según un informe interno de tributos

Hacienda registró la casa de Zandi, el socio iraní de Cebrián por posibles delitos fiscales

Los técnicos de la Agencia Tributaria consideran que Massoud Zandi simuló vivir en el extranjero para evitar tributar por sus numerosas sociedades en paraísos fiscales

Foto: El empresario hispano-iraní Massoud Zandi. (EC)
El empresario hispano-iraní Massoud Zandi. (EC)

El petróleo y el arte pueden tener los mismos vicios fiscales. Massoud Zandi, amigo íntimo de Juan Luis Cebrián, presidente de Prisa, con el que comparte negocios, tiene también una relación muy cercana con la Agencia Tributaria, que le sigue la pista desde hace casi tres años por los mismos presuntos delitos fiduciarios por los que se han pedido tres años de cárcel para Borja Thyssen. Según un informe interno de los inspectores del Ministerio de Hacienda, el empresario español de origen iraní, que aparece en los papeles de Panamá del despacho Mossack Fonseca con numerosas compañías 'offshore', utilizó estructuras societarias en paraísos fiscales para eludir el pago de tributos en España.

[Lea aquí: Cebrián acuerda pagar 14,69 millones a una 'offshore' de Zandi en un banco suizo]

La citada documentación interna de los servicios jurídicos de la Agencia Tributaria denuncia que Zandi “simuló ser no residente en España durante un largo periodo, desde finales de 1999 hasta finales de 2011”, años en los que el empresario hizo constar que tenía domicilios en Luxemburgo, Suiza y Dubái. Sin embargo, para los técnicos dependientes de Cristóbal Montoro, “constan numerosos datos que apuntan a que Zandi Goharrizi Massoud tiene la base de su actividad en España, donde aparecen medios materiales y humanos para la gestión de sus múltiples proyectos y negocios, fundamentalmente, en el sector del petróleo, gas y minería”.

[Lea aquí: 'Zandi paga a Cebrián desde Seychelles los impuestos de su ‘regalo’ en la petrolera']

El informe, fechado en mayo de 2015 y al que ha tenido acceso El Confidencial, pone de manifiesto que el empresario creó con la ayuda de un inspector de Hacienda del Estado en excedencia un entramado societario exterior para facturar los ingresos de sus múltiples empresas, valiéndose de “jurisdicciones fiscales benévolas” para regatear sus obligaciones fiscales en España. En concreto, los técnicos de la Agencia Tributaria sostienen que Zandi, que vive en una lujosa mansión de 1.000 metros en la exclusiva urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón, se sirvió de países como Suiza, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Islas Cook, Singapur, Samoa y Seychelles para realizar importantes contratos con distintas sociedades españolas y extranjeras.

Una estructura fiduciaria domiciliada entre la Unión Europea y territorios opacos a las autoridades fiscales españolas que “le ha podido proporcionar importantes beneficios, sin que estos hayan tributado en nuestro país y, posiblemente, en ninguna otra jurisdicción fiscal”. La investigación desvela que Zandi tenía cuentas bancarias en el exterior, dado “el importante volumen de fondos que se pone a disposición de la sociedad -Golden Vending SL- a través de la cual actualmente Zandi posee su patrimonio inmobiliario en España”.

El presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. (EFE)
El presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. (EFE)

Para la Agencia Tributaria, no cabe duda de que la única finalidad de la operativa llevada a cabo por el peculiar empresario, que comparte aventura petrolera con Cebrián en Sudán del Sur a través de una empresa luxemburguesa, era “ocultar tanto su presencia en las operaciones investigadas, como el origen de los fondos empleados”. En este sentido, el informe concluye que el uso de sociedades instrumentales gestionadas de forma opaca por despachos de abogados en Luxemburgo, Suiza y Panamá le permite ser titular de propiedades en cualquier lugar del mundo, “ocultando la identidad de su propietario, así como transferir o recibir importantes cantidades de fondos, utilizando cuentas bancarias en distintos paraísos fiscales o territorios de baja tributación”.

Por todas estas sospechas, la Agencia Tributaria solicitó una autorización judicial urgente para hacer una redada en los domicilios personales y profesionales de Zandi sin avisar al empresario, del que se temía que pudiera destruir pruebas. Hacienda pidió permiso al juzgado el 22 de mayo para entrar el 1 de junio con un ejército de inspectores y técnicos en su mansión de Pozuelo de Alarcón, así como en el Paseo de la Castellana 42 de Madrid. sede de sus empresas Golden Vending, Trade Petroleum, Star Petroleum y SP Mining.

Por estas sospechas, la Agencia Tributaria solicitó una autorización judicial urgente para hacer una redada

El mismo lugar donde en 2004 se instaló la Fundación Atman, el 'think tank' del PSOE, de la que el propio Zandi fue financiador y presidente y en cuyo consejo rector se encontraban personalidades como Juan Luis Cebrián, su exmujer y Felipe González. Una organización sin ánimo de lucro que fue constituida por el notario Juan Díez Herrera, el mismo que creó Trade Petroleum -una de las sociedades investigadas, al constar sus accionistas en el paraíso fiscal de Nieu- y que también aparece entre los clientes vip de Mossack Monseca con poderes de varias sociedades 'offshore'.

“Para el total y completo conocimiento por parte de la inspección de los tributos de estas sociedades y estructuras fiduciarias, así como de las rentas desviadas hacia las mismas, es necesaria la entrada y registro en las oficinas del contribuyente”, justificaron los técnicos de la Agencia Tributaria, ya que, según sus cálculos, “las cuotas defraudadas en los ejercicios objeto de investigación podrían superar el umbral penal”.

 

N de R:

Tras la publicación de este artículo, Massoud Zandi envió una carta de replica a El Confidencial y a la Sexta en la que explica lo siguiente:

"Me dirijo a usted en relación con las informaciones que ha publicado en el medio digital El Confidencial en los recientes días sobre mi persona, las sociedades en las que participo y mis actividades. En concreto, sobre la información publicada en el día de hoy y, en el ejercicio del derecho de réplica que me asiste, para manifestar lo siguiente:

Que no tengo conocimiento de que haya sido denunciado por la Agencia Tributaria, por lo que es absolutamente falso que la administración fiscal española haya interpuesto denuncia alguna por la posible comisión de delitos. Que actualmente, tanto mi persona como varias sociedades en las que ostento participación con intereses en España, están siendo objeto de una inspección tributaria ordinaria, la cual se encuentra en fase de instrucción, por lo que es imposible afirmar que de la misma se haya derivado consecuencia administrativa, fiscal o penal alguna.

Que tal y como he acreditado en el transcurso de las actuaciones de dicha inspección, mi residencia está en Dubai, hecho éste controvertido para la inspección y sobre el que se basa fundamentalmente la discrepancia con ésta". 

Papeles Panamá

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios