ERC RENUNCIA A ACUDIR A ZARZUELA

El Congreso envía a Podemos dividido en cuatro a las audiencias con el Rey Felipe

Maratón de consultas del Rey Felipe VI la próxima semana. El monarca recibirá a quince grupos políticos con representación en el Congreso, según el listado que la Cámara Baja envió a Zarzuela

Foto: Pablo Iglesias y Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, el pasado 12 de enero. (Reuters)
Pablo Iglesias y Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, el pasado 12 de enero. (Reuters)

Felipe VI mantendrá encuentros con quince formaciones políticas con representación en el Congreso de los Diputados tras las elecciones del 20-D en el palacio de la Zarzuela. Y lo hará en sólo cinco días. El Rey dedicará su agenda de la próxima semana exclusivamente a estas reuniones, que ha dividido en tres turnos por jornada. 

Las tres fuerzas territoriales en Cataluña, Galicia y Valencia con las que confluyó Podemos los pasados comicios serán incluidas por separado en la ronda de contactos con el monarca, previa a la propuesta de investidura. En Comú Podem, En Marea y Compromís fueron preguntados en la tarde de ayer por una procuradora del Congreso si estarían dispuestos a acudir a una audiencia, y en caso afirmativo se les pedía que designasen un interlocutor. La respuesta de las tres confluencias fue afirmativa y confirmaron como sus representantes a Xavier Domènech, por parte de En Comú Podem, Alexandra Fernández, representando a En Marea y Joan Baldoví, por Compromís-Podem. 

El Congreso envía a Podemos dividido en cuatro a las audiencias con el Rey Felipe

Caso contrario fue el de ERC, que no llegó nunca a confirmar el nombre de su portavoz, desechando por tanto mantener un encuentro con el Rey. Según explican fuentes oficiales del Congreso, el procedimiento es el siguiente. Los servicios de la Cámara Baja, en cumplimiento del artículo 99 de la Constitución, se dirigen a todos los grupos políticos con representación en el Parlamento -incluye formaciones y coaliciones electorales- y piden el nombre de su representante para la Audiencia del Rey. El partido presidido por Oriol Junqueras nunca confirmó a su portavoz y renunció a acudir a la Zarzuela la próxima semana. ERC explicó su postura asegurando que el Rey "no quiso recibir a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ni tampoco ha querido saber nada del nuevo president de Cataluña, Carles Puigdemont". Según fuentes del grupo en Madrid, los republicanos esperarán a que el monarca "atienda a los representantes de las instituciones catalanas". "Y ya decidirá luego si va", añadieron. 

De la misma forma, fuentes cercanas a Patxi López aseguraron que el presidente de la Cámara ha actuado como "mero transmisor" entre el listado que le envió el secretario general del Congreso, Carlos Gutiérrez, y la institución monárquica, a la que se lo hizo llegar después. En todo caso, los próximos días se han configurado como un verdadero maratón de encuentros. El lunes debutarán los portavoces de Nueva Canarias, Foro Asturias y Coalición Canaria; mientras que el martes será el turno de Unión del Pueblo Navarro, Bildu y Unidad Popular. Ya el miércoles, Felipe VI recibirá a PNV, En Marea y Democràcia i Llibertat. El jueves las otras dos fuerzas territoriales, Compromís y En Comú Podem, serán recibidas por la mañana mientras que a las cinco de la tarde será el turno de Albert Rivera, presidente de Ciudadanos.

El viernes llegará el plato fuerte, ya que acudirán los tres partidos con mayor número de escaños. Primero, Pablo Iglesias -que irá por tanto en representación de los 42 escaños de Podemos-, después el líder de los socialistas, Pedro Sánchez y, por último, lo hará el presidente del Gobierno en funciones y candidato popular, Mariano Rajoy.

El Congreso envía a Podemos dividido en cuatro a las audiencias con el Rey Felipe

Las alianzas territoriales lo ven un éxito

La convocatoria por separado de las tres fuerzas territoriales de Podemos les dio munición para seguir justificando su autonomía y reivindicación de grupos parlamentarios propios, a la que se oponen el resto de fuerzas representadas en la Mesa del Congreso. La decisión definitiva no se tomará hasta la próxima semana. El secretario cuarto y diputado de En Comú Podem, Marcelo Expósito, ya llamó la atención en la reunión con el resto de miembros de la Mesa esta mañana, advirtiendo que el gesto del Congreso "quiere decir que hay un reconocimiento político, público y mediático de que somos fuerzas diferenciadas". 

La negativa de PSOE, PP y Ciudadanos a la conformación de grupos propios para En Comú Podem, En Marea y Compromís, también a que formen conjuntamente un grupo "plurinacional" independiente del de Podemos, fue criticada por el diputado catalán, indicando que "el resto de partidos se han bunkerizado en un acuerdo para no reconocer algo que sí tuvo en cuenta el Ministerio del Interior la misma noche electoral". Expósito se refería así al hecho de que, además de la Casa Real, la Junta Electoral inscribiese a las cuatro fuerzas por separado y el Gobierno ofreciese los resultados del 20-D también de manera independiente, sin sumar los diputados de las confluencias a los de Podemos. 

El Congreso envía a Podemos dividido en cuatro a las audiencias con el Rey Felipe

Podemos ya busca alternativas para que se respete la pluralidad de las diferentes fuerzas territoriales aun sin disgregarse en grupos separados. La vicepresidenta tercera de la Mesa y diputada por Podemos, Gloria Elizo, reincidió esta mañana en la oferta lanzada por Pablo Iglesias para crear un grupo confederal. Esta opción está pendiente de discusión, pero según ha podido saber este diario, contempla una oferta a sus socios que pasaría por un cambio de nombre del grupo, así como la creación de cuatro portavocías. El objetivo es que las tres fuerzas territoriales gocen “tanto de su propia línea de acción política como comunicativa”. 

Todos los espacios de confluencia con los que ha concurrido Podemos en las pasadas elecciones del 20-D mantienen como primera opción la conformación de grupo propio y aseguran que en caso de que sea negada llevarán el asunto al Tribunal Constitucional. Un extremo al que ya recurrieron fuerzas como ERC y Amaiur en legislaturas pasadas sin conseguir ninguna resolución favorable. Los próximos días serán cruciales para definir la composición final del Parlamento y, sobre todo, las lógicas que imperarán en Podemos.

El reconocimiento del Ministerio del Interior, unido al gesto del rey al recibir a todas las fuerzas por separado, se ha convertido en uno de los principales argumentos que utilizará Podemos para presionar a la Mesa del Congreso. Todo ello sumado a la crítica hacia el PSOE por ceder cuatro senadores a ERC y Democràcia i Llibertat para garantizar la creación de sus grupos propios en la Cámara Alta. La estrategia de Podemos en el Senado, en cambio, será la de reinvidicar la creación de dos grupos, uno para los representantes de Podemos a nivel estatal y otro "plurinacional" en el que se integraría En Comú Podem, En Marea y Compromís-Podem.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios