Bruselas avisa: España es el país que más protege a sus eléctricas de la competencia
  1. Economía
Según un estudio publicado por la CE

Bruselas avisa: España es el país que más protege a sus eléctricas de la competencia

Un estudio publicado por la Comisión Europea advierte de que España es el país de Europa que más barreras pone a la competencia en los mercados de comercialización de la electricidad y el gas, dominado por las 'utilities'

placeholder Foto: Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

España es el país que más barreras pone a la competencia en los mercados de comercialización minorista de electricidad y gas. Según un estudio publicado por la Comisión Europea, de los 45 parámetros que el sector identifica como barreras de entrada, en España se identifican 25 restricciones, más que cualquier otro país de Europa, superando a otros países del entorno como Francia, Italia, Alemania, Portugal o Reino Unido.

En el índice que mide la intensidad con que cada país restringe la competencia, España no es el que peor parado sale, pero sí con respecto a los países más comparables. De los 28, se sitúa en el lugar 18º del 'ranking' en el mercado de electricidad. Solo Francia (19º) está por debajo. Portugal (7º), Italia (12º), Reino Unido (9º) o Alemania (10º) obtienen una puntuación muy superior. España supera a países del este de Europa (a la cola de la clasificación) y está muy lejos de los nórdicos (que lideran la tabla). En el caso del gas, también aparece situado peor que Francia y el resto de países del entorno, de nuevo solo por delante de los países del este.

Entre las barreras a la competencia analizadas, una de las que peor dejan a España es la que trata de analizar la ventaja que tienen los grandes grupos verticales incumbentes del país. Es decir, que además de la comercialización, controlan la distribución y la generación (Iberdrola, Endesa, Naturgy y EDP en España).

España es el cuarto país de Europa donde más ventaja tienen los grandes en el mercado eléctrico. Solo Chipre, Croacia y Polonia acumulan más poder. En el mercado del gas, España da un control a sus grandes grupos verticales y solo es superado por Eslovenia, Polonia, Croacia y Bulgaria.

El estudio, que desagrega el análisis por cada país, señala que los incumbentes en España (Iberdrola, Endesa, Naturgy y EDP), en general, pueden "utilizar tácticas en precios, acceso a clientes, facturación combinada y otros mecanismos que no están disponibles para los nuevos competidores, cuya base de clientes es pequeña". Añade, además, que los incumbentes en España tienen ventaja a la hora de trasladar a los clientes del mercado regulado al liberalizado, incluso con estrategias que rozaban la ilegalidad por la falta de información al usuario y que fueron sancionadas por la CNMC. El estudio sostiene que sus teléfonos de atención al cliente y sus oficinas físicas tanto para clientes regulados como no regulados ayudaron al trasvase de un mercado al otro, donde se consiguen mayores márgenes.

En paralelo a lo anterior, sostiene que los grandes proveedores pueden utilizar tácticas de fijación de precios a las que no llegan los pequeños consumidores, como ofrecer descuentos no relacionados con el sector de la energía (descuentos en centros comerciales o campañas de 'marketing' a gran escala), lo que expulsa la competencia.

España se sitúa como el país que más ventaja da a los incumbentes, solo por detrás de algunos países del este

Otro problema añadido a esto es, según otro factor que identifica el análisis de la Comisión Europea para España, la falta de transparencia. En el caso español, creen que la gran cantidad de datos que manejan les da una ventaja añadida incluso con el uso de información indebida por el que han llegado a ser multadas. No hay que olvidar que la regulación señala que las empresas que tienen la distribución, actividad regulada y la comercialización, en libre mercado, deben establecer una muralla china entre ambas.

Sin embargo, la percepción del sector es que esto no siempre se cumple con la separación de actividades e incluso se utiliza en beneficio propio de los grandes grupos verticalmente integrados. En España, entre Iberdrola, Endesa y Naturgy, acaparan cerca del 90% de los clientes de electricidad. Algo similar sucede en el mercado del gas, donde la propia Naturgy tiene una base de clientes muy superior a la de cualquiera de sus competidores.

También incide el estudio en la dificultad a la hora de cambiar de compañía: los usuarios consultados para el análisis refirieron una mala experiencia o pobre opinión del proceso de cambio cuando decidieron irse a otra compañía.

No obstante, para los expertos del estudio publicado por la Comisión Europea, existen otros problemas que contribuyen a que el mercado de la electricidad y del gas sea uno de los que peor funcionan en toda Europa. Ahí identifica las tarifas reguladas, las cargas regulatorias así como la incertidumbre regulatoria del sector o el acceso desigual al mercado mayorista, entre otros.

El propio estudio destaca el dinamismo de mercados como el de Reino Unido o Dinamarca. Otros que controlan el mercado a través de grandes grupos como Francia con EDF, Italia con Enel, o Portugal con EDP, benefician directamente al Estado, ya que ambos grupos están controlados por el poder público.

A diferencia de lo anterior, en España, Iberdrola, Endesa, Naturgy o EDP están controladas por 'utilites' extranjeras (Enel es dueña de Endesa y EDP controla Viesgo y la antigua Hidrocantábrico) o fondos internacionales (el fondo soberano de Qatar es el principal accionista de Iberdrola y Naturgy está participada por GIP, CVC, La Caixa y ahora podría desembarcar IFM).

Comisión Europea Naturgy Electricidad Reino Unido Endesa Polonia Enel CNMC Iberdrola Renovables
El redactor recomienda