EMPIEZA EL MIÉRCOLES EN LA ZARZUELA

Los plazos de la nueva ronda de contactos del Rey tras la declinación de Rajoy

Felipe VI comenzará una nueva ronda de contactos con los representantes de todas las fuerzas con presencia en el Congreso para proponer otro candidato a la investidura tras el rechazo de Rajoy

Foto: Felipe VI junto a Mariano Rajoy, en el Palacio de La Zarzuela. (EFE)
Felipe VI junto a Mariano Rajoy, en el Palacio de La Zarzuela. (EFE)

Después de que Mariano Rajoy rechazara la oferta del Rey para someterse al primer pleno de investidura al reconocer que "todavía" no reúne los apoyos suficientes, Felipe VI iniciará una segunda ronda de contactos con todas las fuerzas políticas con representación en el Congreso para proponer un nuevo candidato a Patxi López. Ese es el procedimiento que ha de seguir el monarca si el primer aspirante propuesto renuncia a someterse a la confianza de los diputados en el Hemiciclo para formar un Gobierno: volver a sondear a los distintos dirigentes para tener información actualizada y privilegiada de lo que piensan hacer o a lo que están dispuestos ante las novedades surgidas.

El procedimiento de los encuentros en el Palacio de La Zarzuela será idéntico al que terminó este viernes. A partir del miércoles próximo los líderes políticos volverán a sentarse con Felipe VI para explicarle a qué candidato brindarán su apoyo y manifestar su postura respecto al rechazo de Rajoy y las últimas ofertas de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez si hubiera una hipotética coalición de izquierdas. Las visitas de las formaciones se organizarán nuevamente de menor a mayor representación en la Cámara Baja y está prevista una primera cita este lunes entre el Rey y Patxi López para que el presidente del Congreso informe al monarca de la agenda de los portavoces y poder cuadrar el calendario de audiencias.

Los plazos de la nueva ronda de contactos del Rey tras la declinación de Rajoy

Precisamente, Felipe VI hizo un comentario revelador al terminar su reunión con Rajoy mientras ambos posaban para los fotógrafos. "Terminamos esta ronda", asintió entre sonrisas. En efecto, había terminado la primera y en breve convocaría la segunda. En teoría, los encuentros en Zarzuela se prolongarán hasta el martes 2 de febrero. Eso, indudablemente, retrasaría como mínimo hasta la semana del 8 de febrero la primera sesión de investidura porque, teniendo en cuenta que la segunda vuelta se produce 48 horas después, convocar para el día 3 sería excesivamente precipitado.

Los plazos importan, como dijo el propio Mariano Rajoy al afirmar que, consciente de que aún no reúne bastantes respaldos para salir victorioso de una sesión de investidura, retiraba su candidatura en esta primera ronda para evitar "que corran los plazos". Y es que a partir de la primera votación, se activa la cuenta atrás: dos meses para alcanzar un acuerdo o se disolverán las Cortes y se convocarán nuevas elecciones generales.

Pedro Sánchez, esperando al Rey. (EFE)
Pedro Sánchez, esperando al Rey. (EFE)

Y los plazos también importan a Pedro Sánchez que, tras asegurar al monarca que su partido no apoyaría la investidura de Rajoy, insistió en la necesidad de ser "escrupuloso" con los tiempos y esperar al naufragio del presidente en funciones para tomar él las riendas e intentar formar Gobierno.

Los rumores por la ausencia e inacción de Rajoy en los últimos días ya auguraban que el escenario actual podía producirse. Sin embargo, el candidato del PP aseguró el pasado jueves por la noche "verse con fuerzas" para encarar la investidura. Rajoy aseguró haber declinado la oferta del Rey en vista de la "mayoría" que tiene "en su contra" y tras la oferta del secretario general de Podemos a Sánchez, al que propuso un Gobierno de izquierdas en el que Iglesias ocupara la vicepresidencia.

Felipe VI hizo un comentario revelador al terminar su reunión con Rajoy mientras ambos posaban para los fotógrafos. "Terminamos esta ronda"

Rajoy eso sí, dejó claro que no retiraba su candidatura. "Buscaré una mayoría suficiente", afirmó desde La Moncloa al término de la cita en Zarzuela. Y, en efecto, si en la segunda ronda de contactos Felipe VI percibiera que el candidato popular podría recabar apoyos o el propio Rajoy mostrara su predisposición a someterse a la investidura, el Rey podría volver a presentarlo como aspirante a la primera votación sin inconveniente.

La Constitución no recoge en ningún artículo que el candidato más votado sea el primero que deba intentar formar Gobierno, pero la Carta Magna sí afirma que el aspirante que reúna los mayores apoyos parlamentarios será el que deba hacerlo. Por tanto, si a tenor de las reuniones don Felipe determinara que Rajoy puede intentarlo una vez más, así se haría. De la misma forma, si las distintas fuerzas que amagan con la posibilidad de investir a Pedro Sánchez muestran un convencimiento total, el Rey también podría decidirse por el candidato socialista en primera instancia. Es el escenario de incertidumbres el que haría decantarse -una vez más- al monarca a proponer al candidato con mayor número de escaños, es decir al que más españoles han votado. Si el Rey propone al representante de la segunda fuerza más votada es porque realmente tiene la certeza de que contará con los apoyos parlamentarios necesarios.

Elecciones Generales

El redactor recomienda