Es noticia
Menú
¿Robots para combatir la inflación? Su uso se dispara ante la falta de trabajadores
  1. Economía
Se triplican en la última década

¿Robots para combatir la inflación? Su uso se dispara ante la falta de trabajadores

Las instalaciones de robots industriales crecieron un 27% el año pasado y en EEUU se han disparado un 28% en el primer trimestre de este año para paliar la Gran Renuncia

Foto: Un robot y un dron expuestos en el 5G Forum 2022. (EFE/Raúl Caro)
Un robot y un dron expuestos en el 5G Forum 2022. (EFE/Raúl Caro)

El repunte de la inflación, no solo en España sino en todo el mundo, está asestando un duro golpe al tejido empresarial y obliga a muchas empresas a operar a medio gas e incluso paralizar su producción en aquellas con una fuerte demanda de electricidad, como la industria electrointensiva. Otras están optando por la robótica no solamente para seguir con su operativa diaria, sino también para impulsar su productividad, ahora que también se suma la falta de trabajadores y el aumento de los salarios. Un cóctel que está impulsando también un crecimiento estructural de la automatización.

Esta apuesta por los robots, que ha provocado que el número de sus fabricantes se dispare en los últimos años, es uno de los elementos clave en el fuerte gasto de inversión que están realizando muchas compañías, tras poner en jaque la guerra de Rusia en Ucrania y la política de 'covid cero' la globalización de muchas de ellas.

Ben Laidler, estratega de Mercados Globales de eToro, ha señalado que las instalaciones de robots industriales, por ejemplo, se triplicaron en la última década, crecieron un 27% el año pasado y en Estados Unidos un 28% en el primer trimestre de este año. Las industrias de automatización, robótica e inteligencia artificial son otro segmento que ve un lado positivo de las presiones macro actuales, como las energías renovables y los vehículos eléctricos, a pesar del colapso de la valoración tecnológica.

Foto: El 'cyberdog' de Xiaomi. (M. McLoughlin)

Esta apuesta por los robots se produce en un momento de caídas en el crecimiento de la población en edad de trabajar, especialmente en los mercados desarrollados y China, ya que tocaron techo al alcanzar el 66% hace casi una década. Este empleo de máquinas en lugar de trabajadores puede agudizarse en el sector de la alimentación y el comercio minorista, debido a que "tienen una alta proporción de empleados/ventas, menores márgenes de beneficio y están experimentando aumentos salariales más fuertes", esgrime Ben Laidler.

Los robots industriales tendrían un enorme margen de crecimiento y pueden alcanzar los 110 por cada 10.000 trabajadores, sobre todo si se abren hueco en otros sectores como la industria automotriz. En Japón y China son más frecuentes en su cadena de valor y muy pronto irán ganando presencia en Europa y Estados Unidos. Además, la implementación del 5G actuará de gran facilitador de la automatización.

David Polak, director de Inversiones de Renta Variable de Capital Group, ha destacado el auge de los robots. "Si nos fijamos en las empresas manufactureras en concreto, vemos cada vez más avances tecnológicos. Conocemos bien el poder de los robots industriales para realizar algunas de las tareas más repetitivas en el montaje de maquinaria, como los coches y los iPhones, por ejemplo. Pero estamos asistiendo a una combinación de sensores y paquetes de 'software' de automatización más sofisticados, que permiten a las empresas automatizar mucho más de lo que podían hacer hace cinco años y, desde luego, hace 10. Estos niveles de innovación podrían compensar fácilmente la productividad de algunos de los mayores costes de la deslocalización".

El repunte de la inflación, no solo en España sino en todo el mundo, está asestando un duro golpe al tejido empresarial y obliga a muchas empresas a operar a medio gas e incluso paralizar su producción en aquellas con una fuerte demanda de electricidad, como la industria electrointensiva. Otras están optando por la robótica no solamente para seguir con su operativa diaria, sino también para impulsar su productividad, ahora que también se suma la falta de trabajadores y el aumento de los salarios. Un cóctel que está impulsando también un crecimiento estructural de la automatización.

Inflación Productividad Globalización
El redactor recomienda