecto a la pesca se propone “abordar un nuevo reparto más equitativo de los derechos de pesca”, las denominadas cuotas que este pasado domingo protagonizaron una manifestación en las calles de Santiago, y “específicamente de las cuotas de caballa y jurel y otras artes en el caladero nacional Cantábrico-Noroeste”. La medida tiene como objetivo “conseguir un mecanismo de reparto adecuado”.

La última del oferta PSOE recibe el no de Podemos, IU, Compromís y las confluencias

En Marea también se opone

Sobre el sector lácteo y el reducido precio de la leche, el documento propone definir un precio “sostenible” para cada eslabón de la cadena de valor, además de incorporar garantías de cumplimiento del acuerdo lácteo a través de un régimen sancionador. Más específicamente, la propuesta de acuerdo plantea también la revisión de la prórroga de 60 años a la concesión de la papelera ENCE en la ría de Pontevedra.

La propuesta tampoco satisfizo a En Marea, que habló de "propuestas huecas" por parte de los socialistas. 

 

El PSOE reconoce a Compromís en el nuevo texto la “infrafinanciación que viene arrastrando (la Comunidad Valenciana) desde las últimas leyes de financiación. Por esta razón, y en el marco del proceso de negociación del nuevo modelo de financiación, el futuro Gobierno que aspira a presidir Pedro Sánchez “tendría en cuenta esta situación comprometiéndose a pactar una solución satisfactoria”. Otras de las medidas orientadas a recabar el apoyo de la coalición valenciana, que en este territorio ya gobierna en alianza con los socialistas, tienen que ver con el cierre de Castor y la “prohibición de las prospecciones de 'fracking' y petrolíferas en el territorio valenciano sin la autorización expresa de la Generalitat valenciana”. Asimismo se compromete a ejecutar inversiones como el proyecto AVANT en Alicante, el túnel pasante del Parque Central en Valencia, el apoyo a la declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco o la declaración de Benidorm como ciudad turística. 

Compromís también dijo no. Su portavoz en el Congreso, Joan Baldoví, señaló que las propuestas del PSOE son "genéricas y poco concretas" y no abordan cuestiones como la financiación autonómica. Además, insistió en que si se quiere que haya acuerdo, deberá ser en la mesa a cuatro de la izquierda "y no sólo en negociaciones bilaterales". 

Nada del modelo territorial

A tenor por las medidas concretas planteadas a En Comú, con una docena de representantes, esta es la coalición sobre la que el PSOE tiene depositadas menos expectativas para arrancar su apoyo. Nada se dice, por ejemplo, sobre el modelo territorial, ni tampoco se exponen alternativas al derecho a decidir para desenquistar la situación en Cataluña. Las ofertas específicas para la coalición impulsada por Ada Colau se limitan a la cuestión presupuestaria, comprometiéndose a cumplir con “los compromisos presupuestarios del Estado recogidos en el Estatuto de Autonomía de Cataluña”. La respuesta, portazo total: 

 

La oferta a IU-UP, igual que a Compromís, es más detallada porque los socialistas han negociado más horas en las últimas semanas. En su documento incluyen la recuperación del subsidio por desempleo para los parados mayores de 52 años -que figura en el texto con C's-, la supresión de la exención "injustificada" de la Iglesia católica en el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) o la idea de "derogar" la 'ley mordaza' "en la parte correspondiente a los preceptos recurridos ante el Tribunal Constitucional". En este caso, el PSOE sí admite la palabra "derogar" y no "revisar", como figuraba en el documento suscrito con Rivera, aunque de nuevo se remite a los aspectos que se impugnaron ante el TC. 

A IU le promete que "derogará" los aspectos de la 'ley mordaza recurridos al TC, que suprimirá la exención del IBI a la Iglesia o la reforma electoral

A IU le incorpora un epígrafe de reforma del sistema electoral, que suponga incrementar la proporcionalidad e introducir mejoras como suprimir el voto rogado, la celebración de debates o el desbloqueo de listas. Aspectos contenidos también en el acuerdo con la formación naranja

IU verá si cambia su voto para la segunda votación

Pero la federación tampoco cayó del lado socialista. La presidencia federal, reunida esta tarde, determinó votar no en la primera votación de investidura, el miércoles. Y aprobó una resolución por unanimidad [aquí en PDF] en la que considera insuficiente la oferta de Sánchez: "Se pueden encontrar allí [en el documento] elementos positivos pero también unas mucho más importantes ausencias. No aparece ningún elemento económico que dé coherencia a las políticas sociales que dicen querer ponerse en marcha; no hay propuestas coherentes de reforma fiscal, cambio de modelo productivo u orientación de la política económica. Se entiende, en consecuencia, que la política económica es la que aparece en el pacto PSOE-C's". IU advierte de que es "imposible compatibilizar un programa social de izquierdas con una política económica de derechas". La presidencia de IU emplaza a la comisión negociadora, que encabeza Alberto Garzón, a "valorar si hubiera nuevas condiciones políticas para volver a valorar el voto en la siguiente sesión de investidura".

 

Desde la dirección se reconocía que los documentos están "personalizados", en función de los intereses de cada grupo, pero que no enmienda lo alcanzado con Rivera -"no se toca ni una coma"-. Lo que se intenta es añadir medidas importantes para la izquierda, pero compatibles con el texto base. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios