BARÓMETRO DEL INSTITUTO DYM PARA EL CONFIDENCIAL (I)

Los electores culpan a Podemos del fracaso de la confluencia de la izquierda el 20-D

Para el 31% de los encuestados, Iglesias es el responsable del divorcio, y solo el 7% achaca la ruptura a IU. La mayor culpa de Podemos es también vista entre los votantes de centro izquierda e izquierda

Foto: Alberto Garzón y Pablo Iglesias, el pasado 24 de junio en su primera y única reunión pública. (EFE)
Alberto Garzón y Pablo Iglesias, el pasado 24 de junio en su primera y única reunión pública. (EFE)

Durante meses se prolongó la incertidumbre. ¿Habría o no confluencia de la izquierda para las generales? El culebrón duró hasta el 6 de octubre. Podemos e IU constataron la ruptura total e irreversible, y ambas se culparon del fracaso. 

Pero ese no es el relato que perciben los ciudadanos. A quien creen culpable del divorcio es, básicamente, a Pablo Iglesias. Al menos, eso es lo que indica la encuesta del Instituto DYM para El Confidencial. Un estudio realizado a partir de 1.002 entrevistas hechas entre el 15 y el 26 de octubre -o sea, después de la separación definitiva- y en el que destaca, precisamente, la caída de Podemos que señalan otros barómetros, en este caso hasta el 13,8%, y la subida de IU, hasta el 6,1%. PP sigue en cabeza, con un 27%, seguido de Ciudadanos, con un 20,3%, y el PSOE, con el 18,3%. 

El 53,4% del total de encuestados se muestra a favor de una plataforma de confluencia, por un 35,2% que la rechaza y un 11,5% que no sabe. Claro que si se pregunta a los electores que en el pasado votaron al PSOE, el primer porcentaje sube hasta el 65,9%.

El 53% se muestra partidario de la unidad de la izquierda, porcentaje que se eleva a más del 70% entre los electores de izquierda y centro izquierda

Quizá sea más significativo cruzar la respuesta (a favor o en contra de la convergencia) con el autoposicionamiento ideológico. Los que se sitúan en el margen izquierdo de la escala, lo tienen claro: el 72,8% defiende la confluencia, por un 16,4% que se opone a ella. Entre los votantes que se sienten de centro izquierda, el 73,6% apoya la unidad de la izquierda (y a un 22,6% le disgusta). 

La derecha se opone a la confluencia

Conforme se camina hacia posiciones más templadas, la preferencia por la convergencia decae. Así, entre los ciudadanos de centro, el 48,1% apoyaría la lista de Podemos e IU, y un 39% la rechaza. Entre los de centro derecha, el 47,8% se dice partidario de la alianza de las dos grandes formaciones de la izquierda alternativa, frente a un 44,4% que la desaprueba. Y en la derecha pura, el 26,1% dice preferir la confluencia. La mayoría de los que se ubican en esta orilla, no obstante, se opone a ella (59,1%). 

 

El Instituto DYM pregunta asimismo a los entrevistados quién cree que es 'culpable' de que finalmente no se haya producido la unión entre Podemos e Izquierda Unida. Si se mira el conjunto de la muestra, se observa que el 30,8% achaca el divorcio a Podemos, por solo un 7,1% que se lo endosa a IU. No obstante, la visión mayoritaria (39,5%) es que ha sido responsabilidad de ambos actores. 

A Garzón se le considera menos responsable del fracaso de la alianza en todas las franjas ideológicas, incluida la derecha o el centro

¿Qué pasa cuando se pregunta a los votantes de izquierda y de centro izquierda? La culpa cae igualmente para Pablo Iglesias. El 26,6% de los encuestados ubicados en la izquierda ve en Iglesias el detonante de la ruptura, por solo un 4,4% que cree que es responsabilidad de IU. Entre los entrevistados de centro izquierda, el porcentaje de Podemos sube, hasta el 39,8%, y el de IU sigue en el 4,2%. 

Si se mira a los electores de centro, la relación de culpas a Podemos e IU es 27,4%-8,1%. Entre los votantes de centro derecha, el 36,9% achaca a la formación de Iglesias el divorcio, y el 8,1% a IU. Y ya en la derecha, el partido morado es visto como el responsable a ojos del 34,9% de los encuestados, por el 16,3% que considera que Alberto Garzón provocó la crisis definitiva

Lo cierto es que los dos líderes caminan ya definitivamente por su cuenta. Garzón ha arrasado en las primarias de Unidad Popular (antes Ahora en Común), al hacerse con 23.712 votos (96,33%) del total de 24.615 sufragios emitidos a candidaturas, según el recuento provisional de la plataforma unitaria. Y este mismo jueves presentó su programa socioeconómico. Iglesias ya tiene montado su equipo de campaña, aunque aún no ha cerrado sus listas. Con él se fue el tercer gran actor, Equo, cuyo coportavoz, Juantxo López de Uralde, es cabeza de lista de Podemos por Álava

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios