LA CONSTITUCIÓN NO PREVÉ NADA SI AMBOS RENUNCIAN

El bloqueo institucional será ilimitado hasta que el Rey convenza a Rajoy o Sánchez

Ante la negativa de Rajoy de someterse a la investidura y la preferencia de Sánchez de que vaya antes el candidato del PP, se abre un interrogante: ¿qué ocurre si ambos rechazan hacerlo en primer lugar?

Foto: El Rey Felipe VI, con el presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López. (EFE)
El Rey Felipe VI, con el presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López. (EFE)

La Constitución no prevé ningún mecanismo específico para resolver una situación desconocida hasta ahora en la democracia española: que ningún candidato acepte ser el primero en someterse a la votación de investidura. Después de que Mariano Rajoy rechazara la propuesta de Felipe VI el pasado viernes, cuando el Monarca confió al presidente en funciones la tarea de intentar formar Gobierno, se abre un interrogante sobre qué ocurrirá si Rajoy vuelve a negarse y Pedro Sánchez, como aseguró hace unos días, también se opone a la elección antes de que lo haga el candidato del Partido Popular. Este lunes, el secretario de Organización socialista, César Luena, afirmó que Sánchez no se negaría ante la petición del Rey, aunque reconoció que insistirá en que "es el tiempo de Rajoy".

La Casa del Rey, por su parte, explica a este diario que el procedimiento si ese supuesto se produce será "seguir el orden constitucional paso a paso". Pero la Carta Magna no recoge un mecanismo específico para la anómala situación. El artículo 99 únicamente se refiere al plazo de dos meses tras el cual, a partir del primer pleno de investidura, el Monarca disolverá las cámaras y convocará nuevas elecciones. De manera que el bloqueo institucional permanece hasta que uno de los candidatos se someta a la confianza del Parlamento, ya que el plazo hacia otros comicios no comenzará a correr hasta que la primera votación se celebre.

Felipe VI se reunió el pasado viernes con Mariano Rajoy en la Zarzuela. (EFE)
Felipe VI se reunió el pasado viernes con Mariano Rajoy en la Zarzuela. (EFE)

"Pueden estar mareando la perdiz sin ningún problema", explican expertos en Derecho Constitucional, que ven necesaria una "solución de altura" para desencallar el bloqueo. Según el profesor de la Universidad Complutense Miguel Ángel Fernández Valencia, el espíritu de la Constitución pasa por que el Rey proponga, a tenor de las reuniones celebradas, un candidato, y este en principio debe "asumir la carga" de esa propuesta acudiendo a la votación, incluso a sabiendas de que no tendrá los avales suficientes. "Hay que hacer sacrificios para que el tiempo comience a avanzar", asegura el profesor.

En todo caso, lo que desde el pasado viernes se está produciendo es un verdadero juego político. Según explican los expertos consultados por este diario, otra opción posible en caso de que los dos principales candidatos renuncien, sería que un aspirante alternativo -bien Pablo Iglesias o Albert Rivera- tomaran la iniciativa e intentaran que el Monarca los propusiera para que tuviera lugar la investidura y los plazos echaran a andar.

El papel del Rey, fundamental para el desbloqueo

Esa opción es la menos probable, ya que las fuentes consultadas señalan al determinante papel que el Rey puede ejercer en ese juego político. Esta situación, que nunca se había producido antes, es de hecho el único supuesto en que el Monarca podría desarrollar un 'poder ejecutivo' real, siempre dentro de su función de árbitro como jefe del Estado. El Rey, sin embargo, debería convencer a uno de los candidatos -si las fuerzas políticas repiten las voluntades de la anterior ronda, podría volver a ser Mariano Rajoy- para que se presente a la investidura con el único objetivo de desbloquear las instituciones.

"Reinar sin gobernar pero con una función institucional clave en este caso", explican fuentes conocedoras de los procedimientos jurídico constitucionales, que aseguran que si la situación se repitiera, Felipe VI debería "tratar de forzar" a los interesados para plantear una fecha de debate. "En el fondo, si el bloqueo sigue, el Rey tiene mucho que decir", insisten.

Será el miércoles cuando comience la segunda ronda de contactos. La negativa de Rajoy el pasado viernes obligó a don Felipe a convocar una semana más de audiencias, en la que se verá con representantes de 14 fuerzas políticas con presencia en el Congreso. Después designará un nuevo candidato.

El bloqueo institucional será ilimitado hasta que el Rey convenza a Rajoy o Sánchez

El Rey y el presidente del Congreso, Patxi López, volvieron a encontrarse este lunes durante media hora en la Zarzuela, donde zanjaron el calendario del segundo desfile por las alfombras del palacio. Los partidos con menor número de escaños serán los que primero se vean con el Monarca y ERC y Bildu tampoco acudirán en esta ocasión, en respuesta, como explicaron hace días, al rechazo de Felipe VI a recibir a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, personalmente.

Este martes, la Casa del Rey hará público el calendario de visitas. Arrancarán con toda seguridad las citas con los portavoces de Nueva Canarias, Foro Asturias y Coalición Canaria. Después acudirán los representantes de Unión del Pueblo Navarro (UPN), PNV e IU, y las candidaturas territoriales En Marea y Compromís -integradas en el grupo parlamentario de Podemos-, y también será el turno de Francesc Homs como portavoz de Democràcia i Llibertat. Por último, las cuatro fuerzas políticas con mayor representación: Ciudadanos, Podemos, PSOE y PP, que lo harán por ese orden.

Lo que está por ver es si las consultas se prolongarán hasta la semana que viene o si el Monarca prevé una maratón para liquidarlas este mismo viernes. El presidente del Congreso sí manifestó ayer al terminar su reunión con don Felipe, "que por muy corta" que se pretenda hacer, "la ronda abarca a 14 fuerzas y necesitará algunos días".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios