EL ARDUO CAMINO HACIA LA INVESTIDURA

Sánchez fracasa en su intento por fracturar a Podemos con la oferta a las confluencias

La oferta de última hora lanzada por el PSOE, con propuestas individualizadas para cada confluencia destinadas a recabar su apoyo en la investidura, ha recibido un rechazo unánime

Foto: Íñigo Errejón encabeza el equipo negociador de Podemos, del que forman parte En Comú y En Marea. (EFE)
Íñigo Errejón encabeza el equipo negociador de Podemos, del que forman parte En Comú y En Marea. (EFE)

En Comú, En Marea y Compromís mantienen su unidad en torno al “no” a Pedro Sánchez. La oferta de última hora lanzada esta mañana por el PSOE, con propuestas individualizadas para cada confluencia destinadas a recabar su apoyo en la investidura, ha recibido un rechazo unánime. Nadie se mueve de su posición y la “suma” sigue limitándose a los escaños socialistas y naranjas. El diálogo, según han reiterado los portavoces parlamentarios de las confluencias catalana, gallega y valenciana podrá retomarse tras la “investidura fallida” si Ciudadanos no forma parte de la ecuación. Todos ellos han cerrado filas con Podemos, que encabeza el rechazado, a pesar de las ofertas individualizadas con medidas concretas para los territorios de Cataluña, Galicia y Valencia. 

El texto remitido a la confluencia catalana de En Comú obvia uno de sus ejes prioritarios: la plurinacionalidad (que también plantean Podemos y el resto de confluencias) y la celebración de un reférendum en Cataluña. Nada se dice sobre el modelo territorial, ni tampoco se exponen alternativas al derecho a decidir para desenquistar la situación. Las ofertas específicas para la coalición impulsada por Ada Colau se limitan a la cuestión presupuestaria, comprometiéndose a cumplir con “los compromisos presupuestarios del Estado recogidos en el Estatuto de Autonomía de Cataluña”. Cuestiones que para el portavoz Xavier Domènech no son más que “cumplir con lo pactado en el Estatut”. En referencia las medidas concretas para Cataluña ha zanjado: “Gracias por la propina, pero igual antes vale la pena pagar la cena”.

Igualmente crítica con la oferta de los socialistas se ha mostrado la portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, que la ha calificado de "tomadora de pelo”. La diputada gallega echa en falta tanto la “inconcreción” de las medidas centradas en Galicia como su falta de seriedad por tratarse de “un corta y pega del documento pactado con Ciudadanos, pero escondiendo los puntos más molestos”. El portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, también ha ironizado sobre un documento "que ya lo habíamos visto antes", por tratarse, dice, "de un trabajo de corta y pega que no dice nada", sobre todo en lo relativo a los elementos que más distancias generaron. 

Entre las propuestas destacables para Galicia, que habían centrado parte de las reivindicaciones de En Marea, el nuevo texto del PSOE lanza compromisos dirigidos a los sectores pesquero, lácteo y naval. Respecto a la pesca se propone “abordar un nuevo reparto más equitativo de los derechos de pesca”, las denominadas cuotas que este pasado domingo protagonizaron una manifestación en las calles de Santiago, y “específicamente de las cuotas de caballa y jurel y otras artes en el caladero nacional Cantábrico-Noroeste”. La medida tiene como objetivo “conseguir un mecanismo de reparto adecuado”.

Sobre el sector lácteo y el reducido precio de la leche, el documento propone definir un precio “sostenible” para cada eslabón de la cadena de valor, además de incorporar garantías de cumplimiento del acuerdo lácteo a través de un régimen sancionador. Más específicamente, la propuesta de acuerdo plantea también la revisión de la prórroga de 60 años a la concesión de la papelera ENCE en la ría de Pontevedra. Cuestión esta última que la portavoz gallega como como ejemplo de las generalidades de todo el texto, pues en vez de anunciar el cese de la concesión solo se habla de una posible revisión”. Por todo ello, desde En Marea se han opuesto a lo que considera “más un chantaje de última hora que una propuesta seria”.

En Marea: "Se trata más de un chantaje de última hora que de una propuesta seria"

Compromís también se mantiene en el “no” a la investidura de Sánchez, expresado por su ejecutiva el pasado sábado, y que no cambia ante un nuevo documento con “propuestas genéricas y poco concretas”, según ha lamentado su portavoz parlamentario Joan Baldoví. Para el diputado valenciano, el PSOE tiene que elegir entre un acuerdo progresista o un acuerdo con Ciudadanos, incompatibles entre sí. La coalición valenciana también mantiene la puerta abierta para retomar las negociaciones tras esta primera investidura, pero para ellos exige “una mesa de muchos, sin negociaciones bilaterales”.

El PSOE reconoce a Compromís en el nuevo texto la “infrafinanciación que viene arrastrando (la Comunidad Valenciana) desde las últimas leyes de financiación. Por esta razón, y en el marco del proceso de negociación del nuevo modelo de financiación, el futuro Gobierno que aspira a presidir Pedro Sánchez “tendría en cuenta esta situación comprometiéndose a pactar una solución satisfactoria”. A pesar de ello, Baldoví ha indicado que “no se aborda decidademente el tema de la financiación” y ha lamentado al mismo tiempo las formas de los socialistas: “El documento no llegó a las 12:00 horas, sin avisarnos y haciendo antes público ante los medios”. 

Elecciones Generales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios