Es noticia
Menú
Europa limita el embargo y deja sin sanciones al 74% de la banca rusa
  1. Economía
INFORME DEL INSTITUTO PETERSON

Europa limita el embargo y deja sin sanciones al 74% de la banca rusa

La guerra también se juega en el sistema financiero. Y en este caso, Rusia, por el momento, está saliendo bien parada. La mayor parte de sus bancos continúa operando con cierta normalidad

Foto: Foto: EPA/Maxim Shipenkov.
Foto: EPA/Maxim Shipenkov.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Un dato lo dice todo. O casi todo. De los 10 bancos más grandes que existen en Rusia, Europa solo ha bloqueado la actividad financiera de cuatro. O lo que es lo mismo, expresado en rublos, las sanciones apenas han afectado a la cuarta parte de los activos en poder de la banca rusa (sin contar el banco central). ¿Qué estrategia ha seguido EEUU? Pues ha sido más agresivo en las sanciones. En este caso, seis de los grandes bancos rusos están bloqueados.

De las sanciones, incluso, se ha salvado Sberbank, que es la entidad financiera más grande de Rusia y de Europa oriental, lo que explica que sumando los activos bloqueados tanto por EEUU como por Europa, algo más de un tercio del sistema financiero ruso (el 36%) sigue operando con normalidad. Entre ellos, Gazprombank, el tercer banco más grande del país, además del primero (Sberbank). Mientras que EEUU ha bloqueado el 38% de los activos, la Unión Europea ha actuado con sanciones sobre el 26%. El 74% restante, por lo tanto, sigue intacto. Expresado en otros términos, de los 112.400 millones de activos rusos en rublos, 40.300 millones han escapado a las sanciones de EEUU y Europa.

Los datos aparecen en un trabajo editado por el Peterson Institute for International Economics (PIIE), un 'think tank' con sede en Washington que recrimina a Occidente que haya dejado sin sanciones buena parte del sistema financiero ruso, lo que explica que el país viva con una cierta normalidad. Entre otras razones, porque las rentas del petróleo y del gas siguen llegando a Moscú, al estar exentas del embargo europeo.

Recientemente, el Tesoro de EEUU anunció que las transacciones con Sberbank y Alfa Bank deben finalizar el 12 de abril y el 5 de mayo, respectivamente, pero las operaciones de energía seguirán exentas de las sanciones a Sberbank, el más grande del país. Alfa Bank, por su parte, según Reuters, ha anunciado que detendrá temporalmente las transacciones en dólares estadounidenses con sus contrapartes, pero continuará con las transacciones en rublos, euros y otras monedas.

La UE, recuerda el estudio, hasta ahora ha concentrado su fuego financiero en solo siete instituciones financieras rusas: VTB (el segundo banco más grande de Rusia por activos), Promsvyazbank (6), Otkritie (8), Sovcombank (9), Rossiya Bank (16), Novikombank (24) y la sociedad de inversión VEB.RF, que no tiene licencia como banco, pero tiene activos que la situarían entre las 10 primeros. Estos siete bancos fueron excluidos del sistema de pagos global Swift, con sede en Bélgica, el pasado 1 de marzo, pero el resto continúa operando.

Alterar la vida diaria

Hay que tener en cuenta que la decisión de separar a los bancos rusos del sistema Swift, lo que en su día se consideró el ‘botón nuclear’ de las sanciones de Occidente contra Rusia, solo afecta a siete entidades que únicamente representan alrededor del 22% de los activos totales del sistema bancario. La razón principal que esgrimió Occidente para excluir a muchos bancos de las sanciones fue que no se pretendía alterar la vida diaria de las personas, sino presionar al sistema político y financiero articulado en torno a Putin.

Foto: Manifestante, con una pancarta de 'Paren a Putin' en Lausana, Suiza. (EFE)

No es de extrañar que recientemente el Banco Central Europeo (BCE), como supervisor de las entidades financieras, enviara una carta a varios parlamentarios europeos en la que minimizó la exposición de la banca europea a Rusia.

Tampoco la banca rusa está sufriendo una presión que ponga al borde del abismo su actividad, pese a que el banco central no puede acceder a casi la mitad de sus 609.400 millones de dólares en reservas para respaldar el rublo, que cayó bruscamente después de la invasión, aunque ya se ha recuperado. Moscú estudia ahora emprender acciones legales contra los países que han ejecutado el embargo de sus reservas.

No hay que olvidar que a partir de la invasión de Crimea, en 2014, Moscú comenzó a poner en marcha un sistema de pagos alternativos al duopolio occidental (Visa y Mastercard), que ha suspendido sus actividades en Rusia. En estos momentos, hay más de 100 millones de tarjetas Mir en circulación —la que se eligió como una alternativa a las occidentales—, lo que representa cerca de un tercio de la participación total del mercado. Entre otros motivos, por la obligación de usarlas por parte de los empleados públicos y los jubilados. Una billetera digital, Mir Pay, lanzada en 2019, igualmente continúa funcionando en dispositivos Android.

Foto: Moscú, Rusia (EFE)

Igualmente, la gran banca rusa está explorando el uso de UnionPay, el sistema de pagos chino que está teniendo muchas dificultades para extenderse por el planeta. Ahora tiene la oportunidad de hacerlo en Rusia. Los grandes bancos, incluidos Sberbank y Alfa Bank, se encuentran entre los que dijeron a principios de marzo que explorarían el uso del sistema. Un alto ejecutivo de pagos, según 'Financial Times', estimó que la emisión de tarjetas UnionPay podría aumentar entre 100 y 1.000 veces en Rusia. Eso podría marcar una victoria estratégica para Pekín.

La salida de la banca occidental de Rusia, en todo caso, está provocando una renacionalización del sistema financiero, aunque sea a manos privadas. Recientemente, Société Générale, una de las grandes entidades europeas, anunció que venderá Rosbank —que ahora opera normalmente— por 3.100 millones de euros a una sociedad de inversión propiedad del oligarca Vladímir Potanin, dueño de un complejo minero de níquel y propietario de un banco. Junto con Raiffeisen Bank de Austria y UniCredit de Italia, SocGen es una de las instituciones financieras de Europa occidental con mayor presencia en Rusia, y la primera de las tres en encontrar comprador.

Un dato lo dice todo. O casi todo. De los 10 bancos más grandes que existen en Rusia, Europa solo ha bloqueado la actividad financiera de cuatro. O lo que es lo mismo, expresado en rublos, las sanciones apenas han afectado a la cuarta parte de los activos en poder de la banca rusa (sin contar el banco central). ¿Qué estrategia ha seguido EEUU? Pues ha sido más agresivo en las sanciones. En este caso, seis de los grandes bancos rusos están bloqueados.

Sistema financiero Unión Europea Banca Petróleo Banco Central Europeo (BCE) Vladimir Putin Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda