EL SOCIALISTA insiste en que votará 'no' a rajoy

Pablo Iglesias mantiene la línea roja del referéndum tras hablar con Pedro Sánchez

El líder socialista y el secretario general de Podemos hablaron por teléfono durante 25 minutos para abordar la situación política en España y compartir las prioridades que cada partido defiende

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias antes del debate organizado por 'El Pais', el pasado 30 de noviembre. (EFE)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias antes del debate organizado por 'El Pais', el pasado 30 de noviembre. (EFE)

Pedro Sánchez mantiene su apuesta por "asumir la responsabilidad de intentar formar un Gobierno progresista" en caso de que Mariano Rajoy naufrague en su intento. Pero no lo va a tener nada fácil. Y este 24 de diciembre lo pudo comprobar de primera mano tras charlar unos 25 minutos con Pablo Iglesias, horas después de hacerlo con Albert Rivera. El secretario general de la formación morada no cede ni un ápice en el principal escollo que separa a Podemos y PSOE: el referéndum de autodeterminación en Cataluña. Iglesias lo incluyó en su menú de prioridades, aun a sabiendas de que por ahí jamás podrán pasar los socialistas, que defienden la unidad de España y rechazan que se "trocee la soberanía nacional", como ayer miércoles expresó Sánchez en rueda de prensa en Ferraz tras salir de su entrevista en La Moncloa.

Los equipos de Sánchez e Iglesias lanzaron un mismo comunicado pactado al milímetro. En él, destacaron las coincidencias y, sobre todo, las discrepancias. Entre las primeras, tras hablar de "la situación de España y del Parlamento" nacido de las urnas el 20-D -el más fragmentado de la historia y que prefigura una coyuntura de gran inestabilidad-, compartieron que este es un momento "crucial" en el devenir del país. Punto. Ahí se acabaron los acuerdos. Luego cada cual expuso sus prioridades.

[Resultados de las generales por municipios y comunidades]

Sánchez destacó las líneas argumentales que ha venido desgranando en los últimos días. Que los españoles "han votado cambio, izquierda y diálogo" -una apreciación que le rebaten los barones críticos, que señalan que no existe esa mayoría progresista de la que habla el secretario general socialista- y que sus 90 diputados votarán 'no' al PP y a Mariano Rajoy. Una postura que sí es ampliamente compartida en el PSOE y que nucleó la entrevista que este miércoles mantuvo Sánchez con el presidente del Gobierno en funciones en La Moncloa. Segundo aspecto clave: que "los tiempos en democracia son fundamentales", y por tanto corresponde a los populares la tarea de articular una mayoría estable. "Si no lo hace -añade el comunicado conjunto-, el PSOE asumirá la responsabilidad de intentar formar un Gobierno progresista".

Patas fundamentales para un acuerdo

El líder del PSOE expuso las patas fundamentales para un acuerdo. A saber: consolidar una recuperación económica justa, con un nuevo Estatuto de los Trabajadores, una transición energética y una reforma fiscal progresista; un pacto educativo, por la ciencia y la cultura; acabar con la desigualdad (universalizar la sanidad, reactivar la Ley de Dependencia, cero desahucios y la aprobación de un ingreso mínimo vital para liquidar la pobreza infantil); articular un pacto contra la violencia de género; reconstruir el Pacto de Toledo para garantizar las pensiones públicas; flexibilizar los objetivos de déficit para España y negociarlo con la Unión Europea y finalmente una reforma constitucional.

Pedro Sánchez, durante su rueda de prensa en Ferraz, este 23 de diciembre. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su rueda de prensa en Ferraz, este 23 de diciembre. (EFE)

Los socialistas creen que su propuesta de modificación de la Carta Magna de 1978 es el único camino posible. Es "el derecho a decidir de todos los españoles su propio futuro sin romper la soberanía nacional". "Queremos que los españoles voten un nuevo acuerdo, no la ruptura", indicaron fuentes de la dirección. Es decir, que se proceda al cambio de la Ley Fundamental y que ese nuevo texto se someta a referéndum de todos los españoles (incluidos los catalanes).

Sánchez quiere una reforma constitucional, que todos los españoles decidan su futuro y escriban un nuevo marco de convivencia, y no de ruptura

Como también había manifestado por la mañana a Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, y ayer a Rajoy, Sánchez manifestó a Iglesias su voluntad de que el Congreso sea de nuevo "el centro de la vida política española" y ha de "reflejar la pluralidad" emanada de las urnas. En ese sentido, el PSOE quiere presidir la Cámara baja, y entablar las conversaciones con todos los partidos para conformar una nueva Mesa, reformar el Reglamento y "abrir los cauces para una mayor participación democrática".

Pablo Iglesias, en declaraciones a los medios, este 24 de diciembre en Zamora. (EFE)
Pablo Iglesias, en declaraciones a los medios, este 24 de diciembre en Zamora. (EFE)

Seguirán hablando en las próximas semanas

Pablo Iglesias le transmitió al jefe del PSOE la necesidad de que el Parlamento actúe de inmediato y apruebe la ley de Emergencia Social que su formación impulsará el próximo 13 de enero, día programadapara la constitución de las Cortes Generales. Las otras dos prioridades señaladas por el secretario general de Podemos fueron, por un lado, la necesidad de llevar a cabo una reforma en la Constitución que asegure y garantice la protección de los derechos sociales y medioambientales, que "asegure la independencia judicial, el cambio del sistema electoral y la prohibición de las puertas giratorias.

Iglesias desea que el Parlamento actúe cuanto antes y tramite la Ley de Emergencia Social, además de cambiar la Carta Magna y el referéndum de Cataluña

Respecto al referéndum en Cataluña, continúa siendo una de las líneas rojas de Iglesias. Según explicaban fuentes del equipo del líder de Podemos, es necesario reconocer y entender la plurinacionalidad de España y comprender los necesarios "encajes territoriales que faciliten la unidad de nuestro país en la diversidad", incluyendo la celebración de la consulta en Cataluña.

Ambos dirigentes quedaron en seguir hablando en las próximas semanas. Pero al mantener su defensa del referéndum de autodeterminación, el PSOE no podrá comenzar, previsiblemente, ninguna negociación formal con Podemos. Sánchez sabe que su partido jamás pasará por ahí y, de hecho, en la reunión del Comité Federal del próximo lunes, se aprobará una resolución que deje claro tanto el 'no' a Rajoy y al PP como el no a cualquier acuerdo con cualquier formación que plantee el derecho a decidir o pretenda segregar Cataluña de España.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios