DEL PP O DEL PSOE, SI NO HAY REFERÉNDUM

Rivera cambia el rumbo y abre la puerta a la abstención si hay un "Gobierno reformista"

El presidente de C's asegura que lo que su grupo pide es un Gobierno que "asuma una hoja de ruta reformista". Si PP o PSOE son capaces de hacerlo, pueden recabar la abstención de los suyos

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañado de la dirección de su grupo parlamentario. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañado de la dirección de su grupo parlamentario. (EFE)

Albert Rivera baraja ya la posibilidad de abstenerse en una hipotética investidura tanto del candidato del PP como del PSOE, con tal de que las dos principales fuerzas políticas “asuman una hoja reformista” para empezar a trabajar por un nuevo país. En ese caso, estarán "encantados de dialogar y hablar”. El presidente de Ciudadanos se pronunció por primera vez así de claro este lunes en el Congreso de los Diputados, acompañado por la dirección de su grupo parlamentario, y reconoció que lo único que no se plantean es “ningún tipo de Gobierno”, porque su objetivo sigue siendo “hacer una oposición responsable”.

El líder centrista, eso sí, no titubeó a la hora de explicar a los representantes del bipartidismo que, “si quieren recabar abstención de Ciudadanos, nos tendrán que decir qué van a hacer y con quién cuentan”. Aunque Rivera no especificó el nombre que pondrá sobre la mesa en su audiencia con Felipe VI prevista para el jueves por la tarde, cuando el Monarca le pregunte quién debería a su juicio intentar formar Gobierno, el barcelonés insistió en que son Mariano Rajoy y Pedro Sánchez los que deben tratar de hacerlo y dejar a la vista su proyecto. “Trasladaré al Rey que no vamos a apoyar a uno ni a otro, pero que estamos dispuestos a dialogar las cosas importantes”, matizó.

Rivera cambia el rumbo y abre la puerta a la abstención si hay un "Gobierno reformista"

A pesar de que dirigentes del Partido Popular aseguraron la pasada semana que se estaban produciendo “contactos discretos” con el resto de partidos constitucionalistas, Rivera negó cualquier tipo de encuentro extraoficial con populares y socialistas y, con respecto los ‘guiños’ que han lanzado a Ciudadanos unos y otros, el barcelonés insistió en que “sean guiños o sean titulares”, lo único que él les ofrece en el futuro es diálogo.

Otra novedad en su intervención de esta mañana ha sido abordar como única línea roja -citada por él mismo- el desafío secesionista y la voluntad de Podemos de celebrar un referéndum si finalmente llega a un entendimiento con Pedro Sánchez. Aunque Rivera ha reiterado la necesidad de que las fuerzas políticas trabajen por la unidad de España y, en otro contexto, ha rechazado también el uso de lenguas cooficiales en la Cámara Baja al entender que todos los diputados entienden perfectamente el idioma oficial del Estado, el dirigente catalán no ha hecho hincapié en otras condiciones, como la política económica de Podemos, que hace unas semanas sí parecía ser motivo suficiente para no barajar la abstención si Iglesias y Sánchez terminaban por entenderse.

Rivera y Sánchez, en la constitución de las Cortes. (EFE)
Rivera y Sánchez, en la constitución de las Cortes. (EFE)

De hecho, Rivera había rechazado por completo apoyar, e incluso abstenerse, si se producía una coalición a la portuguesa, al entender que la postura de la formación morada es antagónica a la de su partido en la mayoría de las cuestiones fundamentales. Bien es cierto que, tras el acuerdo alcanzado con PP y PSOE en la Mesa del Congreso (considerado ya el primer pacto de la XI Legislatura), las posturas entre Rivera y el jefe de Ferraz parecieron acercarse. Como publicó este diario, la cesión de senadores de la bancada socialista para que ERC y DiL consiguieran un grupo propio decepcionó al equipo de Ciudadanos, que reconoció “no entender” los vaivenes del socialista.

En esa misma línea, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, volvió a lanzar un cálido mensaje a Pablo Iglesias esta misma mañana, cuando aseguró seguir teniendo “la mano tendida” para llegar a un buen entendimiento. Todo ello con la sombra de los cuatro grupos parlamentarios de Podemos -su principal exigencia- sobrevolando el hemiciclo. A pesar de que Ciudadanos se muestra completamente en contra de que Podemos se pueda desdoblar, Rivera reconoció que, en principio, aunque el PSOE lograra entenderse con las fuerzas territoriales independentistas, no retirarían su apoyo al Gobierno socialista en Andalucía, a no ser que se tuvieran que repetir elecciones autonómicas -escenario en estos momentos impensable- o que la presidenta dejara de ser Susana Díaz.

“No vamos a jugar al cambio de cromos como hacen otros. Somos una oposición responsable y pedimos reformas y cambios para España que ya estamos llevando a cabo en las distintas CCAA donde estamos, como Madrid, Andalucía, La Rioja…”, aseguró el líder naranja. Y lo mismo para la futura investidura del próximo presidente: Ciudadanos pide reformas, poner sobre la mesa las que su grupo propone y escuchar lo que el resto de partidos tienen que decir. Si hay entendimiento, puede haber abstención.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
69 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios