PRESENTACIÓN DE LA CANDIDATURA A LAS PRIMARIAS DE AHORA EN COMÚN

Alberto Garzón: "No vamos a modificar nuestro mensaje por un puñado de votos"

El diputado presenta su proyecto reivindicando los "principios y valores" y una alternativa "nítidamente de izquierdas" frente a la "espectacularización" de la política y el viaje "al centro"

Foto: Alberto Garzón, presentando su candidatura a las primarias de Ahora en Común, este 14 de octubre en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. (EFE)
Alberto Garzón, presentando su candidatura a las primarias de Ahora en Común, este 14 de octubre en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. (EFE)

La política de "principios" frente al "marketing", la "espectacularización", frente al recurrente viaje al "centro" y la "invasión de la moda". La política "llena de ideología", la de la izquierda. Todo eso reivindicó este miércoles Alberto Garzón en la presentación oficial de su candidatura a las primarias a la Presidencia del Gobierno de Ahora en Común. El "ganar convenciendo" sin renunciar a las esencias, sin aceptar virajes, como él mismo dijo, "por un puñado de votos". Un mensaje dirigido a las formaciones emergentes –especialmente Podemos–, aunque no sólo, pero que también servía como reafirmación del ser de Izquierda Unida, de su personalidad y de sus propuestas.

"Queremos un nuevo país", se leía a su espalda. Letras blancas sobre fondo rojo, a la inversa que en el atril. Sin siglas ni logos. Fue en una sala del Círculo de Bellas Artes de Madrid, y acompañado de toda la plana mayor de la federación, empezando por su coordinador, Cayo Lara; el secretario de Organización, Adolfo Barrena, y el líder del PCE, José Luis Centella. Todos ellos, sus grandes valedores orgánicos. Junto a Antonio Maíllo, el líder andaluz de IU, quien le presentó, pintanto una semblanza más personal que política, aunque también reivindicando la "ética de la convicción" que representa Garzón frente a la "alternancia del bipartidismo" y las "posturas vaporosas que se modifican en función de las encuestas".

El candidato recordó cómo hace cuatro años era un completo desconocido, cómo aceptó ser el cabeza de lista de IU por Málaga. Ahora tiene 30 años, y recién cumplidos, el país ha cambiado de cara y el saldo de lo sucedido es "negativo" para la "gente trabajadora y humilde", con un horizonte aún más sombrío, de "precariedad permanente y crisis sistémica".

El dirigente lanza su candidatura arropado por la plana mayor de IU, empezando por Lara, Barrena y Centella

Lo que hace falta es pensar "con luces largas", y "más allá" de las elecciones generales del 20 de diciembre, un "cambio de enfoque", defendió. O sea, que hay que apostar por una "alternativa nítidamente de izquierdas, una alternativa solidaria, basada en los principios y valores de la izquierda, que permita construir un nuevo país, una nueva sociedad". Una alternativa sin complejos, insistió, capaz de "gobernar" España y "transformar la sociedad". Justo el mensaje inverso al que dio, un día antes, Podemos, cuando dijo que a día de hoy no está "en condiciones" de liderar el país.

"Fortalecer a la izquierda"

Garzón también dijo que es crucial sentar las bases para "repensar la izquierda el día después" del 20-D, porque se necesita "fortalecer a una izquierda organizada e ideologizada, que tiene mucho más que decir que las elecciones". "Luces largas", pues, más que pensar en diputados. Toda una carga de profundidad contra Podemos, con quien IU rompió negociaciones la semana pasada y al que él mismo acusó de "girar al centro".

Los discursos se han comido a los programas, los personajes se han comido a las personas

"Creo que es fundamental recuperar los principios porque parece como que se hubieran esfumado del espacio político", para "mercantilizar la política" y "vaciarla de significado sustantivo", apuntó. El diputado por Málaga denunció entonces la "espectacularización" de la política, la "invasión de la lógica de la moda", que significa que "han triunfado los elementos más superficiales y epidérmicos" en lugar de una reflexión "sosegada y serena". "La política debe estar absolutamente llena de ideología. Los discursos se han comido a los programas políticos, los personajes se han comido a las personas", condenó, en tácita referencia a Pablo Iglesias y Albert Rivera. La política, en definitiva, se ha "reducido" a pura compraventa, donde "un partido ofrece un producto" que los electores consumen. Los partidos pasan a ser, en consecuencia, "maquinarias electorales, empresas", analizó.

Se preguntó al candidato si esas críticas tenían el nombre de Podemos y Ciudadanos. Él respondió que no, que su denuncia es contra la concepción "dominante de la política actual", que prima el marketing a la propuesta, y recordó, en ese sentido, que Esperanza Aguirre "se presentó a las municipales sin un programa".

Alberto Garzón, con Antonio Maíllo y Begoña Marugán, y Cayo Lara de fondo, este miércoles. (EFE)
Alberto Garzón, con Antonio Maíllo y Begoña Marugán, y Cayo Lara de fondo, este miércoles. (EFE)

Garzón subrayó que "la cuestión central no es adaptarse al espacio de la centralidad, al espacio del centro político" que marcan las encuestas, y donde "supuestamente está la masa", espacio que se disputan PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. IU, y por extensión Ahora en Común, apuesta por otra vía: "Debemos convencer a la gente de que nuestras ideas son las mejores para salir de la crisis, no modificar nuestras ideas para aspirar a tener más diputados". Más tarde, el parlamentario afinó: "No vamos a modificar nuestro mensaje por un puñado de votos. Queremos ganar convenciendo. Ganar sin convencer no es ganar, no sirve". Al cabo, "la política son principios y valores", y los suyos son "inquebrantables".

Los diez ejes de su programa

La federación, por tanto, asume que su espacio puede no ser el mayoritario, pero al menos se agarra al mástil de las esencias, persuadida de que sus electores premiarán su consistencia y coherencia políticas. Porque ese enfoque esta "ausente" en la esfera pública en estos momentos, así que peleará por ese hueco. Ante el peligro de que IU acabe barrida en los comicios, carcomida por el sostenimiento de PP y PSOE y adelantada por los emergentes, el aspirante lanzó una alerta: hay que "huir del fantasma de Italia", que "carece de una izquierda ideologizada y organizada". Sí tiene, en cambio, el populista Movimiento 5 Stelle del cómico Beppe Grillo. No lo citó, pero no hacía falta.

Garzón alerta antes del 20-D: hay que “huir del fantasma de Italia“, que “carece de una izquierda ideologizada y organizada“

Garzón desgranó a continuación los diez ejes de su programa para las primarias de Ahora en Común (AeC), y que se convertirán, si vence –como es previsible–, en los pilares de su propuesta para las generales del 20-D. El primero, el trabajo garantizado, la inversión de 9.400 millones de euros netos el primer año por parte del Estado, para que se convierta en el "empleador de último recurso". Es su iniciativa estrella, la que le acompaña desde que decidió presentarse a las primarias de IU a la Moncloa, hace casi un año.

Los demás ejes son el cambio de la estructura política, la sustitución de la "lógica desarrollista" por la ecología política, la nacionalización de los servicios fundamentales (agua, energía) y la preservación de los servicios públicos, la apuesta por la "democracia económica" frente al poder "salvaje" de los mercados, la reforma de la Justicia (que haga que incluso los ciudadanos voten a los jueces) y lucha contra la corrupción, la profundización de la participación democrática, la construcción de un Estado federal (que permita una consulta soberanista en Cataluña, aunque no apoye la independencia), el impulso del cambio en la Unión Europea y la "concepción feminista de la vida". El candidato defendió que estas propuestas de "otro mundo posible" no son utópicas. Son "técnicamente viables", alegó, pero "no hay voluntad política para ponerlas en marcha".

Antonio Maíllo y Alberto Garzón se saludan, este miércoles. (EFE)
Antonio Maíllo y Alberto Garzón se saludan, este miércoles. (EFE)

Garzón intentó pasar página del traumático divorcio de Podemos y evitó las referencias. Sí atizó a la formación de Pablo Iglesias y a la de Albert Rivera por "copiar las miserias del bipartidismo" al apostar para la campaña por debates a cuatro, cuando IU siempre ha defendido los encuentros con "todas las fuerzas políticas", incluso cuando se hallaba en la cresta de la ola, antes de las europeas, y no existía Podemos en las instituciones.

Otros nueve aspirantes

El diputado malagueño espera que la participación en las primarias sea "masiva", aunque no quiso adelantar cifras. Pero el proceso en sí mismo es muy apresurado, porque la campaña comienza el sábado 17, y hasta el 21 de octubre, y la votación se prolongará del 22 al 26. El 28 ya estarán los resultados provisionales y, al día siguiente, los definitivos. Contra Garzón rivalizan otros nueve aspirantes para hacerse con la candidatura a la Presidencia del Gobierno de AeC: Miguel Ángel Vázquez (Por Un Mundo + Justo), Aitor Álvarez (Equo), Jesús Márquez (Alhaurín Despierta, +Democracia), Álvaro Martín Valero (Podemos), Irene Martínez (simpatizante de IU de la federación de Francia), Antonio Pallas (Partido Multicultural por la Justicia Social), Miguel Prados (fundador de listaabierta.org), Rafael Santana (Partido Verde Canario-Los Verdes) y Jesús Rodríguez Sendarrubias (sin afiliación).

Lo que no está clara aún será la denominación que adopte la coalición, y cómo aparecerá en las papeletas. Dado que los promotores de AeC se marcharon y registraron la marca con el objetivo de que no compitiese contra Podemos, sus actuales portavoces están buscando una alternativa, y se barajan opciones como Ahora en Confluencia o Unidad Popular. IU, mientras, aspira a ver visualizadas sus siglas. En la cúpula entienden que, "a estas alturas del proceso", conviene no despistar más a los votantes. El propio Garzón aseguró que se está trabajando para que "no haya confusión" y el elector que quiera apostar por IU sepa que está dentro de la candidatura unitaria.

El candidato pide a Podemos que no caiga en las “miserias del bipartidismo“ al apostar por un debate a cuatro en campaña, sin presencia de otras fuerzas

Sobre pactos, reserva. El parlamentario de IU sólo recordó que el bipartidismo "ha sido parte del problema y no puede ser parte de la solución". "Hay que estar abierto a cualquier tipo de pactos siempre que se hable de lo fundamental, el programa" y el que él propone es "de ruptura", señaló, y por eso le parece "más probable" una alianza "entre PP, PSOE y Ciudadanos" que con AeC.

Garzón, con Cayo Lara en primera fila. (EFE)
Garzón, con Cayo Lara en primera fila. (EFE)

Garzón estuvo acompañado durante su acto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, además de por Lara, Barrena, Centella y Maíllo, por otros dirigentes de IU, como Clara Alonso –la jefa de campaña para el 20-D–, Lara Hernández, Lola Sánchez o los diputados en el Congreso Álvaro Sanz y Ricardo Sixto. La representación podía haber crecido, pero hoy la federación estaba de luto por la muerte, a los 53 años, de quien fuera coordinador de EUiA de 2000 a 2012, Jordi Miralles.

También acudió a arroparle el edil de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, y otros responsables como Fran Pérez (Izquierda Republicana), Lidia Falcón (Partido Feminista) –ambas formaciones integradas en IU– o los números 2, 4 y 5 de la candidatura avalada por Garzón en Madrid, Sol Sánchez, Begoña Marugán y Víctor Rocafort. No asistió ningún representante de Izquierda Abierta, la formación de Gaspar Llamazares, que en Madrid se ha aliado con el sector llamado Espacio Plural para presentar su propia lista a las primarias de AeC.

Maíllo sólo tuvo palabras de elogio para Garzón, cuya candidatura, dijo, es una "magnífica noticia para la izquierda". El diputado representa la "honestidad intelectual y política", la "ética de la convicción" frente al "tacticismo que ha condenado a la izquierda", la "bonhomía". Y es un "valiente". Cosa que puntúa, como recordó, retrotrayéndose a Virgilio, sacando su faceta de profesor de Latín: "La fortuna ayuda a los valientes".

Elecciones Generales

El redactor recomienda